Foto llena de azúcar en polvo y en forma de cubo

La cantidad exacta de azúcar que puedes tomar al día sin ningún riesgo para tu salud

Hay que ser consciente de la cantidad de azúcares que ingerimos para llevar una vida saludable

Una alimentaciónsana  y equilibrada  es la clave para disfrutar de una buena vida. Evitas enfermedades que pueden tener consecuencias gravísimas y te vas a sentir mucho mejor.

Aunque es tentador comer cosas dulces o refrescos azucarados, debemos evitarlos  en la medida de lo posible. Todos estos alimentos ultraprocesados vienen cargados de azúcar que pueden ser perjudiciales  para nuestro organismo.

Igualmente, también hay que tener ciertos conocimientos en cuanto a los tipos de azúcar. Y también es importante saber cómo nos los podemos encontrar en los productos que consumimos día tras día.

Cantidad de azúcar recomendada, según la OMS

El informe científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, alertó sobre los graves problemas  de salud que provoca el elevado consumo  de azúcar. Especificó que la ingesta de azúcares añadidos debería ser mínima en nuestra dieta.

A raíz de esto, la Organización Mundial de la Salud publicó un informe detallando la ingesta de azúcar recomendada. Destacan que debería reducirse  a menos del 10% de la ingesta total de un día, tanto para niños como para adultos. No obstante, especificó que una reducción por debajo del 5% mejoraría aún más y produciría beneficios adicionales para la salud.

Azúcar moreno, blanco, en cubitos o fino sobre una mesa de madera
Modera el consumo de azúcar, es muy perjudicial para la salud | Getty Images

Para que sea más comprensible, el 10% de la ingesta total, en gramos, se traduce a unos 25 gramos de azúcar libre al día. Realmente equivaldría a 6 terrones de azúcar. De todas maneras, aunque parezca bastante, hay que tener en cuenta que muchísimos productos contienen azúcares.

Los dos diferentes azúcares que debes tener en cuenta

Mucha gente se piensa que cuando se hace referencia al azúcar, es esa sustancia blanca que añadimos al café o en repostería. Pero es importante destacar que hay dos  tipos de azúcares: los intrínsecos y los añadidos.

Los azúcares intrínsecos son aquellos que se encuentran de manera natural  en los propios alimentos. Es importante consumirlos para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, sobre todo para darle energía al cerebro. Según un estudio de la Fundación Española de Nutrición, el 90 % de la contribución de este azúcar viene dada por:

- La fruta (31,8%)

- Leches (19,6%)

- Zumos y Néctares (11,1%)

- Verduras y Hortalizas (9,89%)

El 27,1% restante proviene de otros subgrupos, como los lácteos, las bebidas alcohólicas de baja graduación, el pan, etc.

Uvas, plátanos, granadas y mandarinas en un supermercado
Muchos alimentos contienen azúcares intrínsecos | Getty Images

En cambio, los  azúcares añadidos  son aquellos que debemos moderar  lo máximo posible. Provienen principalmente de los refrescos, el azúcar blanco refinado, la bollería, el chocolate y productos azucarados. Son los que se añaden de manera intencionada para mejorar sabor, textura o incluso como método de conservación.

El truco que usan en el supermercado, pero que debes tener cuidado

Muchas veces, las grandes empresas alimentarias de este país se aprovechan y cambian  los nombres  a ciertos azúcares. Pero hay que ir con cuidado, debido a que siguen siendo azúcares.

Por ejemplo, cuando en los ingredientes de un producto veamos "sirope", "panela" o "almíbar", te están diciendo que lleva azúcar. Aunque puedan parecer algo más sanos, también se debe moderar  de la misma manera que el azúcar blanco de mesa. En las etiquetas de los productos también aparecen otros nombres para despistar  al consumidor: dextrosa, dextrina, fructosa, jarabe de glucosa, etc.

Los dos sustitutos del azúcar que recomiendan los expertos

Una cuchara de miel en un vaso lleno de miel y panales detrás
La miel es el sustituto más natural y más saludable del azúcar  | Getty Images

Por más que sean más saludables, se debe tener en cuenta que siguen siendo azúcares. Siempre se debe reducir  su consumo al máximo, combinando una dietaequilibrada  y saludable.

La opción más natural de todas es la miel. Este producto producido por las abejas y extraído del néctar de las flores, si es de buena calidad, es perfecta para incorporar en nuestra dieta. En la medida de lo posible, siempre es mejor consumir miel de primera calidad, dado que nos aportará aún más beneficios.

Otra opción buena son los edulcorantes, aunque no todos. La estevia  es el mejor edulcorante de todos, el más natural y el más saludable. Se extrae de una planta y el dulzor que aporta es el justo y necesario.

Cuchara de madera con estevia en polvo y la hoja de la planta
La opción más recomendada por los especialistas | Getty Images

Aun así, como hemos destacado, siempre se debe evitar  consumir más el 10% de azúcar en todo el día. Al fin y al cabo, lo encontramos en infinidad de productos y alimentos y es muy perjudicial  para nuestra salud.