Bocadillo de salchichón y queso

Adiós al bocadillo de salchichón: 3 motivos médicos para dejar de comerlo hoy mismo

Descubre los peligros que puede entrañar este alimento en tu salud

Aunque se trate de uno de los alimentos más típicos y conocidos de nuestra gastronomía, esto no implica necesariamente que sea saludable. Este aperitivo, que podrías comerte en más de una ocasión, esconde verdaderos perjuicios que podrían poner en riesgo tu salud.

Lo que hay detrás del típico bocadillo de salchichón

Seguramente los hayas visto como tapa en más de una ocasión, y no es de extrañar, pues se trata de uno de los complementos más versátiles que existen. Bien sea en comidas, cenas e incluso cumpleaños, los bocadillos de salchichón forman ya parte de nuestra 'tradición'.

Y es que si tenemos en cuenta lo rápido y fáciles que son de preparar, veremos que también pueden estar presentes en otros momentos del día. De esta forma, es muy habitual que los veamos incluso en los patios de colegio o en algunas meriendas de niños.

BOCADILLO DE SALCHICHÓN
El bocadillo de salchichón no es tan saludable como parece | Getty Images

Sin embargo, su extendida presencia no quiere decir que sea para nada algo positivo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa, de forma general, los embutidos en una lista de alimentos negros. Evidentemente, el salchichón forma parte de ella.

Consumir carnes rojas y procesadas es un riesgo para nuestra salud. Además del salchichón, alimentos como el jamón serrano o fuet también estarían catalogados como tal, y consumirlos en exceso haría aumentar ese riesgo.

Algunos datos ofrecidos por la Fundación Española del Corazón revelan que lo ideal es mantener unos niveles de colesterol inferiores a 200 mg/dl. Esto es algo incompatible con el bocadillo de salchichón, sobre todo si tenemos en cuenta que al ingerir uno podríamos llegar a 500 mg/dl de colesterol.

Motivos para eliminarlo de tu dieta

Tan solo basta con consultar a cualquier nutricionista para darnos cuenta de la cantidad de motivos que hay detrás de su desaconsejo. Consumir embutidos podría tener un efecto negativo sobre nuestro organismo, en especial el salchichón. Veamos a continuación los más destacables: 

1. Exceso de sal

La mayoría de embutidos y alimentos procesados contienen elevadas cantidades de sal, y el salchichón no escapa de ello. Debemos tener en cuenta que si nuestro cuerpo ingiere todas estas cantidades, estaremos expuestos a padecer problemas cardiovasculares y respiratorios.

Además, por cada 100 gramos de salchichón estaríamos ingiriendo 3,3 gramos de sal. Si tenemos en cuenta que la recomendación según la OMS es de 5 gramos al día, el riesgo de sufrir hipertensión sería cada vez más alto.

2. Grasas poco saludables

Otro de los aspectos que nada benefician a este alimento es la cantidad de grasa que presenta. El salchichón es uno de los embutidos más calóricos que existen, y esto es algo que juega totalmente en nuestra contra.

De la misma forma que ocurre con la sal, por cada 100 gramos de salchichón que comamos estaremos absorbiendo 38,1 gramos de grasa. Además, debemos recordar que el tipo de grasa que presenta este alimento no es la más saludable precisamente.

Embutidos
Los embutidos, de forma general, son malos para la salud | Getty Images

3. Cuidado con el pan refinado

Y como no, no debemos olvidar el complemento estrella de cualquier bocadillo: el pan. Normalmente los bocadillos de salchichón se suelen acompañar de pan blanco, que sin duda es uno de los más perjudiciales. 

El pan blanco se elabora a partir de harinas refinadas, las cuales pueden llegar a contener un índice glucémico alto. Esto, si lo traducimos de otra forma, implicaría que por cada bocadillo que consumamos se estarían disparando nuestros niveles de azúcar en sangre.

Es evidente que cualquier alimento en exceso es malo, sin embargo, en este caso es aconsejable consumirlo lo menos posible. Si queremos cuidar nuestra salud y reducir al máximo el riesgo de sufrir algunas enfermedades, lo mejor es que optemos por buscar otras alternativas.