Dieta de Adele

Los 5 alimentos que debes incluir en tu dieta para que sea equilibrada

Añadir estos comestibles en nuestros hábitos alimentarios solo nos traerá beneficios

Llevar una dieta saludable  y mejorarla puede parecer un objetivo muy costoso de alcanzar, ya que la gente suele pensar que se necesita disciplina, sacrificio y mucha fuerza de voluntad para quitar del medio la bollería y las golosinas, pero no tiene por qué ser así.

El estudio de Teresa Fung

A veces, tomar mejores decisiones para tu cuerpo no es sinónimo de quitar sino de añadir, algo que puede ser una buena opción para los que no quieren que se convierta en una carga el hecho de mantener unos buenos hábitos alimenticios.

Y ahora te estarás preguntando: "Me parece bien, pero ¿qué añadimos?". Según Harvard Health Publishing, aquí es donde entra el conocimiento y la experiencia de Teresa Fung, la profesora del departamento de nutrición en Harvard T.H. Chan School of Public Health que ha aconsejado cinco alimentos que mejorarán nuestra dieta  y que deberíamos comer con la mayor frecuencia posible.

1.Salmón

Este pescado azul no solo es rico en proteínas, sino también en  ácidos grasos como omega-3, que benefician tanto a tu corazón como a  tu cerebro.  El salmón proporciona vitamina D  para el desarrollo de los huesos y la profesora Fung  recomienda comerlo una vez por semana para obtener un buen rendimiento y beneficios para la salud.

Cuatro trozos de salmón sobre un soporte de madera
El salmón es rico en proteínas y ácidos grasos | Getty Images

2.  Las coles de Bruselas

Las coles de Bruselas son ricas en nutrientes y bajas en calorías. Además, estas bolitas verdes y crujientes ofrecen un sinfín de beneficios, ya sea por el grupo completo de  vitaminas (Vitamina A, C, K, potasio y ácido fólico) o por los compuestos bioactivos que contienen ayudando a prevenir el daño celular dentro de tu cuerpo.

Si eres de las personas que encuentran muy amargas  las coles de Bruselas, puedes reducir ese sabor asándolas un poco con  aceite de oliva  y añadiéndole algunas nueces  picadas que le brindarán sabor y beneficios adicionales.

3.  Arándanos

Según Fung, estas bayas de color azul oscuro son ricas en antioxidantes  y particularmente en vitamina C, aunque también ofrecen una buena dosis de vitamina A y fibra. Si no encuentras arándanos de temporada, puedes sustituir estas frutas por granadas o cerezas. Si quieres optar por la variedad, puedes mezclar los arándanos con yogur natural para hacer un batido de lo más delicioso.

4. Nueces

Los frutos secos  proporcionan una infusión de aceites saludables, proteínas y vitamina E. Según la profesora del departamento de nutrición de Harvard, puedes coger cualquier tipo de fruto seco con una condición: que no lleven sal. Además, dependiendo del  tipo de nuez que se elija puede contener más o menos  calorías; por lo tanto, Fung sugiere medir la ingesta diaria a una pizca para poder mejorar y seguir una dieta saludable sin coger kilos de más.

Mesa llena de nueces
Los frutos secos proporcionan una infusión de aceites saludables, proteínas y vitamina E | Getty Images

5. Yogur natural

Este lácteo contiene dosis perfectas de probióticos, es decir, bacterias saludables que ayudan a mantener el buen funcionamiento del intestino y, en general, a disponer de una mejor salud. El yogur es un producto rico en  nutrientes que llena al organismo de proteínas, calcio, magnesio, vitamina B12 y algunos ácidos grasos que equilibran nuestro sistema.

Mujer tomando yogur
El yogur natural contiene dosis perfectas de probióticos para el buen funcionamiento del intestino | Getty Images

También se podría optar por los yogures con sabor, pero "el problema es que algunas de las marcas tienen demasiado azúcar", ha afirmado Fung y, por lo tanto, sería contraproducente para mantener una dieta saludable.