Una farmacéutica cogiendo una caja de medicamentos de una estantería

Saltan las alarmas por un suplemento que toman muchos españoles: empeora enfermedades

Se trata de un suplemento que, en lugar de mejorar la enfermedad, la estaría empeorando

Actualmente, cerca de unas 800.000 personas en España padecen Alzheimer, y cada año se diagnostican unos 40.000 nuevos casos. El Alzheimer es una enfermedad mental progresiva y neurodegenerativa. Está caracterizada por una degeneración de las células nerviosas del cerebro, así como una disminución de la masa cerebral.

La enfermedad causa problemas de memoria, pensamiento y comportamiento, y sus síntomas suelen desarrollarse de forma lenta y tienden a empeorar con el paso del tiempo.

Por esta misma razón, son muchas las personas que recurren a vitaminas y suplementos con el objetivo de mejorar o paliar los síntomas que la enfermedad les provoca. Sin embargo, uno de esos suplementos podría no ser el más indicado...

Rodillas de una anciana con las manos colocadas encima
Los síntomas del Alzheimer empeoran con el paso del tiempo | Getty Images

Alarma por un suplemento que podría empeorar la enfermedad

Un estudio dirigido por la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) ha puesto sobre la mesa el posible problema del aminoácido serina. Tras analizar el tejido cerebral de adultos mayores con Alzheimer, los investigadores observaron casos donde los niveles de enzima posfoglicerato deshidrogenasa (PHGDH) eran muy elevados.

Esta enzima está muy vinculada con la creación de serina en el cerebro, la cual también aumenta en grandes cantidades. La serina es un aminoácido neutro no esencial, y es necesaria para el metabolismo de las grasas.

Además, también cumple importantes funciones para el correcto funcionamiento celular, el desarrollo muscular y el sistema inmune. Sin embargo, un exceso de este aminoácido podría causar efectos adversos como desequilibrios con el resto de los aminoácidos.

¿Se recomienda su consumo?

Son muchos los suplementos que se comercializan y se anuncian con el objetivo de mejorar la memoria y la función cognitiva. Sin embargo, es importante ser cautelosos con su consumo. El mencionado estudia ha indicado que la PHGDH puede ser un posible biomarcador sanguíneo que manifieste la enfermedad del Alzheimer.

Los investigadores concluyeron que un aumento producido por la PHGDH también es el responsable de producir serina en el organismo. De esta forma, el planteamiento de la investigación afirma que es probable que la producción de serina aumente en esta enfermedad.

Foto de un hombre mayor bebiendo un vaso de agua
La serina podría estar empeorando la enfermedad | Getty Images

Por esta misma razón, incorporar suplementos de serina podría ser perjudicial. Esto se debe a que el organismo estaría expuesto a un exceso de este aminoácido, lo que podría empeorar la enfermedad. De todas formas, la conclusión deberá ser validada con otros estudios, antes de sacar una conclusión definitiva.

¿Hay alternativas para prevenir el Alzheimer?

Aunque se trata de una enfermedad que no tiene cura, existen ciertos ejercicios y hábitos que nos pueden ayudar a retrasar su aparición. ¡Toma nota!

1. La alimentación es importante

Aceite, ajo y tomate
La dieta mediterránea es muy sana y tiene muchos beneficios | Getty Images

Alimentos como las frutas son una de las mejores opciones para reducir la probabilidad de padecer la enfermedad. Una dieta saludable debe incluir fruta, como las naranjas, las manzanas, el kiwi, la ciruela, las cerezas... ¡y muchas más!

2. Beber con moderación

Vino
Es aconsejable beber alcohol con moderación | Getty Images

Aunque algunas personas tienen el hábito de beber una copa de vino al día o unas cervezas durante la semana. Lo ideal, sin embargo, sería no beber nada que pudiese afectar a nuestro organismo, pero en el caso de que se beba, es mejor realizarlo de forma ocasional y puntual.

3. Tener hobbies 

Un hombre en el sofá leyendo un libro rojo rodeado de cojines
La lectura ayuda a reducir el deterioro cognitivo | Getty Images

A media que nos hacemos mayores empezamos a cansarnos más de todo. Pero lo mejor que podemos hacer es tener algún pasamiento o hobby que nos guste y que queramos realizar cada día más. Por ejemplo, aprender a tocar un instrumento, un idioma, realizar ejercicio o encontrar nuevas actividades.

4. Aprender a gestionar el estrés

Una mujer con sudadera roja y pantalones oscuros en un camino con árboles
Salir a caminar ayuda a reducir el estrés | Getty Images

Se ha comprobado científicamente que el estrés es uno de los fenómenos que más destruyen nuestras células. En cierta forma, cuando nos estresamos lo que ocurre es que nos vamos "quemando" por dentro. Por eso, es importante obtener herramientas que nos ayuden a manejarlo e incluso a liberarlo. Algunas opciones son practicar algún ejercicio que nos guste, aumentar nuestras relaciones sociales o realizar planes que nos resulten agradables.