Una persona mayor pagando con su tarjeta en un datáfono

El Banco de España lanza un aviso de última hora sobre los pagos con tarjeta o móvil

Si sueles pagar con tarjeta o móvil, tus transacciones podrían estar en peligro

El avance de la tecnología no ha permitido cambiar nuestros hábitos y, por ello, vamos implementando medidas en nuestra rutina que hace unas décadas serían impensables. Un claro ejemplo de ellos son las transacciones económicas mediante tarjeta. 

Sí es cierto que todavía hay quienes se resisten a abandonar el dinero en metálico, no obstante, el número de usuarios con tarjeta aumenta exponencialmente con el paso de los años. Por ello, cuando el Banco de España lanza una alerta hacia este segmento de la sociedad, son varios los que pueden verse afectados.

El aviso del Banco de España a todos los usuarios: alerta

No importa qué compremos, el datáfono es cada vez más común en nuestra vida. Aunque algo que pocos conocen es su nombre real: terminal de punto de venta (TPV). Es justamente el TPV con lo que la mayoría de negocios cuentan para cobrar sus clientes. Aunque puede variar la cantidad, suelen tener al menos uno y es algo que agradece la mayor parte de los consumidores.

Y pese a la comodidad y la seguridad que pueda otorgar este tipo de transacciones, no estamos exentos de enfrentarnos a situaciones incómodas cuando se trata de pagar con tarjeta.

Un hombre paga con tarjeta en un datáfono
Pagar con tarjeta hoy en día está muy normalizado | Getty Images

Esto se debe a que la mayoría de la población responde negativamente ante la común pregunta: "¿Quiere copia?" Sea por el motivo que sea, es innegable que casi todas las personas con tarjeta rechazan esta posibilidad.

Una decisión que se toma de forma inconsciente, pero que podría poner en peligro nuestros pagos. Desde el Banco de España han señalado que no consultar debidamente el importe que se te ha cobrado, podría acarrear algunos problemas.

Ni se te ocurra no pedir copia de tu pago

Tal y como declara la entidad, es necesario comprobar que: «Te han cobrado la cantidad adecuada y que figura así en la pantalla del TPV». Es decir, siguiendo las instrucciones del Banco de España, podremos asegurarnos de que nunca nos cobren de más. Para ello, tan solo tendrás que ir incorporando el sencillo gesto de pedir la copia cuando pagues.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

De esta forma, te ahorrarás el incómodo proceso que supone la devolución de un importe cobrado incorrectamente. Un hecho que nos roba tiempo tanto al usuario, como al negocio y al banco.

Además, tener registrados tus gastos en papel, también es una forma de controlar en qué gastas tu dinero. No es una opción del todo ecológica, pero es la más cómoda para quienes no pueden acceder con facilidad a las apps de móvil o a las oficinas de su banco.

El límite de la tarjeta sin pin, un "seguro" de nuestras transacciones

Apoyar ligeramente la tarjeta en el TPV es tan sencillo y rápido que, a veces, no miramos el importe que aparece en él. Además, pagar de esta forma ya no solo es posible con tarjeta. Siempre dependerá del modelo, pero algunas marcas de móviles programan sus teléfonos para que puedan servir como tarjeta. Por ello, está empezando a ser común ver cómo la gente paga con el móvil.

Primer plano borroso de tarjetas de crédito
Ha muchas formas de aumentar la seguridad de nuestros pagos | Getty Images

Por fortuna para los usuarios de tarjetas, este método de pago exprés tiene un límite cuando se trata de un pago sin contacto. Este límite nos permite frenar la posibilidad de que nos cobren importes desorbitados sin que seamos consciente de ello.

Sin embargo, esta posibilidad es efectiva siempre y cuando la cifra a pagar no sobrepase los 50 euros. En el caso de que sí lo hiciese, el usuario debe teclear el PIN para aprobar la transacción. Algo que nos puede permitir prestar más atención a lo que se le está cobrando.

Aun así, existe la posibilidad de que se siga ignorando el importe que se está cobrando. Por ende, la mejor solución siempre será enfocar toda nuestra atención en el momento del pago.