Una farmacéutica cogiendo una caja de medicamentos de una estantería

Sanidad retira de todas las farmacias de España un famoso medicamento para el corazón

Las autoridades sanitarias han emitido una alerta, tras unos resultados inesperados durante unos estudios

Nueva alerta sanitaria en España, esta vez de la mano de un medicamento para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Las autoridades sanitarias han comunicado la retirada de un conocido fármaco, tras unos resultados inesperados durante unas pruebas. Además, Sanidad ha instado a la población a que compruebe, en caso de tener el medicamento en casa, si forma parte del lote retirado.

En el caso de que así sea, y que el medicamento sí forme parte, el mensaje de las autoridades es bien claro. Se debe detener de inmediato su consumo y ponerse en contacto con su farmacéutico. De igual manera, Sanidad ha encargado a las comunidades autónomas que controlen la retirada del lote afectado de los puntos de venta.

Retiran de las farmacias un conocido medicamento para el corazón

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha comunicado que el medicamento en cuestión es la Hidroquinidina Serecor 30 mg. Este fármaco está prescrito para aquellas personas con problemas del corazón y otras enfermedades cardiovasculares. En este sentido, el lote afectado debe ser retirado y devuelto a sus laboratorios "por los cauces habituales".

Aunque es poca la información que ha trascendido sobre la retirada, la AEMPS ha señalado que esta decisión se sustenta en un resultado «fuera de especificaciones en contenido detectado a raíz de los estudios de estabilidad». Dicho defecto se ha catalogado de clase 2, situándose así entre la clase 1 (mayor riesgo asociado) y la clase 3 (menor riesgo asociado).

Benzodiacepinas saliendo del bote
El defecto se catalogaría en un riesgo intermedio | Getty Images

¿Qué lote se ha visto afectado por la retirada?

Como hemos señalado anteriormente, esta alerta solo engloba a un lote en particular de Hidroquinidina Serecor 30 mg. En concreto, al lote J0143, reconocible en su envase de 60 cápsulas duras de liberación prolongada. 

También su fecha de caducidad es consultable en el etiquetado y es el 31/05/2023. Por lo tanto, los usuarios deben revisar si su medicación cumple con los detalles descritos. Aquellos que se mediquen con este fármaco lo pueden seguir haciendo con total normalidad, siempre y cuando su lote no sea el afectado.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

¿Para qué se toma Hidroquinidina Serecor 30 mg?

Este medicamento, fabricado por Delpharm Dijon en Francia y comercializado por Sanofi Aventis, es conocido por ser usado para prevenir enfermedades cardiacas. Se caracteriza por contener la sustancia activa hidroquinidina hidrocloruro, convirtiéndose así en un integrante de los medicamentos conocidos como antiarrítmicos de clase I.

Este tipo de medicamentos son bloqueantes sódicos cuya función es la de retardar la conducción eléctrica del corazón. Algunos de los más conocidos son la Ajmalina, la Disopiramida o la Procainamida.

El uso del Hidroquinidina Serecor 30 mg está enfocado en tratar y prevenir trastornos relacionados con el ritmo cardiaco o los posibles síntomas de un choque eléctrico en pacientes con desfibrilador automático implantable (DAI).

Debida a la alta probabilidad de sufrir reacciones alérgicas graves, este medicamento debe ser probado por los pacientes antes de empezar el tratamiento. Por consiguiente, se les administra una cápsula de prueba, y en el caso de que no presentar síntomas, se les receta con total normalidad.

Pasillo de una farmacia con las estanterías llenas de medicamentos
El fármaco retirado se puede devolver al punto de venta | Getty Images

Aunque las tomas dependan de la opinión médica, lo más habitual es la administración de dos cápsulas diarias: una por la mañana y otra por la noche, siempre con un intervalo de 12 horas.

Otro fármaco retirado: podría aumentar el riesgo de muerte

Esta alerta no es la única reciente por parte de la AEMPS, pues hace tan solo unas semanas, se lanzó alerta sobre otro medicamento conocido, el Rucaparib. A diferencia del anterior, el Rucaparib no sirve para tratar problemas cardiovasculares, sino para tratar a pacientes de cáncer de ovario, trompas de Falopio o peritoneo.

El cese de este medicamento se debe a que un estudio ha demostrado que es perjudicial para algunas personas. Al parecer, las pacientes que no pueden tratarse con quimioterapia, presentan resultados muy bajos de supervivencia global (SG) cuando son tratados con este fármaco.

Como las autoridades no han podido demostrar que es más beneficioso que perjudicial, los pacientes anteriores no podrán acceder a dicho tratamiento. Sin embargo, las otras pacientes todavía sí optan a que sean tratadas con Rucaparib.