plato de macarrones con tomate

Comer pasta recalentada puede costarte la vida: el error que nunca debes cometer

Algunos de los errores más frecuentes tienen que ver con la mala conservación de los alimentos

Aunque es muy práctico hacer la comida el domingo para tenerla preparada el resto de la semana, esto puede provocar graves problemas  de salud. Sobre todo si no se almacena  correctamente.

Recientemente las alarmas han saltado debido a un vídeo viral en redes sociales. Todas las miradas se han centrado en el caso de un joven belga que perdió la vida tras un gesto muy común: comes pasta recalentada. Podría ser perfectamente el argumento de una película de ficción, pero lo cierto es que esta costumbre conlleva serios riesgos para todos nosotros.

La pasta recalentada puede ser mortal

El sorprendente caso, ocurrido en 2011, demuestra que ingerir  comida recalentada y mal almacenada puede costar la vida. Al parecer, el joven de 20 años tenía por costumbre hacerse la comida el fin de semana para tenerla los días posteriores. El problema principal fue que guardaba la comida a temperatura ambiente  y la iba recalentando una y otra vez.

Según la autopsia, el joven murió 10  horas después de consumir el plato de pasta. Sus padres explicaron que el joven empezó a sentir dolores abdominales, náuseas, dolor de cabeza, vómitos y diarrea, pero no acudió al médico. Al día siguiente, los progenitores lo encontraron muerto  en la cama.

Imagen de archivo de una persona metiendo un 'tupper' a un microondas
Recalentar varias veces la misma comida es lo peor que puede hacer | Istock (AndreyPopov)

Los resultados de la autopsia fueron necrosis hepática y signos de pancreatitis  aguda. El causante de esto fue una intoxicación  alimentaria provocada por una bacteria llamada Bacillus Cereus

Bacillus Cereus, una bacteria letal

El biólogo Juan Revenga confirma en La Vanguardia que "comer un plato de pasta o de arroz recalentados, sin conservarse en las correctas condiciones, puede ser letal". "Puede pasar cualquier cosa mientras haya una contaminación", asegura el también nutricionista. Esto ocurre porque "la pasta puede ser el sustrato en el que proliferen una serie de bacterias  dañinas", un problema que se vuelve "grave" a temperatura ambiente.

Son muchos los estudios que han demostrado la facilidad con la que los hidratos de carbono quedan contaminados. Conservados a temperatura ambiente, en la comida los microorganismos patógenos encuentran un medio ideal para crecer y multiplicarse.

Bacteria peligrosa de color verde
La "Bacillus Cereus" es una bacteria letal | Getty Images

Un buen ejemplo de patógeno de este tipo es la Bacillus Cereus, una bacteria que puede provocar síntomas como diarrea, vómitos o dolor de cabeza. La parte positiva es que, si se acude con urgencia al médico, todo puede quedar en un susto. Ahora bien, si se dejan pasar las horas la intoxicación puede tener gravísimas consecuencias, llegando a ser letal.

¿Por qué es tan peligrosa en la pasta?

Como ha explicado la dietista Boticaria García, "a esta bacteria  le gustan especialmente los hidratos de carbono como la pasta  y el arroz". "Se debe a que la pasta contiene unas enzimas llamadas amilasas que alimentan a la bacteria", asegura la experta. En este sentido, García aconseja que, para evitarla, "los alimentos se deben guardar por debajo de 4 grados y cocinarlos por encima de 100."

Vale la pena señalar que el problema no es tanto por recalentar la comida, sino por las previas condiciones  de conservación. Si se siguen las pautas adecuadas puede no suceder nada. Sea como sea, se recomienda consumir los alimentos cocinados previamente un máximo de 3 días.

Foto de diferentes tipos de pasta
Es el alimento favorito de las bacterias | Canva

¿Cómo evitar casos graves de intoxicaciones alimentarias?

Como ya hemos destacado repetidas veces, la mejor manera de evitar estos problemas es conservar  correctamente los alimentos. Por ejemplo, guardar la comida en tuppers bien cerrados dentro de la nevera. Aun así, hay otros factores que pueden producir también esta bacteria, como la contaminación cruzada, entre otros.

Los expertos recomiendan siempre lavarse  las manos, los utensilios, las superficies y los mismos alimentos. De esta manera, evitaremos que se contaminen  por bacterias que se encuentran en infinidad de sitios.

Otros aspectos destacables que recomiendan los expertos son:

- Cocinar suficientemente la comida. Es decir, a la temperatura y el tiempo necesario para cada alimento. De esta manera eliminaremos  los microorganismos que pudieran haber permanecido en el alimento.

- Refrigerar cuanto antes. Ya sea la comida cruda como la comida que nos ha sobrado. Es importante conservarlo  de la mejor manera posible para evitar que las bacterias crezcan en la comida.

Mujer colocando comida en la nevera
Guardar los alimentos en el interior de envases en la nevera puede ayudar a conservarlos más tiempo. | Foto: Getty

- La contaminación cruzada. Evita siempre que la comida lista para comer entre en contacto junto a la comida cruda o sucia. Principalmente porque las bacterias, toxinas o microorganismos que tiene la comida cruda puede llegar a la comida cocinada y contaminarla.

En general, hay que tener especial cuidado  con la exposición que le damos a la comida que vamos a ingerir. Muchas veces no se le da importancia y puede llegar a tener consecuencias muy graves  para la salud.