Grupo de niños caminando mientras se abrazan

Vuelta al cole: los 3 geniales trucos para reutilizar material y ahorrar mucho dinero

Descubre los mejores trucos: rápidos, sencillos y al alcance de todos

Nos pasamos prácticamente todo el curso esperando las ansiadas vacaciones para que en un abrir y cerrar de ojos se acaben. Pero calma, porque todavía quedan unas semanas antes de volver a las aulas. Aprovecha ahora y sigue leyendo el artículo... ¡Seguro que te será de utilidad!

La vuelta al cole: ¡optimiza recursos y dinero!

Septiembre está a la vuelta de la esquina, y con él también los gastos: libros, ropa, material escolar... y un largo etcétera. Solo en nuestro país, más de la mitad de las familias tendrán que realizar un gran desembolso para la vuelta al cole.

Y es que la subida de precios no está exenta de afectar también a productos de índole escolar. Por esta razón, cada vez son más los padres y las madres que recurren a otras alternativas mucho más económicas, como por ejemplo el reciclaje.

Plano de un estuche con bolígrafos y lápices, rodeador de cartulinas y clips
Es posible reutilizar y reciclar el material escolar | Getty Images

Aunque a priori pueda parecer una idea más, lo cierto es que si lo miramos detenidamente puede ser incluso la mejor. Cuando reciclamos y reutilizamos no solo estamos contribuyendo a la mejora de nuestro ecosistema sino que vamos mucho más allá.

Seleccionar productos/materiales y darles una segunda vida requiere de imaginación, creatividad y responsabilidad, valores que deberían ser fundamentales sobre todo en los más pequeños. Realizando este gesto no solo conseguimos sacar provecho de ellos... también estamos dándole a nuestros hijos una enseñanza muy positiva.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Debemos tener presente que la educación es el arma más poderosa del mundo, y existen muchas formas de transmitirla a los niños: esta es una de ellas. No hay nada mejor que pasar tiempo con los ellos y ayudarles en todo aquello que necesiten.

Pero sin duda, lo mejor de todo es que mientras compartimos estos ratos también podemos incentivar y potenciar sus habilidades. De esta forma, no solo estaremos contribuyendo a su desarrollo, sino también a que ellos cuiden y valoren el medio ambiente.

Así puedes reutilizar el material escolar

A continuación, te ofrecemos una lista que recoge los mejores trucos si quieres reutilizar material escolar durante muchos años.

1. Aprovecha los envases

¿A qué niño no le gustan los yogures? Normalmente siempre tenemos este tipo de alimentos en casa, y lo mejor de todo es que a partir de ahora les podremos dar utilidad. Para ello, será necesario que después de comer alguno no tires el envase: ¡mejor guárdalo!

Lo primero que tendremos que hacer será limpiar el envase con agua y jabón, y cuando ya no quede ningún resto de yogur lo secaremos. Una vez hagamos esto, será el turno de los más pequeños: podrán pintarlo y decorarlo a su gusto. ¡Y listo! Ya tendrán su lapicero personalizado.

MANUALIDADES
Al decorar los envases, estarás apostando por el reciclaje y la diversión | Getty Images

2. ¿Cómo ordeno los lápices?

Si hay algo imprescindible año tras año sin duda son los lápices. Es uno de los recursos más utilizados en el colegio, y también uno de los que más se pierden o desorganizan con facilidad. Para evitar que esto ocurra, este truco funciona de maravilla.

De la misma forma que los envases de yogur, prueba también a coger las botellas de plástico que tengas por casa. Independientemente del tamaño que tengan, podrás fabricar un lapicero con ellas. Para ello primero deberás cortarlas y darles la forma que quieras, y cuando lo hagas será hora de pintarlas y decorarlas.

3. Crea tu propia estantería

Prácticamente en ninguna casa puede faltar una estantería, sobre todo si en ella viven niños o estudiantes. Una forma fácil y divertida de sacarle partido a los cuadernos terminados (los de otros cursos, por ejemplo) es utilizándolos como base para una estantería.

Así pues, recoge todos los que tengas y apílalos hasta que consigas crear una estructura resistente. Asegúrate de unirlos todos y después añade peso para comprobar que se aguanta bien. Una vez lo hagas, puedes darle forma con papeles de periódico. Después, llega la mejor parte: pintarlo y decorarlo al gusto.

Como puedes ver estos tres trucos son sencillos, fáciles y rápidos de hacer. Mientras los elaboras no solo estás ahorrando dinero, sino que además estás contribuyendo a frenar la degradación del planeta y a potenciar una mejor educación. Si lo piensas bien... ¡Todos salís ganando!