Un coche de la Policía Nacional con el logo del cuerpo y la bandera española

Alerta de la Policía Nacional: si ves esto en tus vacaciones, llama rápidamente al 091

Las autoridades están en alerta tras lo descubierto en un baño

La Policía Nacional ha lanzado una alerta en plena temporada turística. En esta época de desconexión, son muchos los que olvidan que los delincuentes no descansan. Es más, aprovechan precisamente los momentos de más despistes para cometer un delito.

En este sentido, la Policía ha advertido sobre la proliferación de botellas que gravan a las personas en los momentos de intimidad. En caso de detectar la presencia de un objeto similar en, por ejemplo, baños públicos, las autoridades recomiendan llamar de inmediato al 091. Las autoridades recomiendan extremar precauciones y prestar especial atención a lo que no se corresponda con los objetos de un baño "típico".

Lo que te puedes encontrar en el lugar menos esperado

Las autoridades han comunicado, recientemente, la detención de un hombre en la Palma. Al parecer, se aprovechaba de su posición como dueño de un bar para grabar a numerosas mujeres mientras iban al baño. Pese a no saber el número exacto de víctimas, se calcula que la cifra podría ascender a 38 mujeres por día.

Su modus operandi consistía en ocultar una cámara en la etiqueta de una botella de agua, la cual se encontraba dentro del baño. Las víctimas confiaban en la inocente apariencia de esa botella sin saber que detrás de ella se escondía un dispositivo listo para grabarles sin su consentimiento.

Gracias a la sospecha de una de las mujeres, ha sido posible denunciar dicho delito. Aunque se desconoce la identidad de la mujer que se percató de ello, sí se conoce que concluyó que era algo alarmante la posición estratégica de esa botella.

Por ello, decidió manipularla hasta que encontró una cámara instalada tras la etiqueta. Gracias a su rápida llamada a las autoridades, la Policía pudo hacer acto de presencia en el bar y apresar al culpable.

La Policía sigue recopilando datos sobre el delito

Una vez efectuado el registro correspondiente, los agentes hallaron un total de 44 tarjetas de memoria. Tal y como se ha comprobado, su contenido está compuesto por grabaciones de larga duración de mujeres en el baño. La misma Policía cree que corresponden a un total de 2 años grabando de forma diaria a todas las mujeres que entraban al baño.

En ellas, no solo se observan a las víctimas sino también a un posible colaborador del dueño del bar. Esta sospecha se sustenta en que, cada cierto tiempo, un hombre aparecía para comprobar que la cámara estuviese grabando debidamente. Por fortuna para las víctimas, la Policía contiene en su poder cientos de archivos que relacionarían a dicho cómplice y al dueño con el delito.

Asimismo, la Policía ha lanzado un comunicado en el que declara que el arrestado tenía en su poder, al menos, dos botellas trucadas para grabar a las víctimas. Para conseguir su objetivo, se valía de estas botellas fabricadas especialmente con la intención de grabar a la gente sin que se entere.

Además, estas son capaces de obtener no solo la imagen, sino también el audio de lo que graban. En un vídeo publicado por la Cadena SER, se puede observar como contienen un agujero en la etiqueta por el que la cámara capte lo que ocurre a su alrededor.

Si crees haber visto esta botella, ponte en contacto con la Policía

Pese a ser un poco extraño encontrarse una botella de agua en el baño, lo cierto es que nadie sospecharía de su apariencia. Un hecho que se combina con el agua que contenían, la cual ayudaba a camuflar la cámara.

Sin que los perjudicados lo noten, este tipo de cámara está diseñada para ponerse a grabar en el momento que detecta movimiento dentro del baño. Por ello, si sospechas haber visto este tipo de botella, no dudes en ponerte en contacto con las autoridades. Llamando al 091, podrás efectuar una delación que permita acabar con las filmaciones privadas de terceras personas.