Persona calculando el importe de su factura de la luz

Así puedes saber si tienes la mejor tarifa de gas en casa: evita problemas en invierno

Comprueba si puedes ahorrar en tu factura del gas

Es importante que este invierno estemos preparados contra el frío. Sobre todo en lo que se refiere a las tarifas del gas, que como era de prever se encuentran por las nubes. Pero existe alguna alternativa para no tener que pagar tanto en nuestras facturas mensuales.

Una de ellas es acogerse a la tarifa regulada, conocida como la tarifa TUR. Antes de tomar cualquier tipo de decisión sobre un posible cambio sería conveniente analizar si merece la pena. 

¿Cómo podemos saber si la tarifa TUR es la adecuada?

Para ello habrá que estudiar el último recibo del gas. El dato en el que debemos poner una mayor atención es en el precio del kWh. Se trata de una cifra que oscila entre los 5 y los 20 céntimos. Como se puede comprobar, la diferencia es importante.

El siguiente paso nos llevará a revisar el tipo de tarifa contratada. Tendrá que poner RL.1, RL.2 o RL.3. No es algo que pueda escoger el cliente, ya que de ello se encargará la compañía distribuidora. Lo hará en función del consumo anual. Diferencia hasta 5000 kWh, entre 5000 y 15 000 kWh y entre 15 000 y 50 000 kWh.

Una factura de luz con el consumo y billetes de euros encima
La tarifa TUR suele resultar bastante ventajosa | Getty Images

Hacer comparativa con la tarifa TUR

Los expertos aconsejan comparar los datos de nuestra factura con los de la tarifa TUR, que también presenta tres variables. En primer lugar TUR.1 con un término fijo de 5,03 euros/mes y un término variable de 0,0635 euros/kWh.

En el caso del TUR.2, el fijo llega a los 9,52 euros mensuales, mientras que el variable alcanza los 0,0606 euros/kWh. Por último se encuentra el TUR.3, en donde el concepto fijo queda establecido en los 20,54 euros. Por su parte, la parte variable es de 0,0585 euros/kWh.

Para saber si merece la pena el cambio, compararemos el RL.1 con TUR.1 y así sucesivamente. En principio hay más posibilidades de que nos salga más económica esta última opción.

No obstante, en el caso de encontrarnos en el mercado libre puede que tengamos unas tarifas más competitivas. Esto suele ser debido a que hay un contrato de larga duración o aún no se haya prorrogado. De ser así, no merece la pena dejar hacer el trasvase. En cualquier caso, sí que habría que permanecer atentos a cualquier posible notificación con una modificación en los precios por parte de la distribuidora.

¿Cómo pasarse a la tarifa TUR?

Resulta muy simple cambiarse a la tarifa TUR. Únicamente habrá que hacer una llamada a una de las Comercializadoras de Último Recurso (CUR) que ofertan estas tarifas. Deberemos facilitarles nuestros datos personales, el punto de suministro y el número de cuenta bancaria para que domicilien el cobro.

Las citadas empresas disponibles son Energía XXI (Endesa), Baser COR (EDP), Comercializadora regulada (Naturgy) y Curenergía (Iberdrola). Como acabas de comprobar se tratan de las principales compañías de gas y electricidad del país. Sin embargo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia les obliga a comercializarlo con un nombre específico.

Las ventajas de la tarifa TUR

Hay varios motivos por los que la tarifa TUR resulta muy interesante para nuestros bolsillos. En el mercado libre, el kWH se está pagando a unos 15 céntimos de media, llegando a superar a veces los 20. Por su parte, la TUR lo ofrece a 6 céntimos.

El responsable de determinar la tarifa TUR es el Gobierno. Antes de que estallara esta crisis del gas resultaba más cara que las del mercado libre. Sin embargo, para que no se disparasen las facturas optaron por generar un déficit que habrá que asumir durante los próximos años.

Es cierto que puede haber otras soluciones más acertadas, como puede ser la subvención a los clientes más vulnerables. Sin embargo, este mecanismo se creó para contener el gasto de los recibos de gas este invierno. Por lo tanto, en nuestra mano está aprovechar esta tarifa que parece tan rentable.