Una mano sujetando billetes de 50 euros con fondo gris

Los cambios de la ayuda si eres parado y tienes más de 45 años: 1.400 euros de golpe

El SEPE anuncia novedades en las cuantías y la duración este 2023

La prestación contributiva por desempleo, el paro, es la ayuda más conocida para personas que no tienen trabajo en España. Pero además hay otras prestaciones y subvenciones para personas vulnerables y con dificultades para encontrar empleo. Este es el caso de la Renta Activa de Inserción (RAI). 

La Renta Activa de Inserción (RAI) es una ayuda extraordinaria para parados de larga duración. En especial para aquellos que han agotado la prestación o el subsidio, pero siguen sin encontrar trabajo. También está orientada a colectivos vulnerables como migrantes y víctimas de violencia de género.

Pues bien, la administración acaba de publicar los cambios de esta ayuda y hay novedades importantes. A partir de 2023 la Renta Activa de Inserción presenta cambios tanto en las cuantías como en la duración. Estas son las principales novedades de esta ayuda para parados de larga duración.

Sube la Renta Activa de Inserción

Pueden solicitar la Renta Activa de Inserción los parados mayores de 45 años, personas con discapacidad, víctima de violencia de género y emigrantes retornados. La ayuda está gestionada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Este especifica unos requisitos concretos para cada colectivo.

Imagen del interior del SEPE
El SEPE ha publicado los cambios de esta ayuda | Europa Press

2023 es un año importante porque cambian muchas cosas de las prestaciones y ayudas en España. En plena crisis económica y con la inflación disparada, el Gobierno ha aumentado las cuantías y ha mejorado las condiciones. Sin ir más lejos, las pensiones han experimentado una subida sin precedentes del 8,5%.

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas sobre PENSIONES y AYUDAS en WhatsApp 

Esto afecta también a la Renta Activa de Inserción, que se ha revalorizado pasando de 463 a 480 euros mensuales (17 euros más). Pero además, el SEPE ha publicado los cambios para este 2023 en esta ayuda extraordinaria. Y hay tres novedades importantes que los beneficiarios deben conocer.

El SEPE anuncia 3 cambios

El SEPE ha anunciado tres cambios importantes para la ayuda extraordinaria a parados de larga duración y colectivos vulnerables. El primero tiene que ver con la duración de la ayuda para víctimas de violencia de género. En concreto, aquellas que se vean obligadas a cambiar de residencia.

Las víctimas que tengan que cambiar de residencia en los doce meses anteriores a la solicitud, podrían pedir que la ayuda se extienda tres meses más. Además, recibirán la ayuda en un pago único de 1.440 euros. Solo se podrá pedir una vez, pero no restará meses si debe solicitarse una prórroga.

El segundo cambio afecta a los beneficiarios de la ayuda que quieran empezar a trabajar por cuenta propia. Si estás cobrando la RAI y quieres hacerte autónomo, se suspende la ayuda pudiendo pedir un 25% de la cuantía durante 180 días. Es decir, que el beneficiario cobrará 120 euros mensuales durante medio año.


El tercer cambio es para los beneficiarios de la ayuda que empiezan a trabajar a tiempo parcial. En su caso sobrará la parte proporcional al tiempo trabajado y el período que aún no ha cobrado de la ayuda. La cantidad se ampliará en la misma proporción mientras dure la compatibilidad.

Puedes pedir la ayuda tres veces

La principal novedad de todos estos cambios es que ahora los beneficiarios pueden seguir cobrando una parte proporcional de la ayuda aunque empiecen a trabajar. Para el resto, la duración de la renta de inserción es de 11 meses, con 480 euros al mes. Además, esta ayuda se puede pedir hasta en tres ocasiones.

Billetes de 50 y 100 euros en un cajero bancario con la pantalla apagada
Suben las cuantías y cambia la duración de la renta activa | Getty Images

Solo hay una condición, y es que hay que dejar un tiempo de un año de diferencia entre cada solicitud. Para solicitar la Renta Activa de Inserción hay que estar inscrito como demandante de empleo. Y hay que sellar el paro periódicamente mientras se cobra la ayuda, para evitar perder la subvención.

Esta ayuda va destinada a personas en situación de riesgo de pobreza y vulnerabilidad. Por eso, uno de los requisitos es no tener ingresos superiores al 75% del salario mínimo (750 euros al mes). Los mayores de 52 años pueden solicitar el subsidio por desempleo hasta cumplir la edad de jubilación.