Agente de la Guardia Civil de Tráfico

La DGT avisa de 8 aparatos que estás obligado a llevar en el coche para evitar multas

La DGT ha recordado que todos los vehículos de 2022 en adelante están obligados a incorporar las novedades

La DGT ha lanzado un aviso que concierne a todos los conductores, pues desde el 1 de julio de 2022 ha entrado una nueva ley en vigor. Por ello, tanto los coches homologados desde julio de 2022 como los que se vayan a vender a partir de 2024 deberán cumplir este requerimiento. Este último es la inclusión de ADAS en los vehículos, es decir, la incorporación de Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción.

Los 8 sistemas ADAS que no podrán faltar en tu vehículo

A continuación, podrás consultar una lista que reúne los 8 ADAS obligatorios e información relevante sobre ellos.

1. Detección tráfico cruzado

A partir de ahora, los coches deberán contar con una cámara trasera con detección de tráfico cruzado. Gracias a esta, los conductores podrán maniobrar con mayor facilidad y estarán alertados de cualquier incidente. Por ello, podrán reconocer rápidamente cualquier impedimento que se encuentre en los laterales del vehículo, siempre que se encuentren a 30 metros.

Vista de un coche bajo el sol
Conducir podrá resultar más fácil y seguro | Getty Images

Este tipo de cámara normalmente se encuentra en la parte trasera del coche. Además, los conductores son capaces de identificar los obstáculos gracias a un aparato en el salpicadero, el cual refleja todo lo que la cámara capta. Si la alerta no es grave, el dispositivo lanza un aviso en la pantalla o en los retrovisores, aunque en los peores casos la alerta se refleja con una frenada.

2. Asistencia de velocidad inteligente

Este sistema te permitirá no sobrepasar la máxima velocidad establecida. Al igual que el anterior, una cámara es la encargada de mantener a raya los límites de velocidad. Su software une el Control de Crucero Adaptativo (ACC) con el Reconocimiento de Señales, por lo que es capaz de saber qué velocidad debe mantener un vehículo. Esto es posible a la combinación entre una cámara, el GPS y los sensores del automóvil.

Gracias a los avances, este sistema podrá emitir diferentes tipos de alertas para que el conductor reaccione. Asimismo, si no registra que la velocidad se ha disminuido, el mismo sistema puede ir reduciéndola progresivamente y de forma automática.

3. Alerta de fatiga

Este sistema es uno de los más alabados y no en vano. Tal y como demuestran las estadísticas, el cansancio y la fatiga son uno de los principales culpables de los accidentes automovilísticos. Por ende, dispondremos de cámaras que reconocen las señales de cansancio en el rostro del conductor.

Su funcionamiento se verá respaldado por sensores que analicen la conducción del coche. Desde la fuerza que se ejerce en el volante, hasta los cambios de dirección... los sensores y el motor registrarán diferentes acciones para conocer si el conductor se encuentra cansado.

Si detecta que existen síntomas de ello, sonará por todo el coche una estruendosa alarma. Además, se podrá observar el emoticono de una taza de café o un texto en el aparato.

Conductor cansado apoyado en el salpicadero del coche
Cuando el coche detecte síntomas de cansancio, emitirá diversas alertas | Getty Images

4. Frenada de emergencia

Si alguna vez has sentido que no has tenido tiempo para frenar, esto podría cambiar. Los coches dispondrán de un sistema capaz de frenar en el caso de emergencia, siempre y cuando detecten la posibilidad de colisionar con algún elemento. Esto será posible gracias a los sensores capaces de identificar peatones u otros obstáculos.

Como el sistema es capaz de detectar si se está pisando con la fuerza correcta, es posible que los conductores sientan que la frenada pierde intensidad. Esta acción dependerá de si el sistema considera que la intensidad no es la adecuada.

La alerta se emitirá mediante un aviso que puede ser lumínico, aunque quizás también sonoro. Para que pueda ser efectivo, lo ideal será conducir entre los márgenes más habituales aceptados por el sistema: entre 5 y 40 km/.

5. Alerta de cambio involuntario de carril

Gracias a él, el conductor recibirá un aviso para que mantenga la trayectoria prevista. Esto será posible mediante un aviso que puede ser visual, sonoro o por vibración. Con esto, los especialistas buscan solventar uno de los mayores problemas en la carretera: la pérdida de concentración mientras se conduce.

Aunque siempre dependerá del fabricante, lo más frecuente será encontrar una cámara en el retrovisor, pues su función es ser capaz de reconocer las señales que se encuentran en el carril. En el caso que detecte de que no se corrige la dirección, el propio sistema podrá modelar ligeramente la dirección o actuará sobre la estabilidad y los frenos del automóvil.

6. Sistema de bloqueo

Quizás no te suene este nombre como tal porque es conocido popularmente como alcolock. Gracias a su uso, podrás conocer tu nivel de alcohol en sangre. Para que funcione correctamente, deberás soplar sobre una boquilla. Si el coche detecta que superas la tasa legal, tu coche no podrá ser arrancado.

Persona abriendo la puerta de un coche
Tu coche no arrancará si detecta que superar el límite de alcoholemia | Getty Images

7. Caja negra

Quizás relacionemos el nombre de caja negra con los aviones, pero lo cierto es que también las encontraremos en los coches. Su función es la misma, tendrá que almacenar toda la información pertinente sobre la conducción y los viajeros.

Gracias a ellas, no solo se conocerá las circunstancias relacionadas con los accidentes, sino también serán valiosas para perfeccionar los sistemas de seguridad. Con este fin, dispondrán de 15 parámetros para analizar los detalles anteriores y posteriores al siniestro.

8. Alerta de cinturón en plazas traseras

Como todo el mundo conoce, abrocharse el cinturón es uno de las acciones esenciales antes de emprender un trayecto. Por lo tanto, este sistema se encargará de identificar si el viajero tiene el cinturón puesto. En el caso de que no lo tenga, lanzará una alerta visual y otra audible hasta que compruebe que el cinturón ha sido atado.