Una persona usa una calculadora para calcular su factura

El cambio gratuito que puede hacerte ahorrar en tu recibo de la luz

Es una de las novedades de la nueva factura, más allá de las franjas horarias

En los próximos días van a llegar a millones de hogares y empresas de nuestro país las facturas de la electricidad. Se trata de un recibo al cual deberá prestarse especial atención, ya que es el primero con el nuevo sistema tarifario que entró en vigor el 1 de junio. En definitiva, pues, la factura va a reflejar el precio final tras la puesta en marcha de las horas punta, llana y valle.

Durante las últimas semanas ha estallado en España una viva polémica por el nuevo sistema de tarifa eléctrica, que supone un encarecimiento muy notable en las horas de mayor consumo. Las asociaciones de consumidores reclaman soluciones y el Gobierno ha bajado el IVA de la electricidad del 21 al 10 %, pero ya señalan que no va a ser suficiente. Ante esta situación, ¿qué podemos hacer para ahorrar en nuestro recibo de la luz?

El cambio de potencia contratada, una de las claves...

Cuando el 1 de junio se puso en marcha el nuevo sistema tarifario de la electricidad, la novedad no fueron tan solo las franjas horarias. Otra de las nuevas opciones que ofrece la nueva factura pasó desapercibida, totalmente eclipsada por la polémica por el creciente precio de la electricidad. Se trata de la posibilidad de cambiar de forma gratuita la potencia eléctrica contratada.

Lo cierto es que, según la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), la mayoría de consumidores tienen contratada más potencia de la que necesitan. La potencia contratada es la cantidad de kilovatios (kW) que podemos usar de forma simultánea, es decir, la capacidad de utilizar aparatos electrodomésticos al mismo tiempo en nuestro hogar o empresa. Obviamente, cuantos más kilovatios contratamos, más pagaremos cada mes: y la potencia contratada constituye una parte importante de nuestra factura.

El consumo puede controlarse con nuestra propia acción, tratando de ser más eficientes y de consumir lo mínimo posible en horas punta. Pero la potencia contratada tiene un coste fijo que tan solo se puede modificar contratando otra potencia, previo pago de 10 euros y más de 60 euros por KW de más. Además, el movimiento puede hacerse tan solo una vez al año.

... que ahora puede hacerse de forma gratuita

Pero la nueva factura de la luz ha supuesto novedades al respecto. Desde este mismo mes y hasta el 31 de mayo de 2022, se permite a los consumidores hacer dos cambios gratuitos en la potencia contratada. Esta es una posibilidad que la CNMC ha establecido para que los consumidores calibren cuál es la potencia que necesitan y se ajusten a ella.

PERSONA CAMBIANDO UNA BOMBILLA
Las bombillas de led consumen menos energía que las halógenas | Getty Images

Gracias a los dos cambios gratuitos, tenemos la posibilidad de probar dos potencias contratadas distintas para decidir cuál se adapta mejor a nuestra vida cotidiana. En base a ello, podemos dejar de pagar de más, tal y como la CNMC dice que ocurre en muchos hogares, y ajustar la potencia contratada a nuestro consumo real. No se trata tan solo del hecho de que se puedan hacer dos cambios anuales — normalmente solo se permite uno—, sino que, además, otra novedad es que son gratuitos.

Si mediante los cambios logramos contratar una potencia menor a la que tenemos ahora, ello va a tener un impacto importante en nuestro recibo. Si es así, el precio final de lo que pagamos va a presentar un notable ahorro, ya que la potencia tiene un peso importante en la factura eléctrica. Cabe recordar que los dos cambios gratuitos pueden hacerse hasta final de mayo de 2022.

El ahorro en el recibo de la luz, pues, se ha convertido en una prioridad para muchos españoles. Es por ello que la posibilidad de estos cambios gratuitos puede ser la vía para pagar menos en nuestro recibo eléctrico.