Tres personas en la calle con mascarilla

Alerta por la 'variante pesadilla' de la Covid-19: síntomas de la cepa más resistente

Esta nueva variante ya ha puesto en alerta a varios países europeos

Cuando parecía que las aguas estaban volviendo a su cauce... llega un mensaje que nos pone a todos en alerta para recordarnos que, muy a nuestro pesar, el Covid sigue todavía escampándose por el mundo.

Han sido unos años muy complicados: saturaciones hospitalarias, aislamientos, restricciones, y un largo etcétera. Sin embargo, ahora parece ser que una nueva variante podría volver a llevarnos a esos mismos escenarios.

La nueva variante del Covid: se trata de una 'pesadilla'

A pesar de haber notado una especie de calma en estos últimos meses, las últimas novedades apuntan a que precisamente ahora no es el momento de relajarnos. A las puertas prácticamente del invierno (y de la Navidad), son muchas las personas que se lanzan a las calles a vivir el ambiente propio de estas fechas. Pero cuidado, porque el peligro sigue estando presente.

Margarita del Val dando una conferencia
Margarita del Val ha dejado claro que va a pasar estas próximas semanas | GTRES

La investigadora y viróloga, Margarita del Val, ha señalado que no debemos bajar la guardia: "Atención al otoño que nos viene. Estamos intentando ahorrar energía y ventilamos menos...".

Algo que se relaciona directamente con un mayor riesgo de infecciones respiratorias. Un hecho que se justifica en la concentración de virus en los interiores. 

Las aglomeraciones, los viajes y las reuniones sociales pueden volver a incentivar el crecimiento de contagios. Sin embargo, ahora la campaña de vacunación está funcionando más que nunca, y por lo tanto, esto no nos resultaría tan alarmante como antes.

La variante que amenaza al otoño y al invierno

Pero el peligro real no lo encontramos en el propio Covid 19 como tal, sino en las variantes y subvariantes que proceden de él. De hecho, actualmente nos encontramos ante una amenaza que parece estar cobrando cada vez más importancia.

A pesar de que Ómicron sigue siendo la variante predominante, no debemos olvidar que siguen apareciendo otras subvariantes de forma inevitable. Por eso, las autoridades sanitarias las van vigilando muy de cerca.

No obstante, la EMA (Agencia Europea del Medicamento) se ha percatado de la existencia de una bastante peligrosa: se trata de la XBB, una mutación de Ómicron que ya empieza a circular en algunos países, como por ejemplo en Singapur.

Los expertos ya ponen nombre a sus síntomas

Desde hace ya algunas semanas, esta mutación ha puesto en alerta a varios científicos de todo el mundo, sobre todo por la peligrosidad que representa para la población. En Asia ya han dado la voz de alarma por la rapidez en cuanto a su expansión, de la misma forma que lo han hecho otros países europeos. Al parecer, se le ha catalogado como 'la variante pesadilla'.

Imagen de un test de Covid-19 en el interior de un coche en un cribado en Sevilla
Varios países de Asia y Europa están en alerta por la nueva variante | Europa Press

Y es que el nombre que le han asignado no es para menos: al parecer, los síntomas que presenta esta mutación son muy similares a los de otras mutaciones de Ómicron. Entre los más destacables podemos encontrar dolor de cabeza, muscular y de garganta, fiebre, diarrea, pérdida de olfato y gusto, tos, fatiga, congestión y secreción nasal. Como podemos ver, son los mismos que podríamos experimentar con otra variante.

La previsión para estas próximas semanas

La mutación XXB es el resultado de la combinación de dos subvariantes, las cuales comparten material genético. Los científicos, además, han destacado que presenta siete mutaciones a lo largo de la espícula.

Esto, si lo traducimos, quiere decir que nos enfrentamos a una mutación muy resistente. A pesar de que las vacunas existentes son eficaces contra las subvariantes de Ómicron, si apareciese una nueva variante, implicaría una nueva vacunación masiva.

Por otra parte, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, apunta a que este tipo de variantes está creciendo a un ritmo muy rápido en varios países europeos. Según algunas previsiones, es muy probable que a finales de noviembre se alcance el 50% de contagios.