Mujer científica mirando por un microscopio en un laboratorio

La popular bebida de España que dispara el riesgo de cáncer de hígado un 78%

Se trata de un factor de riesgo que es totalmente modificable

La incidencia del cáncer hepático ha ido aumentando durante estos últimos años. Según los datos ofrecidos por Globocan, en 2018 se llegaron a diagnosticar 841.080 casos en el mundo. De todos ellos, 781.631 personas acabaron falleciendo.

Los últimos datos obtenidos a través del Observatorio del Cáncer de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) muestran que se han llegado a detectar hasta 6.630 nuevos casos de cáncer de hígado en nuestro país, un dato verdaderamente preocupante. Por ello, cada vez son más las investigaciones centradas en el estudio de esta enfermedad.

Nuevas líneas de investigación

La Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Nutrición ha presentado un estudio que podría dar lugar a una nueva línea de investigación. Así pues, el origen de este tipo de cánceres podría tener nuevas explicaciones.

Longgang Zhao y sus compañeros de la Universidad de Carolina del Sur llevaron a cabo dicha investigación, y los resultados que obtuvieron parecen ser bastante preocupantes.

Para este estudio contaron con la participación de 90.504 mujeres posmenopáusicas. Estas mismas mujeres ya habían participado anteriormente también en otro estudio longitudinal en la década de 1990, organizado por la Iniciativa de Salud en la Mujer.

La bebida que podría ser determinante

Desde hace muchísimo tiempo las campañas de prevención y promoción de la salud ya auguraban que consumir ciertos productos podría ser perjudicial para nuestro organismo.

En este caso, el consumo de bebidas azucaradas como los refrescos o los zumos de fruta siempre han estado en el punto de mira de muchísimos nutricionistas y profesionales de la salud.

Parte superior de varias latas de refrescos en un supermercado
Los refrescos y los zumos azucarados podrían ser perjudiciales para el hígado | Getty Images

Es por esa razón que Zhao y sus colegas querían corroborar la existencia entre su consumo y el desarrollo de cáncer de hígado. Ambos factores están estrechamente vinculados con enfermedades como la obesidad o la diabetes.

Para llegar hasta esa conclusión, todas las participantes completaron un cuestionario en el primer estudio realizado en los años 90. Lo que pretendían evaluar los investigadores era la frecuencia de consumo de bebidas azucaradas. Durante todo este seguimiento, el cual duró 18 años, se llegaron a confirmar diagnósticos de cáncer de hígado.

¿Qué dicen los resultados?

Los datos del estudio revelaron que al menos un 7% de las participantes consumían, como mínimo, 330 ml de bebidas azucaras al día. De todas ellas, 205 acabaron desarrollando cáncer de hígado durante el transcurso de su seguimiento.

Aunque se trata de un estudio observacional y no de un ensayo clínico, todo apunta que consumir este tipo de bebidas dispararía hasta en un 73% el riesgo de padecer cáncer de hígado, así como otras patologías como la obesidad o la diabetes.

Hombre bebiendo un refresco
El consumo continuo de estas bebidas podría aumentar un 73% el riesgo de padecer cáncer de hígado | Getty Images

De cualquier forma, para determinar con más precisión estos hechos, se deberían seguir realizando más investigaciones en las cuales participasen mujeres más jóvenes, así como personas de otras razas o países.

El cáncer de hígado

El cáncer de hígado se desarrolla a consecuencia de unas células tumorales, que crecen e invaden otros órganos y tejidos sanos. Esta división descontrolada y anormal es lo que provoca lo que mayoritariamente conocemos como 'metástasis'.

Su origen puede iniciarse a través del propio órgano afectado o bien darse a través de otros tumores que provienen de otras zonas y que terminan asentándose en el hígado. En el primero caso se le conocería como un tumor primario, y en el segundo sería secundario.

Sea como sea, al menos un 40% de los cánceres de hígado no tienen un origen conocido. Este hecho ha llevado a cuestionarse a diversos investigadores sobre el motivo de su aparición.