Vista nocturna de una tienda Lidl

La alerta que sacude a Lidl a un mes de la Navidad: retiran un embutido con salmonela

El producto se ha retirado debido a la presencia de esta peligrosa bacteria

Si tienes este conocido producto de Lidl en casa, sería mejor que no lo consumieras. Las autoridades sanitarias han avisado de la detección de salmonela en uno de los embutidos vendidos por la cadena de supermercados LIDL en España. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha informado de esta nueva alerta sanitaria, sobre un producto que se ha comercializado en todo el país.

Lidl retira un conocido embutido vendido en todo el país

El alimento en cuestión es la 'Chistorra de Navarra', que forma parte del surtido de embutidos de la conocida cadena alemana. Vale la pena aclarar que la alerta no afecta a la totalidad del producto, sino a un solo lote. En concreto, el lote perjudicado corresponde al número 222429, con dos fechas de caducidad marcadas en el 26/02/2023 y el 27/02/2023.

El paquete pesa 220 gramos y viene envasado al vacío. El sistema sanitario de Navarra ha sido quien ha trasladado la información a la AESAN, después de detectar salmonela en uno de los lotes vendidos.

Montaje embutido salmonella
Los consumidores deben consultar si su producto forma parte de los lotes afectados | España Diario Tips

El producto afectado se ha retirado de los puntos de venta

Desde la AESAN, han lanzado un comunicado con el objetivo de que se retiren los alimentos infectados del mercado. De la misma manera, el organismo ha advertido a los ciudadanos que, en caso de haber comprado la chistorra, eviten consumirla. La AESAN también recomienda a los usuarios que dispongan del producto en sus domicilios, que lo retornen a los puntos de venta. 

Por su lado, el fabricante "Navarra de Embutidos, S.L.", ha lamentado lo ocurrido y ha pedido disculpas a través de un comunicado. La empresa se ha comprometido a reembolsar el precio a aquellos usuarios que hayan comprado el producto infectado. Así mismo, el fabricante ha constatado que "ningún otro producto vendido por Lidl España, producido por el mismo fabricante, está afectado por la alerta".

Hasta la fecha, no se ha detectado ningún caso de intoxicación provocado por el consumo de 'Chistorra de Navarra'. No obstante, la AESAN aconseja que, en caso de no encontrarse bien después de haber ingerido el producto en mal estado, lo mejor es visitar a un médico.

¿Qué es la salmonela y su enfermedad, la salmonelosis? 

La salmonelosis es considerada una de las afecciones de transmisión alimentaria más habituales. La enfermedad es producida por una bacteria perteneciente al género Salmonela. Se trata de un bacilio Gram negativo que pertenece a la familia Enterobacteriaceae.

Según recoge la AESAN, esta bacteria se puede encontrar en ambientes muy diferentes debido a su "gran capacidad de adaptación". La bacteria puede soportar temperaturas de 5 a 45 grados y sobrevive a varios tipos de pH. 

La Salmonela puede infectar tanto a personas como a animales. Los portadores, pueden transmitir la enfermedad durante largos periodos de tiempo. La contaminación por salmonelosis se produce a través de líquidos o alimentos infectados por la bacteria. Los principales productos portadores de esta bacteria son los huevos, la carne cruda o poco cocinada, la leche y otros derivados, las frutas y hortalizas crudas y el agua.

Mujer científica mirando por un microscopio en un laboratorio
Los controles para detectar la presencia de salmonela son muy estrictos | Getty Images

Los síntomas de la salmonelosis 

Los síntomas más comunes que padecen las personas infectadas de salmonelosis son dolor de cabeza, episodios de fiebre, náuseas y problemas gastrointestinales. En estos casos, las dolencias pueden durar entre 2 y 7 días. 

Según expone la AESAN, los síntomas provocados por salmonela acostumbran a ser leves y breves. Sin embargo, la enfermedad puede provocar efectos más graves en ancianos o niños pequeños. En estos casos, la enfermedad puede ser de gran riesgo debido a la deshidratación que provoca. 

En la mayoría de los casos, los síntomas de salmonelosis son relativamente leves y los pacientes se recuperan sin tratamiento específico. Sin embargo, en algunos casos, particularmente en niños pequeños y en ancianos, la deshidratación causada por la enfermedad puede ser grave y poner en peligro la vida.