Una mujer recoge dinero y mondas de euro a través de una ventanilla

Los pensionistas que cobrarán de 5.000 a 12.000 euros de más en 2023

El Gobierno ofrece varios incentivos para retrasar la edad de jubilación

El sistema de pensiones en España está en crisis, y el Gobierno está llevando a cabo una ambiciosa reforma para hacerlo sostenible. La intención es garantizar que los trabajadores permanezcan el máximo posible dentro del mercado laboral. Por esto se ‘castiga’ la jubilación anticipada y se ‘premia’ el retraso de la jubilación.

Una de las claves de la reforma de las pensiones en España es el retraso de la edad de jubilación. Un retraso progresivo que se está efectuando año a año, con el objetivo de establecer la edad de jubilación a los 67 años en 2027. Una cosa parece clara, y es que cada vez nos jubilaremos más tarde.

Las condiciones de la jubilación también se endurecen. Así que cada vez es más importante trazar una buena estrategia para llegar a la jubilación con las mejores condiciones posibles para una buena pensión. Hay un mecanismo para asegurarte un extra de hasta 12.000 euros al año en tu pensión de jubilación.

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas sobre PENSIONES y AYUDAS en WhatsApp 

Solo hay un requisito

Lógicamente, el objetivo de muchos trabajadores es poder jubilarse cuanto antes con las mejores condiciones. Esto, sin embargo, resulta cada vez más una quimera. De hecho, la forma de conseguir un suculento extra anual en tu pensión es la jubilación demorada, es decir, retrasar tu salida del mercado laboral.

Mano apilando monedas en pequeñas torres
Cada vez es más importante calcular bien tus cotizaciones | Getty Images

La nueva reforma laboral del Gobierno premia la jubilación demorada con un extra en la pensión por año de más trabajado. Al retrasar tu edad de jubilación estás aumentando la cotización, lo cual te garantiza una mejor pensión. Pero es que además recibes una bonificación anual fija.

La única condición es haber generado el derecho a una pensión contributiva de jubilación. Trabajar más allá de la edad legal de jubilación te permite aumentar la cuantía de tu futura pensión. Pero no sirve para generar el derecho a la pensión si no has cotizado lo suficiente al llegar a la edad de jubilación.

Entre 5.000 y 12.000 euros más

La jubilación demorada se incluye en la primera fase de la reforma de las pensiones y tiene un objetivo principal. Este es igualar la edad legal de jubilación con la edad efectiva. Es decir, la edad que establece la ley para jubilarse (actualmente 66 años y 4 meses), y la edad a la que en realidad se jubilan los españoles.

Para hacerlo, el Gobierno quiere reducir las jubilaciones anticipadas con mecanismos de penalización. E incentivar el retraso de la salida del mercado laboral para garantizar que haya el máximo de trabajadores cotizando. Esto significa que los que decidan jubilarse antes tendrán una pensión más pequeña.

Y al revés, los españoles que decidan jubilarse voluntariamente más tarde tendrán una recompensa. La nueva Ley 21/2021 establece una serie de mejoras de la jubilación demorada. Basándonos en estas mejoras, los que decidan jubilarse más tarde podrán cobrar entre 5.000 y 12.000 euros anuales más.

Cómo funciona el nuevo mecanismo

La primera opción es una mejora de las cotizaciones por año trabajado, lo cual significa una mejor cuantía en tu pensión. A la hora de jubilarte, la Seguridad Social calcula los años trabajados y la base de cotización. Pues bien, con la nueva ley tiene un 4% extra de base reguladora por cada año trabajado de más.

Pensionista
Retrasar tu salida del mercado laboral tiene premio | Getty Images

La segunda opción es una bonificación, es decir, un premio en efectivo por cada año trabajado de más. Se trata de un pago único que dependerá de la cuantía de la pensión. Este bono es un 10% mayor para más de 44 años y seis meses cotizados, y va de los 5.000 a los 12.000 euros anuales.

Las dos opciones son excluyentes, así que tendrás que decidir si prefieres aumentar la base reguladora o recibir el extra de 5.000-12.000 euros al año. También puedes combinar las dos opciones, pero reduciendo la base reguladora o el pago único. Una vez hayas tomado la decisión no podrás cambiarla.

Una vez que el trabajador se decide a prolongar la jubilación, sigue trabajando hasta el momento que desee retirarse. Entonces la Seguridad Social calcula la cuantía de su pensión basándonos en las nuevas cotizaciones. Y si así lo decide el trabajador, se ejecuta el pago extra de hasta 12.000 euros al año.