Agente de policía de pie frente a vehículo con las luces encendidas

La Policía alerta del nuevo timo con las multas de tráfico: 'Si te dejan esto...'

Se hacen pasar por los agentes para cobrarte una falsa infracción

Cada vez que nos dejan un papel en el parabrisas de nuestro vehículo nos echamos a temblar. Todo hará indicar, en la mayoría de los casos, que se trata de una multa por mal estacionamiento o por cometer otro tipo de infracción. Pero la Policía Nacional ya ha advertido que no siempre es así.

Los agentes advierten a los conductores de un intento de estafa en Madrid. De momento ya han contabilizado unas 80 multas de tráfico falsas. Para ello realizan fotocopias de dicho tipo de sanciones y los colocan en las lunas delanteras de los coches en el distrito madrileño de Carabanchel.

Desde el Ayuntamiento aseguran que se trata de una estafa y recomiendan a los ciudadanos que permanezcan en "alerta" ante este tipo de fraudes.

Multa de tráfico
Suelen dejar una fotocopia de la multa falsa en el parabrisas del coche | Getty Images

Copias de multas que parecen muy reales

Explican que estos papeles que insertan en los parabrisas guardan una gran similitud con las multas reales que ponen los agentes. En ellas aparecen tanto el código de la infracción, el logo de la Comunidad, el hecho que se denuncia y el importe de la sanción. Por lo tanto, puede dar lugar a equivocación entre los conductores, ya que es totalmente idéntica a las multas reales.

Sin embargo, sí que debe repararse en un pequeño detalle que puede pasar inadvertido para la mayoría. En los boletines de denuncia de los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado o la Policía Local no aparecen los códigos QR. Pero sí que se pueden apreciar en dichas multas falsas.

Resulta cuanto menos extraño el propósito que se persigue con todo esto. Sobre todo porque tras escanear el código nos conducirá a la web del consistorio madrileño. En concreto al espacio que tienen habilitado para el abono de las sanciones.

Aclaran desde el Ayuntamiento que los perceptores de dicho papel no podrán efectuar ningún tipo de pago por esa vía. Es posible que no puedan hacerlo porque en realidad no tienen registrada la infracción.

El caso ya se está investigando

Este caso ya está siendo analizado por los agentes de la Policía Municipal. Tienen previsto abrir diligencias sobre un posible delito de falsedad documental y estafa. De apreciar un delito de falsedad documental sería preciso demostrar la modificación de los elementos del papel falsificado.

Aclaran, además, que este tipo de delitos se encuentra tipificado en el Código Penal entre los artículos 390 y 399. En el caso de que encuentren a los responsables de estas sanciones se expondrían a importantes castigos. Indican que las penas van desde los dos meses de multa hasta los seis años de prisión, en función del documento que se haya alterado.

Un guardia civil de Tráfico pide documentación a un conductor
Sigue siempre las indicaciones de los agentes | EuropaPress

Cambios en la notificación de las multas

Es cierto que determinadas infracciones se siguen sancionando con la inserción de la multa en la luna delantera del coche. Pero la mayoría de las veces, nos suelen hacer llegar dicho documento a través de una carta certificada a nuestro domicilio. Casi siempre suelen ser por un exceso de velocidad, adelantamientos en línea continua u otro tipo de infracciones.

Pero la intención es que con el tiempo se cambie la manera de notificar las sanciones. Hace unas semanas, en la Dirección General de Tráfico (DGT) ya anunciaban sus planes en este sentido. Desde el 1 de noviembre ya no emiten sanciones en papel a las personas jurídicas, es decir, a las empresas.

Esto obliga a las compañías a registrarse de forma obligatoria en la Dirección Electrónica Vial (DEV). En el caso de que no cumplan con su obligación, se les daría de alta de oficio y la notificación de las sanciones les llegaría por esa vía. Es importante estar registrado para poder recibir multas, pero también otro tipo de notificaciones del Estado.