Caminando en pareja

La distancia exacta que hay que caminar para perder hasta 3 kg en solo una semana

¿Sabías que caminar puede ser ideal para adelgazar sin mucho esfuerzo?

La actividad física juega un papel importante en el mantenimiento de la salud, el bienestar y la calidad de vida. Los que practican ejercicio físico con regularidad mejoran su salud a la vez que aumentan su esperanza de vida.

Y es que la actividad física, practicada de forma regular o incluso a diario, tiene muchas virtudes y es una excelente manera de prevenir enfermedades crónicas. Pero existen algunos ejercicios, fáciles de hacer y de practicar, que pueden ser ideales para quienes no desean complicarse mucho. Y caminar es un buen ejemplo.

¿Qué beneficios proporciona hacer ejercicio físico con regularidad?

Sabemos que la actividad física, practicada con cierta regularidad, es enormemente útil a la hora de prevenir enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2, las cardiopatías o el cáncer.

También es muy útil para mejorar la concentración, la atención y otras funciones cerebrales, manteniendo así una buena y adecuada salud mental. Pero, además, también es ideal a la hora de reducir los niveles de estrés y ansiedad, mejorando con ello el sueño.

Por lo tanto, hacer ejercicio físico regular es una forma efectiva de prevenir muchos riesgos para la salud, a cualquier edad. ¿Y cuáles son sus beneficios en adultos y mayores?

Dos mujeres con ropa de deporte mirando fijamente a cámara
Salir a caminar beneficia tanto a jóvenes como a mayores | Getty Images

Lo cierto es que caminar retrasa el desarrollo de la aterosclerosis, una enfermedad degenerativa de los vasos sanguíneos. Además, reduce los síntomas y las complicaciones después de un ataque al corazón, además de los síntomas asociados a la artritis. Una buena caminata también aumenta la fuerza ósea, promueve el mantenimiento de la masa muscular y ayuda a desarrollar el sentido del equilibrio. 

Esto último es muy importante para reducir el riesgo de sufrir caídas y prevenir fracturas. Finalmente, quizá uno de los mayores beneficios de salir a caminar sea el hecho de que ayuda a mantenerse independiente por más tiempo.

Caminar, una de las mejores decisiones que podemos tomar

Lo cierto es que caminar no es una actividad física que requiera equipos sofisticados. Al contrario, además de económica, no es competitiva. Y, lo que es mejor aún, es muy fácil de realizar.

Para aprovechar los beneficios de caminar, puede ser rápido o moderado. Depende de cada uno decidir el ritmo que más le convenga según sus gustos y capacidades físicas. 

Lo importante es incluir una media hora muy corta de caminata en un momento del día que sea conveniente y que no interfiera con otras obligaciones diarias. Además, podemos practicarlo en familia.

Caminando
Caminar ofrece muchos beneficios a la salud | Getty Images

Caminar promueve la pérdida de peso

Para el cuerpo, caminar es beneficioso para mantener las articulaciones flexibles y ágiles. Desarrolla el tono muscular sobre todo si se practica un movimiento de brazos. Este movimiento relaja la parte superior del cuerpo al mismo tiempo. La salud del corazón también mejorará.

Caminar también es una forma efectiva de perder peso o mantener un peso saludable. Para obtener el máximo beneficio, debe haber una ligera dificultad para respirar al final de la actividad. Por supuesto, caminar más rápido también es muy beneficioso, pero no es absolutamente necesario para conseguir esa pérdida de peso.

Pero, ¿cuánta distancia deberíamos caminar?

Aunque ya sabemos que caminar puede ser muy útil para adelgazar, no solo es necesario mantener cierta regularidad; sino que, además, es esencial saber cuánta distancia habría que recorrer. Se sabe que caminar una media de 2.000 pasos, en un kilómetro y medio, ayuda a quemar alrededor de 100 calorías.

Caminando
Los expertos recomiendan hacer alrededor de 10.000 pasos diarios | Getty Images

Por lo que, de acuerdo a los expertos, sería necesario hacer unos 10.000 pasos al día, lo que equivaldría a 7,5 kilómetros. Si conseguimos hacerlo, reduciríamos hasta medio kilo en una única caminata.

Pero ojo: si es la primera vez, lo ideal es hacerlo mediante intervalos, intentando caminar durante medio minuto a un ritmo tal que podamos mantener una conversación. Y, luego, durante el siguiente minuto, hacerlo más rápido. Además, las veces que caminemos a la semana es también fundamental. ¿Lo mejor? Hacerlo a diario, durante al menos 30 minutos.