Plano detalle de la mano de una persona cogiendo la tarjeta de crédito

El Banco de España advierte de los problemas más comunes con las tarjetas de crédito

El organismo económico envía una advertencia sobre las maneras de actuar, en caso sufrir una incidencia

En el momento menos pensado, la tarjeta de crédito puede darnos algún tipo de problema. ¿Sabemos cómo actuar en caso de que se produzca una irregularidad? Desde el Banco de España nos dan una serie de recomendaciones en este sentido.

Las tarjetas se han convertido prácticamente en el medio de pago preferido por parte de muchos españoles. De hecho, la gran mayoría ya deja los billetes y las monedas en casa, debido a las facilidades que nos ofrece el dinero de plástico.

Se estima que en España hay en circulación 88 millones de tarjetas, lo que implica casi dos por habitante. Por lo tanto, ha ido adquiriendo una especial relevancia en nuestro día a día, sobre todo por la gran cantidad de ventajas que proporciona.

Nos permitirá conseguir efectivo en cualquier país del mundo, realizar compras por internet o hacer un mejor control de los gastos. Pero también presenta una serie de inconvenientes que no debemos pasar por alto.

El Banco de España avisa de los contratiempos más habituales con las tarjetas de crédito

Con la tarjeta de crédito podemos sufrir una serie de problemas que nos pueden dar un serio disgusto. El Banco de España ofrece una serie de recomendaciones para afrontar dichos contratiempos.

Tarjetas de credito
El robo o la pérdida de la tarjeta de crédito, entre las incidencias más comunes | Getty Images

La pérdida o el robo del dinero de plástico suele ser bastante común. En este caso habría que actuar con celeridad y comunicárselo a la entidad bancaria para que procedan a su bloqueo. De esta forma nadie podrá utilizarla y nos facilitarán otra nueva.

Si tenemos cierta destreza con la aplicación de la entidad bancaria podemos incluso desactivarla nosotros mismos. También tendremos la posibilidad de tramitar el duplicado a través de Internet.

Otra situación que resulta muy desagradable para los usuarios de las tarjetas es cuando llega un cargo inesperado a la cuenta. Y no porque se haya comprado demasiado. Sería sobre todo cuando hay un uso fraudulento de la tarjeta.

De ocurrir esto, lo primero sería comprobar el detalle del abono y comunicárselo a la entidad si sospecháramos de un posible fraude. En el banco se ocuparían de bloquear la tarjeta para que no se emitan más cargos. Además, nos facilitarían otra nueva, por lo que en muy poco tiempo podríamos retomar la normalidad en ese sentido.

Conviene estar muy atentos

Un problema que se repite con bastante frecuencia es el cobro de más en una compra. Suele tratarse de un despiste por parte del responsable del negocio en el que se hace la adquisición, pero conviene estar muy atentos.

Imagen de un cajero de un banco.
El Banco de España recomienda ponerse en contacto con la entidad en caso de que se sufra algún percance | Canva

Si nos sucede esto habrá que ponerse en contacto con el vendedor y explicarle lo ocurrido. Si no se dispone del recibo de pago o del ticket, siempre se podrá reclamar el justificante a la entidad bancaria. 

En el caso de que no se resuelva la incidencia con los pasos anteriores, siempre nos queda la posibilidad de tratarlo con el banco. Ellos pueden hacer la devolución de ese importe.

Quedarse sin medio de pago

El Banco de España aconseja que no se confíe todo a una única tarjeta. Es posible que en algún momento pueda dejar de funcionar y eso nos dejaría en una situación comprometida si no contamos con otros medios.

Bizum
Algunos negocios incluso permiten hacer pagos por Bizum | España Diario Tips

De llegarse a este punto, siempre se puede preguntar en la tienda si pueden hacer el cargo manualmente utilizando los datos de la tarjeta. En algunos casos incluso podrían permitirte una transferencia o un Bizum.

No obstante, habría que abordar esta cuestión con el banco para que nos dieran una solución. "Es siempre recomendable disponer de otros medios de pago, otra tarjeta, servicios de pago digitales y llevar efectivo para emergencias", indican. Lo peor que nos puede pasar es que necesitemos pagar y no tengamos ni el dinero en metálico ni las tarjetas.