Pasta

Un chef italiano desvela el truco definitivo para evitar que la pasta se te pegue

¿Se te pega la pasta cada vez que la cocinas en casa? Te explicamos los motivos, por qué ocurre, y cómo puedes evitarlo fácilmente

La pasta es uno de los alimentos más preciados mundialmente, sea lejos o cerca de su natal Italia, sabe conquistar el paladar de cualquier comensal. Además, su preparación es sencilla y no requiere demasiado tiempo.

Pero el hecho de que sea fácil de hacer, no significa que no debamos sortear algunos problemas de cocción. Y uno de los problemas más comunes suele ser el más evidente: se pega.

El truco que te ayudará a evitar que la pasta se pegue

La pasta tiene un alto contenido de almidón, un hidrato de carbono que se encuentra presente en grandes cantidades. Además, es el principal culpable de que la pasta se te pegue, pues se libera en el agua hirviendo durante la cocción. Por ello, es necesario conocer el truco que contrarreste su presencia en nuestros platos.

Lorenzo Boni, un chef italiano con muchísimos años de experiencia entre los fogones, ha querido desvelar el truco detrás de una pasta sin pegotes. Boni, además, trabaja para Barilla, el fabricante de pasta más conocido del mundo, donde es chef ejecutivo.

Plato de pasta
La pasta es muy nutritiva, rica en hidratos de carbono | Getty Images

Según el chef, es hora de dejar la costumbre tan arraigada de echar aceite al agua hirviendo. Según él, lejos de ayudar, esta práctica facilita que la pasta se pegue entre sí.

Por lo tanto, recomienda cocinar siempre con pasta de trigo duro, de la mejor calidad, y utilizar mucha agua. Aparentemente, este tipo de pasta no se pega con facilidad. Además, aconseja subir el fuego para que el hervor se produzca con fuerza.

En particular, debemos evitar dejar mucho tiempo la pasta en el colador mientras se escurre el agua. Y es que esto podría hacer que la pasta caliente se siga cocinando.
Una vez cocinada, el truco para que no se pegue es mezclarla rápidamente con la salsa.

Otros trucos a la hora de cocinar pasta

Seguro que has oído que hay que salar el agua de la pasta o ponerle aceite para que no se pegue. Estos dos argumentos son en realidad falsos y solo pueden influir en el sabor que cada uno desea que tenga su pasta.

El aceite no se mezcla con el agua y por lo tanto, no tiene ningún papel en la pegajosidad de la pasta. En el caso de la sal, aunque sí se mezcle con el agua, no afecta de ninguna forma a que la pasta se pegue más o menos.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

¿Cuáles son las razones para comer pasta regularmente?

Especialmente si optamos por pasta integral, rica en fibra y con un índice glucémico bajo, la pasta puede convertirse en un excelente aliado para mantenerse en forma, limitar los picoteos y comer sano sin cansarse.

Por ejemplo, es una opción útil en dietas. Según un informe publicado por la revista Nutrition and Diabetes, los alimentos ricos con alto contenido en almidón no tienen por qué estar relacionados con el incremento del peso

Los investigadores del IRCCS en Italia observaron los hábitos alimenticios de 23.000 personas. Así, notaron que el consumo de pasta está ligado a un índice de masa corporal (IMC) bajo. 

Los participantes consumieron pasta con moderación, combinándola con el resto de ingredientes propios de la dieta mediterránea, como es el caso de las verduras y hortalizas, frutas y aceite de oliva.

Plato de pasta con brócoli, queso y tomates
Comer pasta no tiene por qué hacernos engordar | Getty Images

La pasta también es fuente de magnesio, vitamina B, proteína y fibra, especialmente en su versión entera, y cuando no se cocina durante mucho tiempo. Su índice glucémico es bajo. 

De hecho, la pasta es un alimento excelente para aportar energía al organismo, el cual asimila lentamente. Esto es muy útil para reducir el apetito a la vez que estimula el tránsito intestinal.