Una mujer con la cabeza apoyada en una mesa con un portátil y cafés delante

Descubren por qué estamos cansados si dormimos bien: el desconocido problema

El cansancio va más allá de la simple fatiga y tiene múltiples causas

Sucede a menudo. Aunque hayas tenido las horas de sueño recomendadas, te levantas cansado y con poco ánimo. Los últimos estudios apuntan a que el 61% de las personas están más cansadas ahora que antes de la pandemia. 

Son varios los factores que pueden influir en esto. Además del sueño, también lo hacen el sedentarismo, la falta de actividad física y la preocupación excesiva por el trabajo o la familia. Ahora, los científicos han logrado dar con otro motivo, que podría explicar el cansancio crónico que sufren algunas personas...

¿Qué es el cansancio?

La sensación de fatiga excesiva o falta de energía se conoce como cansancio. Al contrario de lo que puedas pensar, esta también aparece incluso durmiendo las horas recomendadas. Las consecuencias por las que aparece pueden tener varios motivos, tanto físicos como mentales.

De esto se concluye que dormir no es un sinónimo de descansar. Además, de acuerdo con los expertos, se ha terminado normalizando esta situación. Tendemos a pensar que el cansancio es algo natural. Sin embargo, no es así.

Una mujer con la mano tocándose los ojos y la otra sosteniendo unas gafas
El cansancio es esa molesta sensación de fatiga | Getty Images

Podemos estar cansados, aunque durmamos bien

Son muchas las situaciones que pueden conllevar fatiga, agotamiento o saturación. El cerebro humano interpreta el cansancio como una falta de homeostasis, es decir, un desequilibrio. Sucede de forma similar como cuando sentimos hambre o sed.

La fatiga, según se piensa, es capaz de disminuir la actividad de los centros de control del cerebro. Estos se ubican en los ganglios del interior del mismo. Esto sucede, sobre todo, en el síndrome de fatiga crónica, cada vez más extendido en la sociedad.

La importancia de identificar el cansancio

A ello hay que unirle la necesidad de identificar el cansancio para poder actuar a tiempo. Como hemos mencionado, sentirnos cansados, aunque durmamos bien, no es lo normal. Sin embargo, la mayoría de las personas no escuchan a su cuerpo y terminan dejando este aspecto tan importante en segundo plano.

Es común dejar el descanso para otro momento. No obstante, el organismo tiene sus propias necesidades y también su propio funcionamiento. Cuando no se descansa lo suficiente se puede llegar a sufrir un bloqueo mental.

Mujer durmiendo en la cama

Además, hay momentos en los que, cuanto más cansados estamos, menos somos capaces de dormir. Esto se debe a que nuestro cuerpo se encuentra en un estado de aceleración psíquica o de hiperaleta.

¿Qué tipos de cansancio existen?

Al ser varios los motivos por los que puedes sentirte cansado, es importante saber identificar el tipo de cansancio para ponerle remedio.

1. Tensión sensorial

Aparece por la alta exposición a estímulos sensoriales como las nuevas tecnologías. También influyen la contaminación, atmosférica, acústica o electromagnética, entre otras.

2. Tensión física

El estrés puede influir de forma directa en el organismo a través de tensión en los músculos. También presentando problemas como la ansiedad o la depresión.

3. Tensión social

Esta puede darse tanto por exceso de socialización como por falta de la misma. Es decir, por vivir en soledad.

Una mujer durmiendo con antifaz y camiseta de color negro
Tensiones de todo tipo dificultan nuestro sueño | Getty Images

4. Tensión emocional

Este cansancio se asocia a la incapacidad de gestionar las emociones. Está relacionado con la agresividad, la incertidumbre y el miedo, entre otros.

5. Tensión creativa

Al ser la creatividad una parte clave para la satisfacción vital, cuando no se tiene puede causar problemas. Estos se relacionan con el cansancio y la falta de energía o motivación.

6. Tensión existencial

Esta tiene relación con el propósito de vida individual. Cuando no se tiene, la psique puede volverse débil. Tiene más posibilidades de caer enferma.

7. Tensión mental

También es importante la tensión mental. Al pensar demasiado nos sentimos más insatisfechos. Esto hace que la paz interior y la calma disminuyan. Si quieres conocer qué tipo de cansancio es el que te afecta a ti, existe un truco.

Escribe en un diario y refleja aquellos momentos en los que te has sentido más tenso. Cuando pase un tiempo, conocerás qué aspectos de tu vida debes cambiar para que el agotamiento no se presente incluso habiendo dormido lo suficiente.