Primer plano de una pizza

Alerta alimentaria: Sanidad retira miles de pizzas por un sorprendente hallazgo

Las autoridades han procedido a retirar estas pizzas por suponer un grave riesgo para la salud

Los platos precocinados son una de las mejores opciones cuando necesitamos hacer algo rápido. En esta categoría, las pizzas son unos de los que más destacan, ya que son fáciles de encontrar en cualquier supermercado.

Sin embargo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha lanzado una alerta sobre un tipo de pizzas específico que se pueden encontrar en algunos supermercados de nuestro país.

Esta nueva alerta ha sido trasladada por las autoridades sanitarias de la Comunidad Valenciana, con el fin de que el producto se retire lo antes posible debido a un hallazgo que ha hecho saltar las alarmas.

Las pizzas que Sanidad ha retirado del supermercado

El producto sobre el que se ha lanzado la alerta es la pizza de atún, en concreto, la de la marca Consum. Al parecer, los controles de la propia empresa han encontrado que algunas pizzas contenían histamina. Esta sustancia no aparece en el etiquetado de dicho producto y, además, puede resultar peligrosa para la salud.

Por este motivo, las autoridades competentes han optado por retirar los lotes afectados, es decir: NE16, NE25, NE09, NF27, NF23, NG08, NB17, NB24, NC03 y NH05. Con tal de preservar la propia seguridad, las autoridades recomiendan que los consumidores consulten si su pizza forma parte del lote afectado. En el caso de hacerlo, es recomendable prescindir de su consumo.

Según los especialistas, ingerir grandes cantidades de histamina puede desembocar en un sinfín de incómodos síntomas. Entre ellos, podemos encontrar: dolor abdominal, vómitos, diarrea, dolor de cabeza... Esto se debe a que, aunque la histamina la produzca nuestro organismo de forma natural, un exceso de su presencia puede ser perjudicial para el cuerpo.

En el caso de ingerir alimentos con gran presencia de histamina, puede provocar que el organismo presente los síntomas anteriores al no disponer de enzimas para metabolizar la sustancia.

Montaje alerta sanitaria histamina pizza consum
La pizza de atún congelada de Consum es el producto afectado | España Diario TIPS

Consum ya ha retirado su pizza de atún congelada

Tras el lanzamiento de la alerta, la AESAN ha corroborado que Consum ya ha puesto en marcha la retirada del producto afectado. Asimismo, desde la web oficial de la empresa han querido emitir un comunicado a los consumidores.

En él, podemos leer lo siguiente: “Desde Consum estamos trabajando con el fabricante del producto MANTUA SURGELATI (Italia) en la investigación, pero aplicando el principio de precaución y priorizando siempre la seguridad alimentaria y salud de los consumidores”.

Además, aseguran que: “Hemos retirado el producto de manera preventiva de nuestras tiendas. Si usted dispone de unidades de estos lotes en su domicilio, absténgase de consumirlas y proceda a devolverlas en cualquier establecimiento Consum”. Por otra parte, indican que: “Le será reembolsado su importe. El resto de lotes comercializados de esta referencia son correctos”.

De igual modo, han aclarado que los usuarios disponen de la posibilidad de contactar con Atención al Cliente para pedir más información sobre la alerta. Para ello, tan solo tendrán que telefonear al siguiente número: 900 500 126.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Con el objetivo de que no cunda el pánico, la AESAN, por su parte, ha informado de que no hay ningún caso en España asociado a la alerta, esto se ha conseguido gracias a la rápida actuación de todas las autoridades.

Dónde se ha distribuido el producto afectado

De acuerdo con la información actual, la pizza de atún afectada se ha distribuido en distintas comunidades autónomas. Entre ellas: Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña y Aragón. A todas estas, se les ha facilitado la información pertinente con el objetivo de que retiren de la venta el producto congelado.

La publicación de la alerta ha sido posible gracias al Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI). La base de su actuación es el intercambio rápido de información entre todas las autoridades, así como entre las empresas de alimentación y el consumidor final. De esta forma, se consigue lanzar la alerta y obtener una retirada casi de inmediato.