Oficina del BBVA en la calle con el logo renovado y la puerta junto al cajero

Los clientes de BBVA con una libreta de ahorros se llevan un inesperado batacazo

El BBVA toma una medida un tanto controvertida que afectará a sus clientes

Los clientes del BBVA con una libreta de ahorros acaban de recibir malas noticias. Algunos de los servicios de los que venían disfrutando hasta la fecha se suprimirán. Por lo tanto, comienzan el año con mal pie.

Sería una de las cuatro entidades de las 18 principales que operan en nuestro país con red de oficinas físicas que eliminarán las libretas. Así lo denunció en las últimas horas la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las últimas novedades de Lidl! ¡Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp! 

Los clientes de otros bancos podrían notar los efectos

Junto al BBVA habría que sumarle Bankinter, Abanca y la Caja Rural de Jaén. Dicho organismo denuncia el grave perjuicio que acarrea esta decisión para un determinado grupo de usuarios. Sobre todo para los que no dispongan de acceso a internet.

Explican que la ausencia de la libreta "impide a aquellas personas sin capacidad para acceder a la banca digital el control de los movimientos. Así como del saldo bancario". Pero también desvelan que aún hay cuatro entidades que ofrecen la posibilidad de disponer de ella, pero abonando una comisión. Por lo tanto, se presenta como una solución un tanto controvertida que no acaba de convencer.

Oficina del BBVA en Madrid con el nuevo logo de la compañía
El BBVA ya no ofrece libretas a sus clientes | Europa Press

Qué bancos cobran por tener una libreta

El BBVA está cobrando diez euros a sus clientes por el mantenimiento de las cuentas que tengan la libreta activa. La única medida para que retirasen la comisión sería domiciliar una pensión contributiva de como mínimo 300 euros.

Kutxabank pide tres euros a sus clientes por facilitarles la libreta, mientras que el Sabadell lo eleva hasta 10 euros para los menores de 65. Los más económicos son en Ibercaja, que cuentan con una comisión de 2 euros para los que tengan menos de 70 años.

✅ DESCUBRE EL MÉTODO PARA AHORRARTE ESTA COMISIÓN DEL BANCO ➡️

Un verdadero problema para los mayores

La apuesta del BBVA y del resto de entidades financieras pasa por potencia la banca online, además de suprimir las oficinas físicas. La tecnología avanza a gran velocidad en este sector, en donde la gente de más edad se está quedando un tanto desplazada.

La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) desvela que el 40,5% de los mayores de 65 nunca ha utilizado internet. Este porcentaje se incrementa hasta el 55,4% en el caso de aquellos con más de 75 años.

Pero además de la eliminación de las cartillas, también han llevado a cabo una serie de cambios muy perjudiciales para este colectivo. Con sus medidas pretenden incentivar el uso de los cajeros y de las cuentas online.

Retirar dinero en ventanilla, otro serio contratiempo

La mayoría de entidades bancarias ponen impedimentos a sus clientes para sacar efectivo en ventanilla. Les emplazan a utilizar los cajeros automáticos y recurrir a Internet para el pago de facturas y recibos.

Imagen de un cajero de un banco.
Las cartillas desaparecerán para potencia aún más el uso de las tarjetas | Getty Images

Desde la OCU han señalado que "tampoco son raras las comisiones por pagar los recibos con dinero en efectivo directamente en ventanilla. En vez de hacerlo con cargo a la cuenta.

El BBVA, además de Cajamar, cobran tres euros, frente a los dos del Sabadell y CaixaBank, o los cuatro de Kutxabank. La situación se endurece para los clientes de Global Caja, la fusión de las distintas Cajas Rurales de Castilla La Mancha. Llegan a solicitar cinco euros. Por su parte, en el Banco Santander la comisión alcanza los diez euros. Es un claro ejemplo de lo que pretenden las entidades.

Al igual que en la mayoría de bancos, desde el BBVA ponen muchas trabas a los usuarios. Sobre todo a los de mayor edad, que son los que presentan más complicaciones para acceder a la banca online. No disponen de los recursos ni de los conocimientos para ello y se encuentran totalmente indefensos. De alguna manera se les impide hacer gestiones que hasta hace bien poco eran gratuitas.