Logo EspanaDiario.tips
Logo EspanaDiario.tips
Logo Youtube Espanadiario.tips
Logo whatsapp
Tipos de arroz en un bol de madera

Aviso de los nutricionistas: los 4 platos típicos de España que contienen metales

Aunque pueden no suponer un problema cuando se consumen de forma puntual, hay que estar alerta

¿Sabías que algunos de los platos típicos que consumes a diario pueden contener trazas de metales pesados como el plomo, el cadmio o el mercurio? Esto es todo lo que debes saber.

Losmetales pesados que podemos encontrar en distintos alimentos son tóxicos para la salud humana. Esto se debe a que pueden causar problemas neurológicos, renales o incluso cáncer si se ingieren en cantidades elevadas o durante un tiempo prolongado.

Estos componentes pueden estar presentes en los alimentos por diversas razones. Desde la contaminación del aire, del agua o del suelo; el uso de fertilizantes, pesticidas o piensos; los procesos industriales o de transformación; o la migración desde los envases o utensilios. 

Aunque existen normas y controles para limitar el contenido máximo de estos contaminantes en los productos alimenticios, no siempre se pueden evitar las exposiciones accidentales o inadvertidas. Pero, ¿cuáles son los alimentos más populares en España que pueden contener metales pesados sin que lo sospeches?

Pescado y marisco

El pescado y el marisco son alimentos muy saludables y recomendables por su alto contenido en proteínas, ácidos grasos omega-3 y minerales. Sin embargo, también son fuentes potenciales de metales pesados como el mercurio, el cadmio o el plomo.

Estos metales se acumulan en los tejidos de los peces y crustáceos debido a la contaminación de las aguas marinas o dulces por actividades humanas como la minería, la industria o la quema de combustibles fósiles.

El nivel de contaminación depende del tipo de pescado o marisco, su tamaño, su edad y su lugar de origen. Pero los peces grandes y depredadores como el atún rojo, el pez espada o el tiburón tienen más mercurio que los peces pequeños como las sardinas, las anchoas o las caballas. 

Los moluscos bivalvos como las almejas, los mejillones o las vieiras tienen más cadmio que otros mariscos. El plomo puede estar presente en cualquier especie marina.

Mano cortando con un cuchillo grande atún rojo en una tabla de madera
El atún es uno de los pescados que contiene más mercurio | Getty Images

Arroz

El arroz es uno de los cereales más consumidos en España y en todo el mundo por su versatilidad culinaria y su valor nutricional. Pero también puede contener un metaloide llamado arsénico, que puede ser perjudicial para la salud si se consume en exceso.

Lo encontramos de forma natural en el medio ambiente, pero también puede proceder de fuentes antropogénicas como la minería, la industria o el uso de pesticidas. De hecho, el arroz absorbe el arsénico del suelo y del agua donde se cultiva, especialmente en zonas inundadas.

El arsénico puede causar efectos adversos a corto y largo plazo, como irritación gastrointestinal, alteraciones cutáneas, problemas cardiovasculares o cáncer. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasifica al arsénico inorgánico como carcinógeno humano. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece un límite máximo de 10 microgramos por litro de arsénico en el agua potable y recomienda reducir al mínimo la exposición a este contaminante.

Chocolate

El chocolate es uno de los alimentos más apreciados por su sabor dulce y su efecto estimulante. Además, tiene beneficios para la salud por su contenido en antioxidantes, minerales y fibra. Sin embargo, también puede contener trazas de metales pesados como el plomo o el cadmio que pueden afectar negativamente a nuestro organismo.

El origen del problema está en las plantaciones de cacao, donde los árboles absorben los metales pesados presentes en el suelo o en las aguas contaminadas por actividades humanas o naturales.

Estos metales se acumulan en las semillas del cacao y luego pasan al chocolate durante su procesamiento. El nivel de contaminación depende del tipo y origen del cacao, así como del grado de pureza y elaboración del chocolate.

Onzas de turrón crujiente de chocolate sobre un recipiente
Estos metales se acumulan en las semillas del cacao y luego pasan al chocolate durante su procesamiento | Getty Images

Por ejemplo, el plomo y el cadmio son neurotóxicos que pueden causar daños cerebrales, especialmente en niños y mujeres embarazadas. También pueden afectar a otros órganos como los riñones o los huesos. 

La Unión Europea establece unos límites máximos para estos metales pesados en los productos derivados del cacao que varían según su composición: cuanto más cacao tenga un producto (como ocurre con los chocolates negros), mayor será su contenido permitido en plomo o cadmio.

Frutas y verduras

Las frutas y verduras son alimentos imprescindibles para una dieta equilibrada por su aporte de vitaminas, minerales y antioxidantes. Pero también pueden contener trazas de metales pesados como el plomo, el cadmio o el arsénico que pueden proceder del suelo, del agua o del aire contaminados por actividades humanas o naturales.

Estos metales se acumulan en las partes comestibles de las plantas y luego pasan a nuestra dieta. Y también ocurre con las frutas, especialmente determinadas frutas, vegetales y verduras.

Por todo lo indicado, hay que recordar que metales pesados son contaminantes que pueden estar presentes en algunos alimentos populares en España sin que lo sospeches. Su consumo excesivo o prolongado puede tener efectos nocivos para la salud. 

Por eso es importante seguir una dieta variada y equilibrada que incluya alimentos frescos, ecológicos y de calidad. También es conveniente aplicar algunos trucos caseros para reducir el contenido de metales pesados en los alimentos antes de cocinarlos o consumirlos.