Una taza de café, panes, cruasanes y un vaso con zumo de naranja para desayunar

Añade 4 cucharadas de un superalimento español a tu desayuno para ganar en salud

¿Quieres descubrir cuál es el superalimento español que te proporcionará más beneficios en el desayuno? Sigue leyendo.

Seguramente hayas oído alguna vez: "Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”, un dicho no del todo desacertado teniendo en cuenta los beneficios de desayunar saludablemente.

Aunque existen diferentes opciones, los especialistas apuestan por opciones en las que se incluyan cereales, lácteos, frutas y otros productos saludables. Por fortuna, en España poseemos un producto que puede añadirle un valor extra a nuestros desayunos preferidos.

¿Cuál es el superalimento español que podemos incluir en el desayuno?

Es bastante probable que ya lo sepas, pues es uno de los productos más apreciados por la población española. Efectivamente, se trata del aceite de oliva virgen extra, también conocido como AOVE. El aceite es considerado uno de los mejores productos naturales que existen, principalmente porque aporta muchas propiedades nutritivas.

Aceite de oliva con pan
El aceite de oliva virgen extra es uno de los mejores alimentos que podemos consumir | Getty Images

Por ejemplo, contiene ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados son grasas saludables que nos permiten mantener el colesterol malo (LDL) en su nivel más bajo. También contiene una buena dosis de vitamina E, con muchos beneficios antioxidantes.

Además, nos permite luchar contra la arteriosclerosis y regular nuestra presión arterial. Contiene polifenoles, que nos aportan bienestar y aumentan nuestra producción de endorfinas. 

Además, podemos incorporarlo a nuestro desayuno de distintas formas. Si queremos optar por la más común, siempre podremos contar con las míticas tostadas con algún chorrito de aceite.

¿Cuánta cantidad podemos comer?

Aunque es un alimento muy saludable e interesante en nuestra alimentación, debemos comerlo con moderación. Esto se debe a su alto contenido en grasas, que, aunque saludables, nos obligan a consumirlo en cantidades moderadas. Añadiendo 4 cucharadas, estaremos consumiendo 360 calorías, aunque de forma saludable.

La mayoría de expertos recomiendan que no excedamos más de 40 mililitros (37 gramos) de aceite al día. Por ello, tendrás que buscar la forma más original de disfrutar comiendo respetando esas cantidades.

¿Cuáles son los beneficios del desayuno?

Además de proporcionarnos la energía que necesitamos, el desayuno también mejora la concentración y la memoria. Debemos tener en cuenta que, durante la noche, el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre desciende, nuestros órganos funcionan peor. Eso es así porque no reciben suficiente energía para ser capaz de funcionar correctamente, razón por la cual nos falta energía por la mañana.

Los estudios demuestran que los niños que desayunan antes de la escuela están en mejor forma mental durante la mañana. Su memoria es mejor, a la par que su creatividad o su concentración. Y todo ello a diferencia de los niños que no desayunan el almuerzo, pues muestran más problemas de aprendizaje.

También tendemos a tener un menor riesgo de deficiencias. Esto se debe a que el desayuno es una oportunidad para que nuestro cuerpo reciba nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Desayunando
Desayunar bien aporta muchos beneficios para la salud | Getty Images

De hecho, como se ha demostrado, quienes se saltan el desayuno corren más riesgo de sufrir deficiencias a largo plazo, especialmente si su dieta durante el resto del día es desequilibrada. Por otro lado, mientras que algunos afirman que saltarse el desayuno puede ayudar a perder peso, en realidad no es cierto.

Se han realizado numerosos estudios sobre el tema y las conclusiones son sorprendentes: las personas que no comen por las mañanas tienen, por el contrario, muchas más dificultades para controlar su peso.

Y no solo eso: también estimularía el metabolismo del cuerpo. Esta primera comida del día le da la señal al cuerpo para que queme calorías, evitando así el almacenamiento de grasa y el aumento masivo de peso.

A su vez, es una opción útil para comer más sano, puesto que desayunar es una de las actitudes que hay que tener para tener una dieta equilibrada. Nos permite tener una dieta estructurada con comidas tomadas en horarios regulares.