Una Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid

El SEPE manda un aviso a miles de españoles que cobran una conocida ayuda cada mes

Los beneficiarios deben tener en cuenta un trámite que habrá que realizar de forma obligada

Los jóvenes no van a ser los únicos que van a poder disfrutar de los bonos y pagas que el Gobierno ha anunciado y no tardarán en estar vigentes. Las personas mayores de 52 años, pueden solicitar y recibir las ayudas económicas que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) pone a disposición para aquellos que cumplan los requisitos. Se trata de una de la serie de ayudas que este organismo ofrece a las personas que ya hayan agotado su prestación o subsidio por desempleo.

El subsidio más largo que ofrece el Gobierno

Sin embargo, la duración de esta prestación es mucho mayor que la del resto de subsidios existentes. Los beneficiarios recibirán una paga mensual hasta la jubilación, cuando ya podrán recibir la pensión que les corresponda. Para poder beneficiarse de este subsidio, el SEPE pide reunir unos ciertos requisitos.

Estos se podrán acreditar a través de la declaración de rentas, junto con la documentación que las justifique. El mismo organismo recuerda la importancia de presentar dicha declaración todos los años, pues, de lo contrario, el abono quedaría paralizado al igual que su correspondiente cotización.

El exterior de una oficina de empleo en la Comunidad de Madrid.
Se trata del subsidio de más duración que se puede pedir en España | Europa Press

Trámite obligatorio para los beneficiarios del subsidio

Para optar a la solicitud de la ayuda, el beneficiario debe justificar estar en carencia de recursos económicos propios. Es uno de los requisitos a cumplir que se podrá corroborar mediante la presentación de la Declaración Anual de Rentas (DAR).

Es por ello que el solicitante no puede haber recibido ingresos superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en ningún mes. Este salario mínimo puede sufrir variaciones, pero actualmente  está fijado en los 1.000 euros brutos mensuales a repartir en 14 pagas.

Desde su cuenta de Twitter, el SEPE lanza avisos periódicos para justificar los requisitos. El trámite se debe realizar cada 12 meses desde la fecha de inicio del derecho al subsidio, o desde que se reanudó por última vez; según informa El Correo. Pasado el año desde el nacimiento del subsidio, se dispone de un plazo de 15 días para presentar la declaración.

Plano de una calculadora sobre un informe
Los beneficiarios no pueden cobrar el Salario Mínimo Interprofesional | Getty Images

¿Cómo pedir la ayuda?

La Declaración Anual de Rentas que se requiere para poder solicitar la ayuda se puede tramitar a través de la sede electrónica del SEPE. Para acceder por esta vía es necesario disponer del certificado digital, DNI electrónico o usuario y contraseña Cl@ve.

En el caso de los que no dispongan de claves de acceso a internet, o sus rentas hayan superado en algún mes el umbral del 75% del SMI, la cosa cambia. Estos tendrán que solicitar la ayuda presencialmente desde sus oficinas de prestaciones.

Además de los 15 días de plazo de los que se dispone para presentar la declaración, el organismo público manda otro aviso. Y es que el retraso de este trámite supone la reanudación del cobro del subsidio, «pero con efectos desde la fecha en la que se entregue».

¿En cuánto dinero se traduce el subsidio?

Esta ayuda por desempleo para mayores de 52 años supone una paga mensual, con una cuantía igual al 80% del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM). Este ha sido fijado este mismo año en 579,02 euros mensuales, por lo que, haciendo los cálculos, supone un subsidio de 463,21 euros.

Dinero en un cajero automático.
La cuantía de la paga estará determinada por ciertos parámetros | GTRES

El dinero se cobrará por mensualidades de 30 días, entre los días 10 y 15 del mes siguiente que corresponda al devengo. Como norma general, el subsidio se abonará directamente en la cuenta bancaria de la que sea titular el beneficiario.

Este subsidio dirigido a los mayores de 52 años se ha convertido en uno de los más importantes subsidios por desempleo en España. Gestionado por el Servicio Público de Empleo Estatal, esta ayuda llega cada mes a más de 701.000 personas en nuestro país; datos recogidos por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.