Coches en verano

El truco casero para enfriar el coche en menos de 1 minuto sin encender el aire

Cuando el calor aprieta, nada mejor que este truco para refrescarlo rápidamente

¿Tu coche se calienta demasiado en verano? Este es un problema recurrente y un fenómeno temido por los automovilistas porque puede tener graves consecuencias. Un motor sobrecalentado puede romperse y provocar reparaciones importantes. Así que es lógico plantearse qué hacer en una situación así.

¿Qué podemos hacer para enfriar el motor de un coche sobrecalentado?

Primero, es importante saber cómo un coche puede llegar a unas temperaturas tan altas. El motor de combustión interna, gasolina o diesel, produce calor, se llama motor de "explosión". La combustión se produce en los cilindros, y la fricción que se produce libera calor.

Este calor debe ser evacuado, pues esta es la función del sistema de refrigeración del motor. En caso de falla de uno de sus componentes, el calor se acumula en el motor y puede conducir rápidamente a problemas importantes.

Aire acondicionado
Para enfriar rápidamente el interior de un coche, el aire es una gran opción | Getty Images

Pero no solo el problema lo podemos encontrar con el motor del coche. De hecho, también es muy común que, con las altas temperaturas, el interior de nuestro vehículo se sobrecaliente en exceso. Y esto puede ser un horror cuando debemos entrar en él.

1. Vigila la temperatura

La primera señal de advertencia es la aguja de temperatura del motor. La temperatura normal de un motor de combustión es de unos 90°C, y rara vez supera los 100°C. Hablamos de sobrecalentamiento en cuanto esta temperatura supera los 120°C.

Una segunda señal debería alertarlo cuando la luz de advertencia roja que indica un problema de enfriamiento se encienda en su tablero. Solo existe una alternativa: detener el vehículo antes de que sea demasiado tarde.

2. Busca la fuga

La causa más común de sobrecalentamiento suele ser un problema de fuga de refrigerante. Revisa el nivel del líquido, será un buen indicio de la presencia de una fuga. En algunas ocasiones, es posible encontrar restos de esta en el suelo. De todos modos, deber ser consciente de que es mejor no abrir la jarra de refrigerante si su automóvil está caliente.

Persona revisando el sistema del aire acondicionado de un coche
Es importante comprobar que no exista ninguna fuga | Getty Images

Pues el líquido bajo presión podría quemarlo. Una manguera, (tubo de goma encargado de transportar el refrigerante) puede rajarse, y finalmente presentar una fisura. Lo ideal es llenar el refrigerante hasta el nivel recomendado.

3. Revisa el radiador

La función del radiador es disipar el calor transportado por el refrigerante. Pero con el paso de los años el radiador puede obstruirse y obstruirse, por lo que ya no puede enfriar el líquido.

Una opción es limpiarlo con un chorro de agua o aire comprimido. Por otro lado, el ventilador también puede ser el culpable de ese calor "infernal". También es recomendable revisar las cuchillas, el interruptor térmico y las conexiones eléctricas. Por ello, se recomienda acudir a un especialista cualificado.

4. Cuidado con el termostato

El termostato, a menudo llamado calorstato, está ubicado en el cárter. Este aparato ayuda al motor a alcanzar su temperatura fría ideal. Es importante evitar que el refrigerante pase a través del radiador para enfriarlo. Pero en caso de incumplimiento, puede permanecer bloqueado, esto significa que el refrigerante ya no puede acceder al radiador y hacer su trabajo.

Mujer limpiándose el sudor de la frente con un pañuelo por el calor dentro de un coche
El termostato es una pieza clave para saber la temperatura del coche | Getty Images

¿Y cómo enfriar el interior del coche rápidamente?

El verano y sus altas temperaturas suelen ser causa de problemas para los vehículos y sus lunas. El calor en el automóvil puede causar que el parabrisas se agriete en algunos casos. 

Las temperaturas de las ventanas, que pueden acercarse a los 70 grados bajo la luz solar directa, pueden causar inconvenientes a corto plazo para el acristalamiento. Pero existe un truco muy sencillo que te ayudará a enfriarlo rápidamente.

El truco viene de la mano de un profesor japonés: debes bajar la ventanilla del coche del copiloto. Y, seguidamente, abrir y cerrar la puerta del conductor rápidamente, de forma enérgica, entre cinco a seis veces.

Aunque pueda parecer sorprendente, esta técnica es muy útil. Y, mejor aún, en solo unos pocos minutos la temperatura del vehículo será muchísimo más agradable.