Una factura de luz con el consumo y billetes de euros encima

Los 5 aparatos de tu casa que más luz gastan y disparan lo que pagas en la factura

Conociendo qué aparatos gastan más, podrás ahorrar en tu factura de la luz

Si no quieres que la factura de luz se te dispare, toma nota de los aparatos que más gastan. Conocer qué electrodomésticos consumen más es imprescindible para ahorrar. La llegada de las bajas temperaturas y la situación económica obligan a tomar ciertas decisiones para que los gastos no nos desborden.

Una de ellas, y probablemente la más importante, es la de economizar al máximo nuestras facturas. Para conseguirlo, podemos identificar qué aparatos gastan más luz y usarlos en menor medida. ¡Así que toma nota!

El precio de la luz se dispara, mientras que su consumo se vuelve más necesario

A estas alturas ya habremos podido observar el cambio, y es que últimamente a las seis de la tarde parece que empieza a anochecer. Esto, evidentemente, hace necesario recurrir a la luz.

Los últimos meses han sido especialmente complicados, económicamente hablando. Y si ya no teníamos suficiente con la inflación, ahora también debemos hacer frente a la subida del precio de la luz.

Persona calculando el importe de su factura de la luz
El precio de la luz ha llegado a puntos desorbitados en estos últimos meses | Getty Images

No obstante, aunque esto suponga una gran dificultad para muchas familias, sigue siendo un recurso necesario. Por eso, debemos sacarle partido al ingenio y buscar aquellas alternativas que nos permitan ahorrar al máximo.

Por esta razón, a continuación te vamos a explicar una forma de optimizar su consumo, y es a través de los electrodomésticos que tengas en casa. Porque sí... un buen uso y control de ellos puede ayudarte a ahorrar.

Con el objetivo de que no te lleves más sorpresas cuando te venga la factura de la luz, vamos a ver a continuación cuáles son los 5 aparatos que más luz consumen en una vivienda:

1. Lavadora

Uno de los electrodomésticos más utilizados y necesarios en cualquier hogar es la lavadora. Si bien es cierto que con el paso de los años cada vez fabrican modelos más eficientes, su impacto en las facturas es innegable.

Para reducir su consumo podemos hacer dos cosas. La primera es configurar el programa correcto; es decir, el que de verdad necesitemos. La segunda es esperar a llenar el cesto de ropa, y no dejarnos llevar por la tentación de colocar solo unas pocas prendas.

2. Frigorífico y congelador

Otro de los mayores imprescindibles del hogar son los frigoríficos y los congeladores. Normalmente suelen estar juntos, pero también existen modelos que se venden e instalan por separado. En cualquier caso, este aparato siempre suele estar encendido.

Por eso, una forma de ahorrar luz es revisar la temperatura a la que se mantiene. Evidentemente, no es lo mismo estar en verano que en invierno, y por eso, calcular los grados puede contribuir en nuestra factura.

3. Horno

El horno es uno de los electrodomésticos que más pueden llegar a consumir luz. Para la gran mayoría de viviendas, el horno es una pieza clave que no debe faltar en la cocina.

Horno caliente abierto en primer plano
El horno es uno de los electrodomésticos que más luz consume | Getty Images

Sin embargo, esto no debe arruinarnos, y por eso lo mejor que podemos hacer es gestionar y controlar su uso. Una manera efectiva de hacerlo sería aprovecharlo para hacer más de un plato, o limitar su consumo a una vez por semana, por ejemplo.

4. Lavavajillas

Aunque en un principio no era un electrodoméstico imprescindible en el hogar, con el paso de los años son cada vez más las familias que han optado por comprar uno. Y es que la comodidad de no fregar los platos es mucho mayor, pero... ¿Mayor que nuestra factura? De la misma forma que ocurre con la lavadora, lo ideal es poner el programa cuando el lavavajillas esté completamente lleno.

5. Aire acondicionado

Y por último, pero no menos importante, está el aire acondicionado. Se trata de otro de los electrodomésticos que más luz consumen, y aunque suele utilizarse más en verano, conviene controlarlo todo el año.

Una forma de optimizar su consumo (y ahorrar en nuestra factura) es optar por comprar un modelo que sea eficiente. Para ello, asegúrate de mirar sus características y su potencia.