Dos tazas de café de color azul sobre una mesa de madera

Cuántos cafés puedes tomar al día: los expertos sorprenden con la respuesta

Aunque tiene propiedades muy beneficiosas, un exceso puede ser perjudicial

Para muchas personas, tomar un café para empezar el día se ha convertido en un ritual y una necesidad. Hemos oído miles de veces la típica frase «Yo es que sin un café no soy persona».

Además de al despertar, hay otros momentos que se prestan a tomarlo: el descanso de media mañana, después de comer, la merienda... Y aunque la mayoría no toman más de dos al día, hay quien es un verdadero adicto y lo necesita a todas horas.

Los beneficios de tomar café

Entre los beneficios del café destacan sus conocidas propiedades antioxidantes que evitan el desgaste del organismo, combaten en envejecimiento e incluso previenen la aparición de enfermedades degenerativas. Además, la cafeína tiene un efecto vasodilatador que hace que la sangre fluya con mayor facilidad y así disminuyen las probabilidades de sufrir ataques cerebrovasculares y cardíacos.

El café es una fuente de energía, estimula la transmisión de impulsos nerviosos, mejora la coordinación y la capacidad de concentración. También tiene beneficios físicos, como favorecer el vigor o ayudar a combatir la celulitis.

Mujer agarrando una taza de café
El café tiene beneficios muy positivos en nuestro organismo | Getty Images

Según la Fundación Española de Nutrición, los compuestos del café ayudan a bloquear la formación anormal de proteínas que causan la diabetes de tipo 2. Asimismo, es un antidepresivo natural, ya que favorece la producción de neurotransmisores como la serotonina, la dopamina y la noradrenalina.

Hay estudios científicos que afirman que aquellos que consumen diariamente café tienen menos riesgo de contraer Alzheimer. También previene la cirrosis, la formación de cálculos renales que suelen formarse debido al colesterol y mejora los síntomas del asma. Teniendo todos estos beneficios cualquiera podría pensar que, cuanto más, mejor. Pero no es así, un exceso puede ser muy perjudicial para la salud.

La dosis recomendada de café al día

Un consumo moderado de cafeína al día no tiene efectos negativos, pero, al ser un estimulante, un consumo excesivo puede causar problemas a largo plazo. Tomar mucha cafeína afecta al sistema nervioso, produciendo insomnio, irritabilidad y taquicardias, y al sistema digestivo, aumentando la posibilidad de sufrir úlceras gástricas y problemas de colon.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Además, crea adicción y el famoso síndrome de abstinencia, que conlleva dolor de cabeza, fatiga y dificultad para concentrarse. Siempre se debe tener en cuenta que, como la mayoría de cosas, la cafeína no afecta a todos por igual, sus efectos son distintos según cada organismo. Por tanto, es muy importante tener un control y ser conscientes de cómo sienta a cada uno su consumo.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria recomienda, por lo general, un máximo de 400 miligramos de café diario. Esta cifra corresponde a cuatro o cinco tazas de café poco cargadas, o dos o tres muy cargadas. Si se combina con bebidas energéticas o alcohólicas la dosis se debe reducir a la mitad.

Un café filtrado contiene unos 30 o 40 mg de cafeína, un expreso entre 200 y 250, un instantáneo 40 y un instantáneo descafeinado 8. Si nos fijamos en la cantidad de cafeína en otras bebidas podemos observar que una lata de Coca-Cola tiene 40 mg. Si hablamos de una bebida energética, esta puede llegar a contener 80 mg y un té verde entre 20 y 50 mg.