paseo de un parque con farolas encendidas

Apagar las farolas de la calle: la medida que ya prepara el Gobierno

Esta medida para el ahorro energético no afectaría a todo el alumbrado vial

A escasos días de setiembre, el Gobierno pretende aplicar un nuevo paquete de medidas de ahorro energético en las primeras semanas del mes. Las estrategias previstas a aplicar tienen su objetivo en reducir el consumo de gas en España, que se ha visto afectado por el conflicto ruso-ucraniano.

Decir que estas medidas verán la luz próximamente es decir demasiado, pues muchas de las medidas que se prevé aplicar tienen mucho que ver con el alumbrado. Entre las propuestas está la de apagar las luces de los escaparates, de monumentos y edificios que no estén en uso. Sin embargo, una de las que más polémica está causando es una relacionada con el alumbrado de la calle.

Apagar alumbrado de la calle podría ser una realidad en unas semanas

En un reciente anuncio de Joan Groizard, director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), se ha revelado una medida que no ha sido muy bien recibida. Con la finalidad de reducir el consumo energético se contempla la posibilidad de apagar el alumbrado de la calle. Eso sí, ha querido subrayar, solo aquel que sea “prescindible”.

Lo que el gobierno plantea es “apagar el alumbrado que sea prescindible en determinados momentos”. A lo que ha añadido que “quizá no es necesario tener encendidas todas las luces, toda la noche y en todos lados”, por lo que se primaría por encima de la resta el consumo energético más necesario.

Luz emitida por farolas y semáforos de forma borrosa
La medida contempla apagar únicamente el alumbrado "prescindible" | Getty Images

Una medida que, según ha definido, no requiere “grandes inversiones ni grandes cambios, algo que sí está ocurriendo en otros países de nuestro entorno”, información que podría darnos pistas sobre de qué trata exactamente.

Además, Groizard ha afirmado que el Ejecutivo no se plantea aplicar recortes al alumbrado público de calles si este es imprescindible para la seguridad ciudadana. Cosa que no se aplica para algunos monumentos, escaparates o carteles publicitarios que podrían quedar a oscuras en los próximos meses.

De momento, España no cumple con las exigencias de la UE

“El objetivo del nuevo Real Decreto que se está preparando para septiembre es un plan de contingencia y de ahorro energético más amplio, con medidas sencillas y fáciles que supongan un refuerzo de las existentes”, ha explicado el director del Instituto. También ha asegurado que las medidas ya en vigor son insuficientes, y no cubren ni la mitad del compromiso con la UE.

Con ello se refiere al objetivo que Sánchez acordó con el resto de la Comisión Europea para paliar la escasez de gas ruso. Sin embargo, Groizard ha querido recordar que “mientras el resto de países tienen que reducir su consumo de gas en un 15%, nosotros solo un 7%”. Esta excepción se debe a que España no depende tanto de las interconexiones eléctricas y gasistas como otros países del continente.

Para sorpresa de muchos, esta medida no afectará al alumbrado urbano de las próximas navidades, que seguirá reluciendo las últimas frías noches del año. El director del IDAE ha querido justificar esta decisión aludiendo que “no es cuestión que para ahorrar un 0,001% de consumo se fastidie las Navidades a nadie”.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Asegurar la industria y la calefacción en invierno

Uno de los principales objetivos del Gobierno es evitar la paralización de la industria. Las autoridades aseguran que si aumentara la escasez de gas, habría que racionarlo, lo que obligaría a muchos sectores industriales a paralizar su producción. “Hay que evitar ese escenario porque sería difícil decidir qué plantas o qué sectores deberían parar primero”, ha explicado Groizard.

“Queremos garantizar el combustible para la industria y eso pasa porque a partir de ahora todos hagamos un esfuerzo colectivo en reducir nuestro consumo eléctrico, que al final repercute en el consumo de gas”, ha continuado. Según datos del Banco de España, para la generación de 1 MWh de electricidad se requieren 1,8 MWh de gas.

Además, la industria no es lo único que preocupa ante la escasez de energía. Asegurar la calefacción de los hogares en los meses más fríos del año es otra de las prioridades del Gobierno.

Es por ello que llaman a la colaboración ciudadana y cumplir con las recomendaciones y obligaciones de las próximas medidas de ahorro energético. Si se llevasen a cabo las medidas de ahorro energético, posiblemente no tendríamos que vernos enfrentados a un invierno aún más frío.