Médica apoyando una mano en la ventana de un hospital

Los 3 productos que más golpean a tu salud: riesgo de cáncer, párkinson y diabetes

Estos productos afectan a la microbiota y pueden causar enfermedades graves

Preocuparse por la salud es algo que todos deberíamos hacer con el objetivo de sentirnos siempre bien. Nuestro organismo consta de diversos mecanismos que se pueden ver alterados dependiendo de los factores externos. Para que te hagas una idea, los seres humanos tenemos diez veces más de microorganismos que de células propias.

Hablamos de microorganismos que juegan un papel fundamental en nuestra salud y en el desarrollo de algunas enfermedades. En este sentido, cualquier alteración en su presencia perjudica gravemente a nuestro organismo. De la misma forma, hay algunos malos hábitos muy comunes hoy en día, que afectan negativamente a nuestro estado de salud.

Estos 3 productos de consumo afectan seriamente a tu salud

Son muchos los productos que podemos encontrar en el mercado y que no nos benefician en absoluto. Concretamente, tres de ellos impactan directamente en los microorganismos con los que convivimos. Se trata de un problema que debemos tomar muy en serio, ya que se le relaciona con el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer, la diabetes o el párkinson.

1. Tabaco

El primer producto que es poco aconsejable por el papel que juega en contra de nuestra salud es el tabaco. Hoy en día es bien sabido que influye de forma directa en la microbiota, dando lugar al desarrollo de algunas de las enfermedades mencionadas.

2. Alcohol

Lo mismo que sucede con el tabaco pasa con el alcohol. Un consumo excesivo del mismo también interactúa de forma directa con la microbiota, es decir, afecta directamente al conjunto de bacterias presentes en la piel, el aparato digestivo, el aparato genital.

Primer plano de cuatro cervezas llenas cogidas por la mano de personas
El consumo de alcohol está muy normalizado hoy en día | Getty Images

3. Dieta

Por último, llevar una dieta poco saludable también influirá de forma directa en la salud. Los alimentos principales a evitar son los ultraprocesados, así como otros como la bollería industrial o ricos en grasas trans.

Riesgo de enfermedades graves

La microbiota es el término que se refiere a los microorganismos presentes en el cuerpo. Sin embargo, no se puede confundir con el microbioma, que es el conjunto de microorganismos más sus genes y sus metabolitos.

En los últimos años, ha aumentado el estudio de la influencia del microbioma sobre la salud. Esto viene de la mano del desarrollo del Proyecto Microbioma Humano llevado a cabo en Estados Unidos desde 2008.

Mano con guantes pinchando el dedo de otra persona
Los malos hábitos pueden derivar en enfermedades como la diabetes | Getty Images

Su objetivo es identificar y analizar las comunidades microbianas que habitan en el organismo. Tras su puesta en marcha, se han publicado varios artículos de carácter científico que relacionan el microbioma humano y algunas enfermedades.

En cuanto a los resultados de los estudios, se ha podido comprobar que los microorganismos influyen en las funciones metabólicas y ayudan al desarrollo de nuestro sistema inmune, entre otros.

A su vez, son cada vez más las evidencias que determinan la importancia que tienen en la aparición de enfermedades como el cáncer, la diabetes, el párkinson o la obesidad.

La influencia de la microbiota en nuestra salud

El proyecto microBiomics también tiene como objetivo la investigación del papel de la microbiota en los diferentes procesos patológicos, desde los autoinmunes hasta los neurodegenerativos, pasando por los oncológicos o digestivos.

Dicho estudio, llevado a cabo por el CIMA de la Universidad de Navarra, también se centra en estudiar la respuesta por parte de los pacientes a ciertas intervenciones terapéuticas y clínicas.

Comiendo en exceso
La microbiota se ve directamente afectada por nuestra dieta | Getty Images

De este modo, se ha conseguido conocer cada vez más cómo influye la microbiota en la fisiología. Sin embargo, aún se desconoce qué microorganismo en concreto son los que se involucran en cada uno de los procesos. También se ignora su efecto específico entre la microbiota y el entorno, así como los mecanismos de acción por los que se generan los compuestos de interés.

En definitiva, el objetivo último de caracterizar a todas las comunidades microbianas y de sus genes es ver hasta qué punto están relacionadas con las enfermedades más habituales. Esto, a su vez, sería clave para empezar a desarrollar nuevas estrategias de carácter terapéutico. Un ejemplo de ello son los fármacos biotecnológicos capaces de tener efectos directos en la actividad de la microbiota.