Conjunto de cerezas rojas y maduras

Escoge las cerezas más dulces del mercado con los 5 trucos que no fallan casi nunca

Es una fruta muy dulce, pero si quieres potenciar aún más su sabor debes conocer estos trucos

Llega el verano y empezamos a ver nuevas frutas de temporada en los supermercados. Es el momento ideal para consumirlas y beneficiarnos de sus propiedades. Aunque existen muchísimas, hay una que nunca pasa desapercibida: las cerezas. Su color, textura y saber las hacen muy apetecibles.

Sin embargo, si queremos disfrutar aún más de este manjar es importante que prestemos atención a algunos detalles. Si te quedas a leer el artículo, ¡la próxima vez que las compres lo sabrás y notarás la diferencia!

Cerezas: propiedades y beneficios

Por todos es sabido que las cerezas provienen de la flor del cerezo. Sin lugar a dudas, con la llegada de la primavera y su florecimiento, podemos presenciar una obra de arte de la naturaleza.

Pero si este hecho nos causa admiración, la espera de su fruto todavía más. La cereza es una fruta originaria de Asia y se caracteriza por su color rojo intenso. Además de su aspecto físico (que sin duda la hace destacable), las cerezas contienen muchísimos beneficios para nuestra salud.

Esta fruta es una de las que menos calorías posee. Para que te hagas una idea, por cada 100 gramos de cereza solo encontramos unas 50-60 calorías. Si te planteas hacer dieta este verano, no dudes en consumirlas.

Conjunto de cerezas en una paella metálica encima de una mesa
Las cerezas contienen muchos beneficios, entre ellos el cuidado de nuestra piel | Getty Images

También contienen altos niveles en potasio, fibra y vitaminas, siendo las más destacables la A, B1, B3, B6, C, D, y E. Pero no acaba aquí, porque dentro de sus propiedades nutritivas también se incluye el ácido fólico y algunos minerales, como el magnesio, el hierro y el calcio.

Sin embargo, si quieres beneficiarte de todas estas características es importante que sepas cómo elegirlas cuando vayas a comprar. A continuación te dejamos algunos tips que te pueden ayudar.

Cómo elegir las cerezas más dulces

Si quieres hacerte con las cerezas que presentan más calidad, debes fijarte bien en su aspecto físico:

1. Conocer su origen

En este sentido, es importante saber la denominación de origen de las cerezas. Cuando vayas a comprarlas, debes fijarte si contienen algún sello de garantía de sabor y calidad. Esto puede avalarse si los productos han crecido de forma tradicional y han pasado directamente del árbol a la mesa.

2. El color

Dos cerezas de color rojo oscuro en primer plano
Cuanto más oscura sea la cereza, más dulce será | Getty Images

Existen varios tipos de cereza y, como es normal, cada uno tiene un color. Pero por lo general, los expertos indican que cuanto más oscura esté la cereza, más dulce será.

3. El aspecto

El aspecto es una de las características que más puede confundirnos a la hora de escoger qué cereza comprar. Algunas contienen rabo, otras no, unas son más oscuras, otras más rojas... Si lo que queremos es conseguir la mejor calidad tendremos que fijarnos en el estado de la piel. En este sentido, la mejor cereza es la que no tiene tacto blando, ni tiene la piel arrugada.

Además, es recomendable que te fijes si contienen algún tipo de imperfecto como manchas o rasguños.

4. El tamaño

Cerezas en un árbol rodeadas de hojas y con el sol encima
Existen cerezas de diferentes tamaños | Getty Images

Esta característica puede variar dependiendo del tipo de cereza, y no es un indicativo malo precisamente. Existen algunas cerezas más grandes que otras, eso sí. Como referencia, podríamos tomar las picotas: una de las cerezas más dulces y más pequeñas que hay.

5. El tallo

Aunque algunas cerezas tienen tallo y otras no, si queremos conseguir la mayor calidad es importante que nos fijemos en este detalle. Así pues, las cerezas que tengan un tallo unido y de color verde serán más frescas y dulces.

A partir de ahora cuando vayas a comprar cerezas podrás tener presente este artículo, así te asegurarás de que escogerás las mejores. Y también recuerda que su conservación es importante: en este caso, lo ideal es guardarlas directamente en el frigorífico.

Ideal para cuidar tu piel este verano

Si también quieres broncearte en la playa a la par de cuidar tu piel deberías consumir cerezas, ya que contienen melatonina. La melatonina, junto con otros antioxidantes que también posee, convierten la cereza en una fruta ideal para proteger y suavizar la piel.

Además, también es ideal para favorecer la reducción de celulitis y mejorar la microcirculación. Por otra parte, el caroteno que está presente en este alimento también te ayudará a broncearte más rápido.