Primer plano de Sara Carbonero con rostro serio

La dieta que permite a Sara Carbonero estar más delgada que nunca a los 38 años

Su alimentación guarda un secreto que debes descubrir para probarlo por ti misma

Desde el primer momento que apareció en televisión Sara Carbonero se convirtió en un referente a seguir. La periodista, que ahora también explota su faceta de influencer, siempre causa envidia debido a su cuerpazo.

Con 38 años, se mantiene igual, o mejor, que en los comienzos de la trayectoria. Para conseguirlo, la famosa apuesta por un estilo de vida saludable en el que tiene mucho que ver la alimentación.

Además de su programa de ejercicios, sigue una dieta especial que la ayuda a mantenerse siempre perfecta incluso cerca de los 40. Ahora, hemos podido conocer los secretos de su rutina para poder incorporarlos también a la nuestra.

La base de la dieta de Sara Carbonero

Son varios los alimentos presentes en la dieta de Sara Carbonero. Sin embargo, hay algunos que tienen mucho más peso que otros. Es el caso, por ejemplo, de las verduras y las frutas orgánicas.

Sara Carbonero sonriente y vestida de blanco con fondo blanco
Sara Carbonero basa su dieta en frutas y verduras de temporada | GTRES

Otros que no pueden faltar son las proteínas del pescado, así como el pan de masa madre. En definitiva, la famosa sigue una dieta que se podría considerar como “flexitariana”.

Es decir, la base de su alimentación son los vegetales y, de forma ocasional, el pescado, los lácteos y los huevos. Algunas de sus frutas favoritas son las naranjas, las manzanas, los kiwis o las fresas. En la categoría de las verduras, destacan el calabacín y los espárragos.

1. El desayuno que sigue la periodista

Pero no solo sabemos los alimentos que consume Sara Carbonero en su día a día para mantenerse así de perfecta. Además, también conocemos cómo los reparte a lo largo de la jornada.

Parece que la famosa hace tres comidas: desayuno, comida y cena. Para romper el ayuno, decide decantarse por frutas con alto contenido en antioxidantes. Además, siempre son de temporada.

Primer plano de Sara Carbonero sonriente
Si tiene hambre entre comidas, la periodista incluye en su dieta frutos del bosque, como arándanos | Europa Press

Algunos ejemplos pueden ser las naranjas, los kiwis y las fresas. Por otro lado, tampoco falta el yogur casero y una infusión. Para acompañar, consume pan integral y algunos de los considerados como superalimentos, como es el caso del baobab.

2. A la hora de comer se decanta por estos alimentos

Para la hora de la comida, Sara Carbonero se decanta por platos como el cuscús. Además, lo acompaña de cúrcuma en polvo y algunos frutos secos, como son los cacahuetes.

Por otro lado, también elige alimentos como los dátiles, el queso feta o el tomate. No faltan tampoco en su dieta el perejil, las pipas de calabaza o el sésamo, así como las verduras.

3. Sus cenas también son espectaculares

Cuando llega la hora de la cena, la periodista se decanta por alimentos de fácil digestión, como son las cremas de verduras aderezadas tanto con hierbas como con especias frescas.

En el caso de que le apetezca picar algo entre horas, a media mañana o en la merienda, huye de los ultraprocesados y elige frutos del bosque, como los arándanos.

Primer plano de Sara Carbonero con rostro serio
Sara Carbonero siempre cumple su dieta, pero de vez en cuando también se da un capricho | Europa Press

¿Qué hace Sara Carbonero cuando come fuera de casa?

En este punto, una de las cosas más interesantes de la dieta de Sara Carbonero, es que la famosa también tiene claro qué elegir cuando no come en su casa. Esta es una de las dudas más frecuentes cuando deseamos cuidar nuestra alimentación, pero parece que ella lo tiene claro. Así, suele decantarse por alimentos frescos, como la ensalada, acompañados de salmón. También siente debilidad por la pasta, así como por el sushi.

En definitiva, Sara Carbonero sabe que la base de un buen cuerpo empieza en una buena alimentación y por eso sigue su dieta al pie de la letra. Sin embargo, tampoco duda en darse, de vez en cuando, ciertos caprichos. A veces disfruta de una caña o una copa de vino sin problema.