Mano de un doctor sosteniendo un estetoscopio en una sala de hospital

Alerta por un conocido aditivo del supermercado: puede dañar seriamente tu intestino

Según un nuevo estudio, este aditivo alimentario común puede suponer un riesgo para nuestra salud

Mucho cuidado con lo que se compra. Encontramos aditivos alimentarios en infinidad de productos alimentarios a la venta en los supermercados. Y aunque son seguros, un nuevo estudio alerta por las posibles consecuencias de un aditivo muy utilizado.

El uso de aditivos es muy común en los alimentos

Los aditivos alimentarios son sustancias que normalmente no se consumen como alimento real, sino que se agregan intencionalmente a los alimentos con algún propósito tecnológico, por ejemplo, para garantizar la vida útil de los alimentos.

El operador de la industria alimentaria debe identificar y gestionar los requisitos establecidos en la legislación alimentaria para los aditivos y su uso. Asimismo, es su tarea asegurar el cumplimiento de las normas debe ser parte del autocontrol del operador.

Imágen de la etiqueta de los ingrediente de un producto
Consultar el etiquetado es útil para conocer qué conservantes contiene cada producto | Getty Images

En el caso del consumidor, este puede obtener información sobre los aditivos utilizados en los alimentos de las etiquetas de los envases de los alimentos. Generalmente, la preparación y los aditivos se mencionan en la lista de ingredientes en orden decreciente por peso

Además del nombre del grupo que indica el propósito del uso, los aditivos se declaran con el nombre del aditivo o código numérico, E-code. Por ejemplo: conservante (ácido sórbico) o conservante (E200).

El sistema E-code se desarrolló originalmente en la Unión Europea. La letra E delante del número significa que la Unión Europea ha evaluado el aditivo en cuestión como seguro para uso alimentario.

¿Qué hay que saber sobre el aditivo alimentario que podría dañar el intestino?

Un nuevo estudio publicado en Nature Communications apuntaría a que un aditivo, comúnmente utilizado en la industria alimentaria, podría acabar causando distintas enfermedades inflamatorias del intestino, médicamente conocidas como EII.

Científicos de la Universidad McMaster, en Canadá, han descubierto el que sería un nuevo desencadenante de estas enfermedades, ya que algunos colorantes alimentarios podrían terminar originando daños importantes en la salud intestinal, provocando la inflamación.

Primer plano de cereales de colores
Los cereales de desayuno suelen contener este aditivo | Getty Images

Se trataría de Allura Red, también conocido como Food Red 17 o FD&C Red, ampliamente utilizado en la industria con la finalidad de proporcionar color y textura a los alimentos.

De hecho, es tremendamente usado en dulces y refrescos, además de algunos cereales (principalmente cereales de desayuno) y diferentes productos lácteos. Esto significa que es un colorante muy consumido por los niños.

¿Por qué y cuándo puede ser un aditivo peligroso?

Los autores de la investigación han concluido que este aditivo sería peligroso cuando se consume a largo plazo, al perturbar el funcionamiento de la barrera de la mucosa intestinal. Cuando esto ocurre, daría lugar a la aparición de enfermedades inflamatorias intestinales comunes, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. 

Según han descubierto, tras romper la barrera intestinal, este aditivo tiende a aumentar la producción de serotonina, lo que, luego, acaba alterando la composición de la microbiota intestinal. A fin de cuentas, esto hace que las personas sean más vulnerables a este tipo de enfermedades.

Mujer tocándose con dolor los ovarios
El consumo de este aditivo puede ser perjudicial para la salud | Getty Images

¿Qué son las enfermedades inflamatorias intestinales?

Las enfermedades inflamatorias del intestino incluyen la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Los síntomas incluyen diarrea, diarrea sanguinolenta, dolor abdominal, fatiga y pérdida de peso y fiebre ocasional. 

La enfermedad de Crohn puede ser un síntoma de varios problemas en la región del ano. Los niños y jóvenes en particular tienen síntomas en el área de la boca. En los niños, el crecimiento puede ralentizarse.

Las enfermedades inflamatorias del intestino se caracterizan por la inflamación crónica del tracto gastrointestinal y la alternancia de períodos asintomáticos y sintomáticos.  Ocurre más típicamente en personas entre las edades de 15 y 30 años. Sin embargo, la enfermedad puede comenzar a cualquier edad. 

Por suerte, las enfermedades inflamatorias intestinales crónicas requieren un control regular y, por lo general, medicación. El pronóstico de las enfermedades cuando son tratadas suele ser bueno, y no se asocian a un aumento de la mortalidad.