Dos hongos reishi secos sobre una mesa de madera

Un superalimento de moda en España hace saltar las alarmas: causa mareos y hemorragias

La OCU lanza una alarma sobre los efectos preocupantes de este popular alimento

Es normal querer recurrir a la naturaleza para poner remedio  a tus afecciones, pero no siempre encontrarás la respuesta que buscas. De hecho, muchas veces acabamos cayendo en trampas y engaños de todo tipo.

Un alimento  que podría acabar con un gran número de enfermedades letales. Así se ha querido presentar a un popular superalimento que, por desgracia, no cuenta con el apoyo de la ciencia. Si este producto forma parte de tu despensa, deberías conocer los peligros que supone para tu salud y reflexionar sobre si realmente vale la pena su consumo.

El superalimento que no es tan súper

Cada vez son más las personas que consumen el hongo reishi, conocido en china como Ling Zhi. Tiene un color rojo intenso y una forma ovalada, pero difícilmente encontrarás este hongo al completo en alguna tienda. Desde la Antigüedad, se le ha atribuido propiedades medicinales y es muy popular en un gran número de países orientales. Su origen es mítico, ya que supuestamente fue descubierto por Shen Gong, un personaje de la mitología China que lo catalogó como hongo medicinal.

Entre sus supuestos beneficios, se encuentran propiedades  anticancerígenas, antitumorales y antivíricas. Por eso se le ha catalogado como el ''hongo de la inmortalidad'' o ''seta de la esperanza''. Prácticamente, se le ha otorgado cualidades milagrosas, las cuales no están avaladas por la ciencia. Aunque cada vez son más los estudios que se centran en las particularidades del hongo reishi, todavía queda mucho por investigar.

Hongo reishi en el bosque
Este popular alimento se cultiva en China y Japón | Getty Images

Desde la Unión de Consumidores y Usuarios (OCU) se lanzó un aviso la semana pasada en el que se cuestionaba su efectividad. Un número importante de herbolarios ponen a disposición de los consumidores su adquisición, pero los usuarios deben conocer sus contraindicaciones. En la mayoría de tiendas se puede comprar su formato en polvo porque lo normal es que se consuma mediante infusiones o batidos. Aunque podrás encontrar en algunos establecimientos el hongo reishi concentrado en pastillas o cápsulas.

El peligro que supone para nuestra salud el hongo reishi

Pese a que siempre ha supuesto un peligro  para la salud, su actual y considerable presencia en herbolarios y tiendas de dietética ha llamado la atención de numerosos especialistas. 

Se ha demostrado que su consumo puede producir estragos importantes en nuestro organismo y cuenta con una amplía lista de síntomas  preocupantes. Entre ellos encontramos los mareos, picores, náuseas, dolor estomacal y sarpullidos en la piel. Como la cantidad de su consumo no está regulado de ninguna forma, los consumidores experimentan con las dosis y se expone a sufrir síntomas secundarios molestos.

Hombre cogiendose la barriga con las manos
Un gran número de consumidores ha experimentado los efectos secundarios | Getty Images

Además, podría suponer un peligro si es consumido durante el embarazo o la lactancia, tanto como para quien lo ingiere como para el bebé. 

El hongo reishi aumenta el riesgo de sufrir hemorragias  y supone una verdadera amenaza para quienes padezcan enfermedades vasculares. Se recomienda dejar de tomarlo dos semanas antes de cualquier tipo de operación porque podría causar un sinfín de complicaciones.

Infusión de hongo reishi
Pese a sus posibles beneficios, los riesgos que supone son mucho más importantes | Getty Images

La mayoría de especialistas  recomiendan que su consumo no se prolongue por más de un año, pero si se trata del reishi en polvo tan solo podrás consumirlo durante no más de 16 semanas. Quizás te puedas sentir tentado por su alto contenido en aminoácidos esenciales, pero debes conocer que sus efectos secundarios son mucho más significativos.

¿Con qué NO se puede mezclar el hongo reishi?

El riesgo  a sufrir sus síntomas podría aumentar si se mezcla con los siguientes productos:

1. Productos para reducir el azúcar en sangre como el aloe o la canela cassia.

2. Suplementos que reducen la presión arterial como los que contienen péptidos de caseína o niacina.

3. Suplementos que retardan la coagulación sanguínea como el ajo o el jengibre.

4. Fármacos contra la diabetes.

5. Fármacos antihipertensivos.

6. Fármacos anticoagulantes o antiplaquetarios.