Logo EspanaDiario.tips
Logo EspanaDiario.tips
Logo Messenger Espanadiario.tips
Logo whatsapp
Un grifo de metal con agua saliendo de él en blanco y negro

Las 3 ciudades de España con la peor agua de grifo de todo el país: sabe fatal

Estas ciudades españolas tienen la peor agua de grifo

Todos conocemos la importancia de beber agua de manera habitual, ya que al hidratarnos conseguimos proporcionar a nuestro cuerpo todo el líquido que necesita. Y aunque podemos comprar agua embotellada, el agua de grifo es una de las opciones más simples.

Sin embargo, podemos enfrentarnos a un serio problema. En algunos lugares, es posible que esa agua de grifo sepa horriblemente mal. Lo que no implica, eso sí, que suponga algún problema para la salud.

Dependiendo de la provincia o incluso de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos, podremos encontrarnos con que existen muchos lugares de nuestro país con aguas duras… o incluso muy duras.

¿En qué lugares de España el agua sabe muy mal? 

Por lo general, en nuestro país la calidad del agua es tremendamente buena. Sin embargo, esto no ocurre en todos los lugares de España.

No en vano, de acuerdo a distintos boletines municipales publicados a lo largo del presente año, en nuestro país existen algunos lugares donde el agua sabe raro. Y no solo raro, también bastante mal.

Bebiendo agua
El agua no tiene la misma calidad en todas las ciudades | Getty Images

 

Esto generalmente se encuentra vinculado a la presencia de una elevada cantidad de minerales. Y, más concretamente, tanto calcio (o carbonato cálcico), como el magnesio.

Significa que, si la presencia de ambos minerales es elevada en el agua que vayamos a tomar, es bastante probable que el sabor de la misma sea bastante mala.

¿Por qué? Esto se debe principalmente a que estas sales minerales, cuando se encuentran en grandes cantidades, tienden a depositarse en las tuberías mediante incrustaciones de cal. Cuando esto sucede, el agua es calificada como dura.

? ESTOS SON LOS RIESGOS DE BEBER DE AGUA EMBOTELLADA ➡️

¿Por qué el agua dura sabe tan mal y es tan negativa?

La dureza del agua está determinada principalmente por la cantidad de calcio y magnesio que contiene. Las concentraciones más altas de estos y otros minerales hacen que el agua sea más dura. Si la presencia de ambos minerales es alta, entonces el agua es calificada efectivamente como dura.

Pero, además de su sabor extraño, raro o malo, también influye en otros aspectos relacionados con nuestro día a día. Por ejemplo, la eficacia de los detergentes es muchísimo menor.

 

Dos grifos de agua en una cocina
El agua de grifo puede ser demasiado dura | Getty Images

Y no solo eso, también puede influir en la aparición de daños en distintos electrodomésticos, como el lavavajillas o la lavadora.

¿Dónde es el agua menos dura en España?

Por lo general, sabemos que el agua tiende a ser mucho más dura en algunas zonas particulares de España, como por ejemplo es el caso de Zaragoza, Teruel o Valencia. 

No obstante, el agua más blanda la encontraremos principalmente en ciudades como Santa Cruz de Tenerife, en las Islas Canarias, donde las sales disueltas no son de magnesio o calcio, sino de sodio. 

En cualquier caso, debes tener una cosa clara: aunque el agua sea dura, el 99% del agua del grifo es totalmente apta para el consumo, ya que cumple todos los estándares de calidad de la Unión Europea. 

¿Conoces todos los beneficios de beber agua?

Siempre se ha dicho que debemos beber agua. Los médicos recomiendan que bebamos unos dos litros de agua al día, aunque todo dependerá realmente de nuestro estilo de vida.

El agua no tiene propiedades mágicas cuando se trata de perder peso, pero puede ayudarte a perderlo si la reemplazas con bebidas azucaradas y altas en calorías.

 

Un vaso de agua transparente sobre una mesa de cristal con un chorro de agua cayendo
Los nutricionistas abogan por un consumo mínimo de agua | Getty Images

También es muy útil para mantener la piel en buen estado. De manera que, cuando la piel está hidratada y se vuelve más flexible, es menos probable que se rompa y deje partículas externas que pueden causar irritación y manchas.

Aunque la cantidad de agua necesaria varía en función de distintos factores, el agua ayuda a los riñones a eliminar los desechos de la sangre en forma de orina. Y a que el resto de órganos funcionen adecuadamente.