Primer plano de cuatro cervezas llenas cogidas por la mano de personas

La desconocida 'dieta' de la cerveza: un hombre adelgaza 20 kilos en solo 45 días

Perdió una gran cantidad de kilos con un método que te sorprenderá

Si uno de tus objetivos principales es perder peso, seguro que te has empapado de información sobre cómo puedes llevarlo a cabo. Sin embargo, ahora ha trascendido una curiosa dieta en la que nadie había pensado, y que consiste en beber solo cerveza.

Con esta bebida, se pueden llegar a perder incluso 20 kilos en poco tiempo. Así lo ha demostrado un hombre que ha decidido llevar a cabo el método. Sin embargo, la pregunta en este punto es si se trata de un proceso saludable.

A la hora de llevar a cabo un método sano y personalizado, lo ideal es que te pongas en contacto con un especialista. Nadie mejor que una persona con formación para asesorar en cuestiones relacionadas con la alimentación y el estado físico. No obstante, no podemos ignorar la historia de un estadounidense, que ha conseguido perder sin renunciar al consumo de la cerveza.

La dieta de la cerveza ayudó a un hombre a perder mucho peso

A pesar de que se puede discutir si es el mejor método posible, la dieta de la cerveza puede funcionar. Un antiguo militar de Estados Unidos, llamado Hall, quiso demostrarlo alimentándose durante 45 días con cerveza, dejando de lado todo tipo de alimento.

Después, compartió sus resultados a través de un vídeo y resultó que había conseguido adelgazar 20 kilos. El exmilitar, procedente de Ohio, afirmó en un periódico que había notado mejoras en su salud y que ya no sentía pesadez ni hinchazón.

Una jarra helada llena de cerveza con fondo de ladrillos
Gracias a la cerveza, el exmilitar perdió peso y dejó de sentirse hinchado | Getty Images

Hall trabaja en una cervecería y ha querido apuntar en sus declaraciones que: “Realmente, una dieta común te matará más rápido de lo que lo hará la cerveza artesanal”. Además, asegura que este tipo de bebida no es tan mala, solo se convierte en perjudicial si se consume en exceso, como sucede con cualquier otro alimento.

¿Cómo llevó a cabo el método?

Para llevar a cabo esta curiosa dieta de la cerveza, Hall tomó como inspiración a los monjes de un monasterio cerca de Múnich. En el siglo XVII, con permiso de Elector de Baviera, produjeron la cerveza Doppelbock, con fines nutricionales. Se trata de una variedad muy densa y calórica que se conocía como “pan líquido”.

Durante el período en el que llevó a cabo su dieta, Hall asegura que tomaba una o dos cervezas cada día. Siguiendo de forma estricta esta técnica, lo cierto es que consiguió su objetivo.

¿Es recomendable esta dieta?

A pesar de que pueda funcionar, lo cierto es que los especialistas no recomiendan este tipo de dieta. Esta gran pérdida de peso, a raíz de una dieta muy baja en proteínas, conlleva la destrucción de la masa muscular. Además, hay que tener en cuenta los efectos del alcohol, que puede provocar daños en los riñones y en el hígado.

El estudio que respalda la posibilidad de adelgazar con cerveza

Sin embargo, Hall no ha sido el único que ha demostrado que se puede perder peso bebiendo cerveza. Un estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Oregón ya había obtenido datos al respecto.

La investigación descubrió que el xanthohumol, uno de los flavonoides presentes en el lúpulo, así como en la cerveza, hizo que los ratos con los que se llevó a cabo el experimento perdieran peso. Además, disminuyó sus niveles de colesterol.

Dos manos juntando dos botellas de cerveza
Un estudio demostró los beneficios de la cerveza, incluso contra el colesterol | Getty Images

De acuerdo con este estudio, si se quiere adelgazar seis kilos y medio, es necesario consumir sobre 350 pintas en un solo día. Solo de este modo se notaría el efecto de este flavonoide en el organismo.

En otras palabras, es necesario consumir mucha cantidad de xanthohumol si de verdad quieres perder peso bebiendo cerveza. Esto hace que no sea nada recomendable este tipo de dieta, pues un consumo excesivo podría llegar a ser incluso mortal.

En definitiva, la dieta de la cerveza es un plan nada recomendable. Lo mejor es seguir una buena alimentación, actividad física diaria y descansar de forma correcta. Hall ha perdido, además de grasa, mucha masa muscular, cosa que hay que evitar a toda costa.