Imagen del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia

Australia manda un aviso a España sobre lo que se nos viene encima: será 'mucho peor'

El país ha advertido de que los próximos meses pueden ser realmente complicados

España ya se pone en lo peor. Después de todo lo acontecido con el COVID-19, llega el momento de estar en alerta con otro virus. Pese a que siempre se ponen todos los medios posibles para plantarle cara, en esta ocasión no será suficiente.

Al menos eso es lo que ocurrió en Australia con la gripe, en donde se registraron unas tasas de incidencia muy elevadas, las mayores en muchos años. En nuestro país la campaña de vacunación comenzará el próximo 25 de octubre. Arranca con el suficiente margen para conseguir inmunidad.

Pero también para que el virus no se expanda de manera masiva en la época más preocupante, que suele ser entre diciembre y febrero. Como es habitual, los datos del invierno en el hemisferio sur se utilizan a modo de referencia en el otro. Y todo hace indicar que los esfuerzos de contención del virus llegarán tarde.

Australia manda una viso a España sobre lo que vendrá ahora

En Australia, la incidencia de la gripe ha sido la más alta de los últimos cinco años. Durante la pandemia de coronavirus consiguieron mantener unas tasas reducidas, pero por algún motivo desconocido se aprecia un repunte de casos.

Una mujer con abrigo de color gris se lleva las manos a la nariz con un pañuelo
El virus de la gripe puede golpear con fuerza a nuestro país | Getty Images

El comportamiento del virus en el hemisferio sur acaba vaticinando lo que ocurrirá en el otro y viceversa. Esta enfermedad tiende a reproducirse con más facilidad cuando se dan unas condiciones más favorables. Y eso es lo que sucede durante los inviernos de cada país.

De hecho, la OMS toma como referencia las cepas circulantes en una parte del planeta para fijar una serie de recomendaciones en el hemisferio opuesto. Hay que decir que sus previsiones no siempre son acertadas.

¿Cómo afectó la gripe a Australia?

El pasado 28 de agosto se contabilizaron en Australia 217 898 casos de gripe. Son casi los mismos que se notificaron durante toda la temporada en 2017, que fue la que presentó una mayor incidencia en los últimos tiempos. Todo hace indicar que se superen con creces esas cifras.

Por su parte, el pico de comunicaciones se produjo a finales de mayo. Hubo en torno a los 30 000 casos por semana. En 2017, se reportaron 25 000 infecciones a mediados de agosto y en 2019, las mayores cifras fueron en julio con 20 000 semanales.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Por lo comprobado hasta la fecha, el virus empieza repuntar a comienzos de mayo en el hemisferio sur. Y no llega a su punto más elevado hasta la segunda mitad de agosto. Pero este año, el momento de más intensidad se ha adelantado dos meses y medio.

Mujer con síntomas de resfriado
En Australia, la incidencia del virus ha sido muy alta | GTRES

Cómo será la gripe en España, según los expertos

Con todas estas evidencias, los expertos se lanzan a pronosticar cómo será la temporada de gripe en España. El profesor Joan Carles March, de la Escuela Andaluza de Salud Pública, vaticina "un invierno complicado".

Durante los últimos tres años "hemos tenido muy poca gripe y en algún momento tiene que volver. No podemos pensar que ha desaparecido y punto", explica en El Español.

Hay otro hecho que resulta sorprendente. Hace referencia a las franjas de edad más castigadas por este virus en Australia. Se trató de niños de entre 5 y 9 años, además de los adolescentes de 10 a 19 años. Están considerados los más expuestos y los menos protegidos.

Rafael Ortí, de la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública, coincide en la reflexión. "Que esté afectando a los niños y a gente muy joven podemos relacionarlo con la experiencia de la pandemia". Cree que mascarillas y distancia "han venido muy bien para evitar la gripe y otros problemas, pero hemos reducido la exposición".