Un hombre cortando jamón con un cuchillo

Saltan las alarmas por el vicio más extendido en España: 4 posibles cánceres

Un vicio muy extendido en España podría estar relacionado con algunos tipos de cáncer

Si algo caracteriza a España y a sus habitantes son las costumbres únicas que nos caracterizan. Y no hace falta irse muy lejos para comprobarlo, en cualquier bar, terraza o restaurante se repiten las mismas escenas. La rutina y los quehaceres nos cargan de estrés, y nada nos gusta más que aprovechar el fin de semana para darnos nuestros merecidos 'caprichos'. 

Sin embargo, los expertos advierten que algunas de las costumbres más españolas son bastante perjudiciales. No solo eso, auténticos vicios como el tabaco, el alcohol e incluso la carne roja resultan tremendamente perjudiciales. Literalmente, estamos jugando con fuego sin darnos cuenta, y las consecuencias pueden ser fatales...

España, país de malas costumbres

"¡De algo hay que morirse!" Es una de las frases más contestadas cuando le advertimos a alguien de que mantiene hábitos poco saludables.

Pero si echamos un vistazo a nuestro estilo de vida, nos daremos cuenta de que muchos de los hábitos nocivos que tenemos están relacionados con nuestra salud. Sin ir más lejos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) así lo avala.

En España, cada año se diagnostican miles de personas que padecen cáncer. Y muchos de ellos están relacionados directamente con algunas de nuestras costumbres más arraigadas.

Una pata de jamón serrano cortada con la grasa blanca y la carne roja
El jamón, por muy bueno que esté, no deja de ser una carne roja | Getty Images

¿Qué alimentos y productos resultan más perjudiciales?

Un ejemplo bastante completo nos puede sacar de dudas; un chuletón, una copa de vino y un cigarro. Seguro que te suena esta combinación, ¿verdad?

Más allá de la mala costumbre que tenemos de abusar de las carnes rojas, lo peor de todo es la forma que tenemos de acompañarlas. Hablamos de dos productos que también presentan desventajas muy grandes para nuestra salud: el alcohol y el tabaco. ¿Quién no conoce a alguien que se ha comido un chuletón, acompañado de una copa de vino, y después se ha fumado un cigarro?

Aunque se trate de una escena muy habitual a lo largo y ancho de nuestro país, no es nada sana. A continuación, veremos por qué abusar de esta tradición puede tener consecuencias muy graves para nuestra salud...

1. Carne roja

Se trata de una carne que cada vez está más en el punto de mira de los profesionales de la salud. El motivo es porque su consumo está relacionado con algunas enfermedades cardíacas y con diferentes tipos de cáncer. Aun así, recomiendan que no se abuse de su consumo.

Primer plano de un filete de carne roja
Los expertos piden no abusar de las carnes rojas | Getty Images

En España, uno de los cánceres que más se diagnostican tanto en hombres como en mujeres es el de colón. Según los datos de la Federación Española del Aparato Digestivo (FEAD), cada año aparecen 43.581 casos nuevos.

Diversos estudios han constatado que el riesgo de padecer este cáncer está vinculado con el consumo de carnes rojas y procesadas. Además, la incidencia de su aparición cada vez está presente en gente más joven, algo muy preocupante.

2. Alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede causar enfermedades crónicas, así como otros problemas que pueden repercutir directamente en nuestros órganos. De ese modo, las probabilidades de padecer un cáncer de hígado, colón o recto aumentan considerablemente.

Copa de vino
La tradicional copa de vino se debe tomar con moderación | Getty Images

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) calcula que durante este año se han diagnosticado un total de 6.604 cánceres de hígado. Además, el consumo de alcohol también está asociado a la aparición de otros cánceres, como el de cabeza y cuello.

3. Tabaco

El hábito de fumar es totalmente dañino. Al hacerlo estamos dañando a nuestro cuerpo y a nuestros órganos, y por tanto empeora nuestra salud general. También existen muchos cánceres que están asociados directamente con este hábito.

Varios cigarros en un cenicero
No es ningún secreto que el tabaco es muy perjudicial para la salud | Getty Images

Si hay alguna evidencia de que fumar es malo, esa es el cáncer de pulmón. Aunque se trata de uno de los cánceres más asociados a esta práctica, lo cierto es que no es el único. La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) también señala a que los cánceres de esófago y de vejiga son consecuencia directa del tabaco.

Como puedes observar, nuestras prácticas y nuestro estilo de vida pueden inducirnos a cosas muy negativas. Queda bajo nuestra responsabilidad cuidar nuestro organismo y mantener una alimentación saludable.