Cajas de varios medicamentos en una farmacia

Alerta por un conocido y popular medicamento: lo relacionan con el cáncer de colon

Un estudio británico y otro sueco han llegado a la conclusión de que el uso habitual del fármaco podría llevar a un cáncer colorrectal

La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) registró el año pasado la asombrosa cifra de 43.581 casos de cáncer de colon y recto en toda España. Un tipo de tumor que representa el más común en el país. A pesar de que en el 90% de los casos que se detecta con tiempo se puede curar, no hay que olvidar que, en el último registro, se cifró en 15.000 las muertes en un año por esta enfermedad.

Gracias a los grandes avances sanitarios, se conocen muchos de los factores que propician la aparición del tumor. La Sociedad Americana del Cáncer (AMC) indica los principales para poder evitarlos. El sobrepeso, la obesidad, la inactividad física, el consumo alto de carnes rojas y procesadas, el consumo abusivo de alcohol y el tabaquismo, son alguno de ellos.

Los conocidos medicamentos que ahora vinculan con el cáncer

Sin dejar de lado todos los riesgos anteriores, los científicos han encontrado un nuevo factor con el que estamos muy familiarizados, y, sin embargo, no conocíamos su peligro real. Se ha demostrado que el alto consumo de antibióticos podría tener relación con la aparición de un tumor maligno.

Persona sujetando la maqueta de un colon humano
El colon se podría ver afectado por el exceso de antibióticos | Getty Images

Un correcto uso del fármaco no es peligroso

Ya los médicos llevan advirtiendo durante años sobre el consumo excesivo de antibióticos, y piden un consumo responsable. La razón de esto, hasta ahora, era para evitar que las bacterias mutaran y desarrollaran una mayor resistencia y, de este modo, los antibióticos dejarían de tener efecto.

Con esto no se quiere decir que este fármaco sea perjudicial para nuestra salud. Al contrario, si se toman bajo receta médica y durante el tiempo que se establece el tratamiento, el antibiótico es un buen aliado para combatir ciertas infecciones.

Dos estudios revelan el nuevo riesgo

Con las nuevas investigaciones se ha observado que el consumo elevado de antibióticos no solo está relacionado con la capacidad de resistencia de las bacterias. Ahora también se puede relacionar con la aparición de cáncer de colon y recto. Y a falta de un estudio para demostrarlo, han sido dos, uno británico y otro sueco, los que han llegado a resultados complementarios.

Investigando
Las investigaciones demuestran que hay un 49% más de riesgo de cáncer con el uso incorrecto del antibiótico | Getty Images

En el estudio británico, se observaron a 8.000 pacientes que padecían cáncer colorrectal y a 30.000 personas sanas. Los menores de 50 años con un historial de consumo de antibióticos, contaban con un 49% más de riesgo de desarrollar cáncer de colon.

Paralelamente, el estudio sueco llego a unos resultados que corroboran la hipótesis inicial. Más de 40.000 personas con cáncer colorrectal y más de 200.000 sanas que fueron estudiadas. Se observó que las personas que habían consumido antibióticos durante más de seis meses tenían un incremento del 17% de desarrollar este tipo de cáncer.

¿Cómo los antibióticos pueden provocar cáncer?

Los antibióticos se recetan para “matar” bacterias nocivas para nuestro organismo. Pero también son capaces de eliminar, por error, microorganismos en simbiosis con nuestros órganos y que son de vital importancia. La mayoría de estas bacterias se encuentran en el intestino y actúan como línea de defensa a la entrada de otros patógenos.

Intestino infectado por Shigella
En nuestro intestino contamos con la microbiota que defiende a nuestro organismo de otros patógenos | Canva

Un exceso de antibióticos se traduce en la eliminación de esas bacterias que nos protegen, y, de este modo, que la microbiota quede desequilibrada. Esto está relacionado, según algunos estudios, con el desarrollo de cáncer. “La microbiota y sus metabolitos no solo están relacionados con la carcinogénesis al inducir inflamación y desregulación inmunitaria —lo que conduce a inestabilidad genética—, sino que también interfieren con la farmacodinámica de los agentes anticancerígenos", explican los nuevos descubrimientos.

El riesgo de desarrollo de cáncer por el consumo de antibióticos no es comparable a otros riesgos ambientales como los antes mencionados. Aun así, sí que supone un indicador más del correcto uso que debemos hacer de los fármacos.