Plano de pinchos o tapas en un bar

El ingenioso truco de los bares para que los clientes pidan más cañas y raciones

Cuando salimos a tomar algo no somos conscientes de que hay estrategias de todo tipo para hacernos consumir

Es una de las actividades favoritas en España. Salir de bares cuando tenemos un descanso se ha convertido casi en un deporte nacional. Por ello, los hosteleros saben bien qué tienen que hacer para que nos quedemos más tiempo del que habíamos pensado.

A pesar de que ya sabemos que cuando acudimos a alguno de estos establecimientos es para consumir, no siempre tenemos claro cuánto. Para animarnos, los dueños de los locales tienen una regla que nunca les falla.

Gracias a ella, hacen que pidamos más consumiciones de las que hubiéramos imaginado. Así lo ha confirmado Santi García Cremades, matemático y divulgador científico. Cuando conozcas esta curiosa norma no te lo vas a poder creer.

Santi García Cremades desvela el truco mejor guardado de los bares

El programa Mapi se ha convertido en uno de los más vistos de TVE. Presentado por una muñeca virtual, es famoso por saber poner a prueba como ningún otro a las celebridades españolas más reconocidas.

Pan tostado con jamón serrado
Los bares saben muy bien cómo hacer que pidas más comida | Getty Images

Uno de sus invitados especiales fue Santi García Cremades, un conocido matemático y divulgador científico que no dudó en exponer una interesante teoría.

Con este descubrimiento ha desatado una gran polémica, pero no por ello deja de ser menos curioso. El colaborador, en el programa, desveló el motivo por el que en muchos bares los consumidores consumen más de lo que tienen pensado cuando llegan.

Esta es la triquiñuela que siguen los bares para vender más

Según el matemático, los dueños de los bares hacen uso de la “norma de los números primos”. A pesar de su nombre, lo cierto es que es una regla fácil de entender.

El colaborador preguntaba: “¿Por qué las tapas siempre van en número impar y uno se tiene que comer una de más o una de menos?”. Más tarde, él mismo explicaba la razón: “El motivo es que los restaurantes y bares de España son muy listos y usan la norma de los números primos”.

Papas bravas con salsa
El secreto está en emplear la norma de los números primos | Getty Images

En qué consiste la “norma de los números primos”

Si tú tampoco has escuchado nunca hablar de esta regla, lo cierto es que entenderla es más fácil de lo que parece.

La norma trata de montar raciones de números primos. Es decir, 2, 3, 5, 7, 11, etc. El número primo destaca por poder dividirse tan solo entre uno y él mismo.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Por ello, a no ser que el número de comensales coincida, siempre va a general problemas. Según el divulgador: “De esta forma se consigue que el reparto no sea equitativo y que haya que pedir más raciones para que todo el mundo coma por igual”.

La excepción a la norma que también siguen los bares

Sin embargo, como pasa con cualquier regla, esta también tiene alguna que otra excepción. De hecho, no siempre se cumple y, en muchas ocasiones, se lleva a cabo a la inversa.

Es decir, en el caso de que el número de comensales sea un número primo, la ración será de 4, 6 u 8 productos. De nuevo, el problema continúa existiendo, por lo que la repartición volverá a no ser equitativa, como sucede en el caso anterior.

Encurtidos
Un camarero ha admitido usar la norma para que los clientes consuman más | Getty Images

Esto hace que, al final, los comensales opten por pedir una ración de más o más cantidad, de forma que coman todos por igual.

A pesar de que esta afirmación causó una gran polémica, un programa de radio con el que colabora RNE logró que un camarero hablara del tema.

El profesional, en este caso, admitió el uso de la norma de los números primos, sobre todo, cuando sirven raciones.

Según el camarero: “En hostelería está todo pensado. Nosotros no sacamos seis croquetas en una ración, ni tres, que sería muy poco: sacamos siete para que haya un poco de conflicto”. Para terminar, afirmaba que: “Siempre creamos la necesidad de tener que quedarse con hambre”.