Un logo de Mercadona verde y naranja en una tienda

Lo que hay detrás de las aceitunas que causan furor en Mercadona

Este producto de la cadena de distribución ha arrasado entre los consumidores

Mercadona causa sensación con sus aceitunas ‘chupadedos’. Uno de los momentos más esperados después del confinamiento ha sido la vuelta a la nueva normalidad y la apertura de las terrazas de los bares.

Sin embargo, aunque parezca que hay mucha desesperación por recuperar los aperitivos que nos hemos saltado, la realidad y el número de ventas de estos lo desmienten.

Concretamente, según han publicado en su página web la compañía, las ventas de las aceitunas y encurtidos se dispararon un 45% en los supermercados de Mercadona. Además, la cadena de distribución ha explicado que este incremento sucedió por la falta de bares, y la instauración del ‘aperitivo casero’.

De todos estos artículos encurtidos, Mercadona ha resaltado las  ‘Aceitunas Chupadedos’  de su propia marca. Estas aceitunas han sido fabricadas por el Proveedor Totaler Aceitunas Guadalquivir en Andalucía y se encuentran disponibles en todas las tiendas de este grupo en tarros grandes que pueden reutilizarse una vez se han vaciado. Ahora, de este producto se venden 8.000 unidades diarias más, es decir, un 65% más que antes de la pandemia debido a los nuevos hábitos de consumo.

 

Aceitunas 'Chupadedos' de Mercadona
Estas son las nuevas aceitunas de Mercadona que han causado sensación entre los consumidores | Mercadona

 

Un consumo moderado

De todas formas, las aceitunas son positivas y, pese a lo que se ha pensado siempre, no engordan. Esta última falacia se debe a que las olivas son un alimento rico en grasas, pero lo que no se sabe es que son de tipo insaturado y ayudan a mejorar ciertos factores de riesgo que causan enfermedades cardiovasculares, como la hipercolesterolemia.

Además, los ácidos grasos insaturados reducen el colesterol popularmente conocido como malo y también llamado 'lipoproteína de baja densidad’

Ángela Moreno, dietista-nutricionista y tecnóloga de los alimentos ha declarado al medio 'El Español' que lo que determina el aumento de peso «es el conjunto de una dieta y la calidad de los alimentos que esta incluye».

Moreno ha señalado que lo importante es que el consumo de aceitunas sea moderado: «Obviamente, si nos tomásemos una lata de aceitunas diaria, o medio vaso de aceite de oliva al día, al ser alimentos densos energéticamente, nos acabaría influyendo en el peso total».

En este sentido, Andrea Calderón, secretaria científica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la alimentación (Sedca), también ha informado al medio de comunicación que no se debería tomar al día más de un puñado de aceitunas. Es decir, entre 6 y 10 aceitunas por persona al día.

El aceite de oliva y su materia prima

Las grasas de las aceitunas son las que solemos encontrar en el aceite de oliva. Aun así, las propiedades nutricionales de estos dos productos no son iguales.

En las aceitunas, además del aceite (que no suele superar el 20-25% del contenido total) también se puede hallar agua, fibra y distintas vitaminas y minerales. No obstante, el aspecto más interesante de este artículo es que contiene una fracción de micronutrientes, antioxidantes y antiinflamatorios como tocoferoles, compuestos fenólicos, esteroles…

Por lo tanto, la aceituna es un alimento más completo que el aceite de oliva en términos nutricionales. Ambos son ricos en ácidos grasos monoinsaturados de la serie omega-9, un componente que potencia el efecto antiinflamatorio. Por eso mismo, las aceitunas y el aceite de oliva, característicos de la dieta mediterránea, se tienen que encontrar en las dietas saludables.

Es importante que a la hora de comprar aceitunas nos fijemos en la proporción de sal que contengan, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que no se supere al día el consumo de 5 gramos de sal.

Estas aceitunas son una buena opción que facilitan la tarea de consumir moderadamente este tipo de productos. Si aún no las has probado ¿A qué esperas?