Imagen de archivo de un doctor durante un operativo

Cómo encontrar el tratamiento de injerto capilar adecuado y qué tener en cuenta

Según los últimos estudios, casi el 43% de los españoles —tanto hombres como mujeres— sufre de alopecia. Y, aunque muchos hayan acudido a Turquía, las clínicas especializadas en injerto capilar en España disponen de toda la tecnología y calidad para realizar una intervención exitosa.

Nuestras condiciones y particularidades físicas pueden afectar gravemente a nuestra autoestima y salud mental. Tanto es así que algunas afecciones como la alopecia o la pérdida de cabello pueden suponer un verdadero trauma, comprometiendo nuestro equilibrio anímico tanto en las relaciones sociales como en la relación con nosotros mismos.

Recuperar el cabello, reestructurar la autoestima

Es por dicho motivo que muchos optan por buscar un tratamiento de injerto capilar mediante el que solucionar dicha circunstancia. Sin embargo, dejándose llevar a menudo por vías de dudosa calidad, así como olvidando la importancia de recibir una correcta asesoría de la mano de un experto antes de dar cualquier paso.

Entrando en la materia, y aunque Turquía despuntó hace algunos años por sus injertos capilares a causa de su bajo coste, no pocos fueron y son los pacientes que han acabado por denunciar las prácticas de ciertos y mal llamados “expertos”. Razón por la que cada vez son más los individuos que deciden apostar por las ventajas de las clínicas especializadas en España.

Donde encontramos centros de gran renombre como el Instituto Médico Dermatológico (IMD), una clínica de injerto capilar profesionalizada en el microinjerto y distribuida en Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia, Oviedo y Sevilla. Pero, realmente, ¿cuáles son las ventajas de recibir un tratamiento de injerto capilar en España?

Ventajas de buscar tratamiento en España

Evidentemente, la primerísima ventaja de buscar tratamiento en el país del que se es originario es evitar los sobrecostes de un desplazamiento a cualquier otro país del mundo. A ello se une también el hecho de que, aunque países como Turquía gocen también de centros de amplísima experiencia y reputación, España dispone de unas clínicas de altísima calidad, cuya labor en el tratamiento se combina también con la investigación en materia capilar.

De hecho, el IMD elabora junto con dermatólogos de gran prestigio todo tipo de informes científicos para abordar y probar la eficacia de la tecnológica y las técnicas más punteras en cuidado y regeneración capilar.

Una dermatóloga revisando el cuero cabello
El 43% de los españoles padece alopecia | Getty Images

Asumiendo que nuestro tratamiento tendrá lugar en el país, no nos será difícil encontrar la clínica adecuada en cualquier extremo de la geografía española. Una circunstancia que tiene todo el sentido, dado que casi el 43% de los españoles padece alopecia, según los últimos estudios, situando así España en segundo lugar del ranquing mundial tras la República Checa.

Y, por ello, conteniendo clínicas cuyos tratamientos, del injerto y la estimulación capilar al tratamiento láser o a la mesoterapia capilar, podrán satisfacer nuestras exigencias con toda la profesionalidad esperable. Todo, en caso de que nos decidamos a dar el paso para tratar la pérdida de cabello.

Pros y contras del injerto capilar: de la expectativa a la realidad

Como todo, someterse a un tratamiento de injerto capilar —incluso en una clínica de gran reputación—, además de sus ventajas, puede acarrear ciertos inconvenientes. En primer lugar, cabe destacar que, aunque se trate de una cirugía segura y, en cierto modo, sencilla, no es de extrañar que comencemos a experimentar ciertas molestias postoperatorias.

Entre otras, la irritación o hinchazón del cuero cabelludo. Asimismo, y si bien el tratamiento de injerto capilar asegura el crecimiento —dado que el cuerpo no rechaza el injerto—, todavía podríamos perder algo de cabello, aunque se trate del antiguo y destinado a ello, a causa del ciclo de la alopecia androgenética.

Por otra parte, y cuanto a las expectativas que tengamos sobre el tratamiento, deben abordarse algunas cuestiones más. En todo caso, cabe decir que el resultado será siempre natural, especialmente a causa del procedimiento y sobre todo gracias a los microinjertos. No obstante, destacando aquí los casos según la edad, nuestro volumen de cabello puede no ser el deseado, una situación que puede ser un duro golpe para quienes acuden al tratamiento con un exceso de expectativas.

Por último, y en relación a nuestra economía, la impresión sobre el precio varía en función del método de pago. Siendo más plausible el pago a cuotas que el desembolso único para ciertos bolsillos.

Toda decisión es la acertada

En definitiva, tanto apostar por un tratamiento contra la alopecia como encontrar una clínica de injerto capilar en España de calidad no es algo descabellado. Mejorar el propio aspecto a nuestros propios ojos es muy beneficioso. La baja autoestima es uno de los problemas que más afectan a una población, sobre todo joven, constantemente sometida a los cánones de lo considerado como perfección estética.

Pero, ante todo, no hay que olvidar que aceptarse es tan lícito como querer cambiar. Si nuestro paso por cirugía consigue reestructurar, aunque sea tan solo un poco, la paz con nosotros mismos y nuestro aspecto, el límite es el cielo. Consulta expertos del injerto capilar y someterse a la pericia de sus cirujanos más capaces.

Así que si, a fin de tratar nuestra alopecia o pérdida de cabello, optamos por alguna de las clínicas que ofrece España, centros como el mencionado IMD son de gran interés para dar el paso definitivo. Recordando en todo momento