Trozos de chocolate rallados sobre una superficie blanca

Día Internacional del Chocolate: cuáles son los 4 tipos de chocolate que más gustan

El chocolate cuenta con beneficios de todo tipo, además de un sabor irresistible

El chocolate es uno de esos alimentos que no pueden faltar en nuestra despensa. Aunque se trate de un producto muy consumido en todo el mundo, aún hay mucha gente que desconoce los beneficios que le aporta el organismo.

Y hoy, 13 de septiembre, está de enhorabuena. Los amantes de este dulce posiblemente ya lo sepan. Se conmemora el Día Internacional del Chocolate. Esta celebración está muy arraigada en nuestro calendario. Se viene celebrando desde 1955 en homenaje a dos personajes muy reconocidos en Estados Unidos.

Por un lado, Roald Dahl, autor de la obra Charlie y la fábrica de chocolate. También se distingue a Milton Hershey, fundador de la compañía de chocolatinas Hershey's, muy popular en el país americano.

Las 4 tabletas que no puedes perderte en el Día Internacional del Chocolate

La mejor manera de conmemorar este aniversario es deleitándose con algunos de los tipos de chocolates que encontramos en el mercado. Es cierto que posiblemente no cuente con el visto bueno de los profesionales de la salud, pero también presenta una serie de beneficios. Eso sí, siempre que se consuma con moderación.

Chocolate líquido acabado de salir del horno y colocado en un recipiente
El chocolate tiene múltiples propiedades para la salud | Getty Images

Está considerado un gran antioxidante que previene la aparición de problemas cardiovasculares y que estimula la producción de endorfinas. El más aconsejable es el chocolate negro, que cuenta con una mayor concentración de cacao y menos de azúcares y grasa.

Hay una gran variedad de chocolates, con sabores e intensidades para todos los gustos. Las tabletas suponen el 35% de las ventas del sector, entre las que destacan las siguientes.

1. Chocolate negro

Es el más puro y el que más beneficios le puede aportar a nuestra salud. Sobre todo por su mayor contenido en proteínas, fibra y la energía que proporciona. Está considerada la opción más interesante si sigues una dieta o quieres llevar un estilo de vida saludable.

Procura que contenga como mínimo un 55% de cacao. Cuanta más pureza tenga, más amargo será al carecer de azúcares o leche. Dispones de chocolates del 70%, 82% o incluso el 100% de cacao.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Los amantes del buen chocolate saben apreciar muy bien las características del negro. Destacan sobre todo su sabor y aroma tan intensos.

2. Chocolate con leche

Sigue el mismo método de producción que el chocolate negro. Sin embargo, se le incorporan lácteos a la mezcla, que suele ser por lo general leche en polvo. De esta forma se consigue que haya una menor concentración de cacao, de entre un 20 y un 40%.

Nos encontramos ante una de las variedades más consumidas. Es la opción preferida de muchos niños y adultos a la hora de la merienda. No resulta tan intenso en el paladar como el negro.

3. Chocolate blanco

Sin lugar a dudas, el chocolate blanco es el menos saludable de todos. Presenta una mayor concentración de grasas y azúcares respecto a los otros. Apreciarás como tiene un sabor mucho más dulce, que en algunos momentos puede llegar a resultar empalagoso.

Niño pequeño con la boca abierta mientras mira bolitas de chocolate
Niños y adultos se declaran apasionados del chocolate en sus distintas variedades | Getty Images

Esto se explica debido a que se fabrica en exclusiva con manteca de cacao, y en el proceso no se emplean granos de esta planta. También se le incorporan en la elaboración productos lácteos, azúcar y emulgentes. En su caso, no es la opción más aconsejable si buscas cuidar la línea.

4. Chocolate rosa

Nos encontramos con el chocolate menos frecuente de los cuatro. Adquiere un tono rosado debido a los pigmentos de la variedad de cacao utilizada, que es el Ruby. Se cultiva sobre todo en ciertas regiones de Brasil, Costa de Marfil y Ecuador.

Durante el proceso de elaboración se hace lo posible para que mantenga su color rosa, de ahí que no se le echen colorantes. En cuanto al sabor, no es ni muy dulce ni amargo.