Mujer en un supermercado con un carrito de la compra

El aviso que acaba de llegar de Europa sobre comer 3 alimentos de moda España: riesgos

¿Qué alimentos nuevos pueden suponer un riesgo para la salud?

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) es un organismo que depende del Ministerio de Consumo. Su misión es controlar la calidad de los alimentos que consume la población.

Es muy importante que las personas se sientan seguras en cuanto al consumo de los alimentos que compran y consumen en casa. Por ello, la AESAN es una fuente fiable y fundamental para conocer los productos que consumimos y la calidad de los mismos. Cada vez son más los productos o nuevos alimentos que vienen procedentes de otros países.

¿Qué es la EFSA? ¿De qué se encarga?

Podemos conocer este tipo de alimentos recientes en la página web de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Debido a la comercialización de alimentos procedentes de otros países, a la mezcla con otras culturas, los ingredientes utilizados para producir nuevos alimentos e incluso a la innovación, nos exponen a conocer si se puede consumir o no.

Todo alimento o ingrediente que se incorpore después del 15 de mayo de 1997, se considera alimento nuevo. Así, pasará por revisiones, controles y exámenes previos antes de que llegue a los consumidores.

Comiendo grillos
Hay que tener mucho cuidado con ciertos alimentos exóticos | Getty Images

La EFSA es la que se encarga de comprobar que dichos alimentos, ingredientes o la tecnología que se está utilizando resulte segura y supere las evaluaciones de seguridad, ya que es muy importante que el consumidor sepa qué está consumiendo y si su ingesta es segura. Cuando un alimento no cumple con los requisitos y no supera los controles exhaustivos, se informa a la población con advertencias sobre su consumo

En España, cada vez es más frecuente encontrar y consumir semillas, aceites de semillas o granos como la quinoa que favorecen y añaden al plato muchos nutrientes esenciales. Poco a poco se han ido incorporando alimentos de otras culturas, y sobre todo es más fácil encontrarlos a la venta. Todo esos alimentos han pasado por estrictos controles para asegurar la seguridad de los consumidores.

No en vano, son muchas las veces que las autoridades sanitarias informan de alguna posible alerta alimentaria. Esto significa, entre otros aspectos, que el alimento en cuestión no cumple con los requisitos necesarios para ser seguro su consumo.

¿Cuáles son los alimentos exóticos?

Actualmente, son muchos los productos que incorporan alimentos recientemente llegados, como el aceite de krill. Dicho aceite es añadido a algunos suplementos o complementos alimenticios que le aportan ácidos grasos.

También se están poniendo en marcha diversas técnicas de procesado -a través de radiación UV-  para obtener alimentos como la leche o el pan. Dichas técnicas también pasan por controles muy exquisitos para controlar la seguridad del consumidor ante todo.

Bol con quinoa hervida, bol con quinoa curda junto a una cuchara con granos de quinoa
La quinoa se ha vuelto tremendamente popular en los últimos años | Getty Images

Pero el aviso que ha llegado desde Europa tiene relación con tres alimentos exóticos: los grillos, la chía y la quinoa. Como indica la AESAN, algunas adiciones recientes incluyen este tipo de alimentos en la dieta europea.

Lo que significa que los nuevos alimentos deben pasar por una evaluación de seguridad para asegurarnos de que su consumo es totalmente seguro. Los riesgos que produce consumir alimentos que no conocemos o del que no existe información veraz es muy peligroso para la salud.

La importancia de conocer si existen alertas sobre alimentos "nuevos"

Es importante, que sepamos los ingredientes que añadimos por primera vez a nuestra alimentación. Conocer los ingredientes de lo que tenemos en la despensa y estar atentos a las alertas sanitarias es muy importante.

Al igual que seguir las recomendaciones que nos ofrecen las autoridades competentes es indispensable y sobre todo nos evita de posibles adversidades. Por tanto, siempre es recomendable estar pendiente de distintos avisos, y leer la información pertinente de las diferentes autoridades sanitarias.