Pasillo largo de supermercado con estanterías llenas de productos y una persona al fondo

Prohíben la venta en España de un famoso producto por riesgos serios para la salud

La composición de dicho producto podría tener consecuencias fatales sobre la salud de los consumidores

Nueva alerta sanitaria, esta vez de la mano de un conocido complemento alimenticio. Gracias a la colaboración entre el Servicio de Vigilancia Aduanera del Aeropuerto Madrid-Barajas y la Agencia Española de Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) se ha detenido la comercialización de dicho producto y se recomienda el cese de su consumo

Sanidad retira y prohíbe un conocido producto tras detectar problemas

Pese a ser considerado como un producto alimentario, lo cierto es que la AEMPS, ha tenido que tomar cartas en el asunto. El producto conocido como Powers-X comprimidos ya no podrá ser adquirido de forma legal en nuestro país. Estos comprimidos vienen en un envase de plástico sellado, en el cual se encuentran 4 tabletas con píldoras.

Aunque se desconoce con totalidad el lugar de fabricación con seguridad, el etiquetado señala que los comprimidos podrían haber sido producidos por la empresa VITAMAC SAS, Bogotá D.C. (Colombia) y comercializado por @Powersexcolombia.com. El precio de este producto gira en torno a los 50 euros, aunque varía dependiendo en qué punto de venta se compre.

Montaje alerta sanitaria comprimidos
Este tipo de comprimidos viene en tabletas de 4 | España Diario TIPS

La razón de la retirada se sustenta en la presencia no declarada de una sustancia que le confiere la condición de medicamento, no de suplemento alimenticio. Así lo avala el artículo 2 a) del texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio.

Por otro lado, el etiquetado señalaba que los comprimidos contenían productos de origen vegetal falazmente. Entre ellos se encuentran la L-arginina, el borojó, el chontaduro o la guaraná.

Asimismo, en ningún momento se ha notificado la puesta en venta a las autoridades competentes. De este modo, ha infringido la normativa establecida en torno a los productos sanitarios.

Montaje alerta sanitaria comprimidos
En el apartado de información nutricional no aparece el sildenafilo | Getty Images

Los análisis estudiados en el Laboratorio Oficial de Control de la AEMPS han confirmado que el producto contiene una sustancia activa conocida como sildenafilo. Además, en una proporción lo suficientemente alta como para: "restaurar, corregir o modificar una función fisiológica ejerciendo una acción farmacológica", declara la AEMPS.

El peligro asociado a estos comprimidos

El sildenafilo es un fármaco usado para restablecer el correcto funcionamiento del aparato reproductor masculino. Esto se consigue gracias a la inhibición selectiva de la fosfodiestersa 5 (PDE-5).

Este tipo de inhibidores podría resultar peligroso para personas con problemas cardiovasculares, hepáticos, trastornos hereditarios degenerativos. En algunas ocasiones, su consumo se ha visto asociado a infartos agudos de miocardio, anginas inestables, arritmias ventriculares, taquicardias, entre otros.

La desinformación podría terminar con consecuencias fatales para aquellas personas con factores de riesgo. Sobre todo, entre aquellos que lo combinen con otros medicamentos. Esto se debe a que podrían sentirse tentados a usar estos comprimidos al ser presentados como "naturales".

Diferentes pastillas blancas amontonadas entre sí
Mezclar otros medicamentos con estos comprimidos podría resultar peligroso | Getty Images

La suma de todos hechos ha desembocado en la situación actual. Se ha decidido prohibir totalmente su comercialización y retirar todos los ejemplares que existan en España. Por el momento, se desconoce hasta qué punto se ha distribuido este producto en nuestro país.

Un medicamento para alérgicos, retirado de urgencia

Desde Sanidad retiraron hace tan solo unos días algunos lotes del fármaco JEXT. Un medicamento muy conocido entre las personas alérgicas, pues se trata de una solución inyectable con pluma precargada destinada a tratar shocks anafilácticos.

Como se ha demostrado, algunas agujas contenían un defecto en el sistema de cierre de la cavidad donde se aloja. Esto podría traducirse en una incorrecta administración de adrenalina, un hecho que podría resultar fatal para los alérgicos.

Al presentar un fallo de este calibre, Sanidad ha instado a devolver las unidades afectadas y a retirarlas del mercado. Al mismo tiempo, ha encargado a las autoridades de las diferentes autonomías que supervisen el cumplimiento de la orden de retirada.