Una mujer con la mano tocándose los ojos y la otra sosteniendo unas gafas

Señalan las 8 plantas que calman la ansiedad y alivian el estrés casi al momento

El uso o consumo de estas plantas te ayudará a obtener el descanso mental que tanto anhelas

Padecer ansiedad  y estrés  es mucho más común de lo que la gente cree. Muchos estudios demuestran que gran parte de la población hemos experimentado o experimentaremos, de forma ocasional, alguno de estos sentimientos. Afortunadamente, en la naturaleza  que nos rodea encontramos remedios muy efectivos para estos y otros muchos sentimientos negativos.

De hecho, cada vez más personas recurren a este tipo de remedios o, mejor dicho, a la fitoterapia. Se trata de una corriente de la medicina alternativa que promueve el uso de plantas  medicinales para tratar diferentes afecciones. A continuación, te desvelamos algunas de las plantas más eficaces para combatir la ansiedad, el estrés y más.

Las mejores plantas para combatir la ansiedad y el estrés

Las siguientes plantas ayudan a restablecer el equilibrio de nuestro estado mental y tienen efectos medicinales muy positivos:

1. Tila

La tila  es una planta que actúa como relajante  en nuestro sistema nervioso. Además, cuenta con grandes beneficios,  ya que es ideal para apaciguar los dolores  de cabeza y de estómago producidos por el estrés. Al ser uno de los remedios naturales más comunes, podemos adquirirla en un gran número de establecimientos.

Planta de tila
La infusión de tila te ayudará a tratar los nervios | Getty Images

Su empleo es muy frecuentes antes  de irse a dormir  porque permite introducirnos, poco a poco, en un estado de relajación. De esta forma, conciliamos el sueño mucho más fácilmente. Se suele consumir bebiendo una infusión, aunque si esta opción no te convence, puedes optar por consumir su miel

2. Melisa

Esta planta, también conocida como toronjil, es esencial para combatir el estrés y la ansiedad. No solo es famosa por su aroma  a limón, sino por su capacidad sedante. Paracelso, un médico del siglo XVI, ya consideraba por entonces que la melisa podía ayudar a relajar  nuestro sistema nervioso central. 

Hojas de menta melisa de color verde claro bajo la luz del sol
La melisa se usa desde la Edad Media por sus múltiples propiedades | Getty Images

Gracias a su composición  química sentirás que tu estrés desaparece rápidamente. Posee, además, propiedades diuréticas  y digestivas. Puedes consumirla o usarla de diferentes maneras como: crema  o ungüento, en infusión, aceite...

3. Lúpulo 

Seguramente te suene su nombre porque es uno de los ingredientes de la cerveza. No obstante, su popularidad no solo reside en la bebida alcohólica. Algunos estudios relacionados con los ciclos  de sueño  y vigilia  han demostrado que ayuda a conciliar el sueño más rápido  y que reduce los niveles  de ansiedad.

Primer plano de la planta de lúpulo
El lúpulo y sus efectos sedantes son esenciales para combatir la ansiedad | Getty Images

El humuleno y la lupulina que podemos encontrar en esta planta son los encargados de sumir a nuestro cuerpo en un estado de relajación. Al igual que las plantas anteriores, también posee otros beneficios  para nuestra salud como la reducción de la caída  del pelo  y la caspa.

4. Lavanda 

Al tener propiedades somníferas  y relajantes, esta planta es esencial para luchar contra el estrés y la ansiedad. Sirve de gran ayuda si buscas combatir el insomnio  y son numerosos los especialistas que recomiendan su uso.

Plantas de lavanda vistas de cerca
El olor que desprende tiene un efecto ansiolítico | Getty Images

Aunque pueda ser tomada en infusión, el aceite  de lavanda está ganando terreno por su comodidad y rapidez a la hora de utilizarlo. Algunas personas optan por perfumar  sus sabanas con lavanda para dormir mejor o la usan en terapias aromáticas.

5. Valeriana

Desde la Antigüedad, el hombre ha usado la valeriana como planta medicinal, sin saber muy bien qué la hace ser tan especial. Hoy en día, por suerte, gracias al avance de la tecnología y de la medicina conocemos por qué es tan eficaz para tantas dolencias. La ingesta de valeriana disminuye la actividad cerebral y calma a nuestro  sistema nervioso central gracias a sus componentes  químicos, que actúan como ansiolíticos.

Centenares de flores de valeriana con la planta detrás
La valeriana es un conocido remedio para el sueño | Getty Images

Se puede consumir en infusiones, pero también existe la posibilidad de comprar su aceite  o extracto. Si te preocupa tu presión  arterial o los cólicos  estomacales, no dudes en adquirir esta planta para ver cómo mejoras rápidamente. Ahora bien, su consumo no puede ser excesivo, porque puede causar dolores de cabeza e incluso mareos.

6. Manzanilla 

La manzanilla, también conocida como camomila, es una hierba muy común en nuestras despensas. El uso más habitual de la manzanilla está relacionado con el aparato digestivo, así que es perfecta para los síntomas gastrointestinales  que pueden provocarte la ansiedad y el estrés. Sus antioxidantes, además, promueven que nos sintamos más somnolientos.

Flores de manzanilla vistas de cerca
La manzanilla tiene un sabor delicioso | Getty Images

Su sabor dulce  conquista el paladar de un gran número de personas, pero también puedes encontrarla en diferentes formatos como en crema. Si prefieres ingerirla mediante una infusión, debes saber que algunos especialistas  recomiendan no consumir más de 3  tazas diarias.

7. Pasiflora

Quizás el nombre pasiflora no te resulte familiar, pero el de flor de la pasión, sí. Al contener alcaloides  y flavonoides, compuestos químicos que ayudan a regular el sueño, sentirás que tu insomnio causado por el estrés  y la ansiedad  se regula. Es la planta perfecta para aplacar a nuestro nerviosismo y para favorecer el sueño.

Una flor de pasiflora de color morado, blanco y azul con varias hojas alrededor
La pasiflora es una planta muy conocida por su efecto sedante | Getty Images

Puedes tomarla en , extracto  o comprimidos. Escojas la opción que escojas, no puedes consumir más de 3  tazas diarias, 45  gotas de extracto o 2  comprimidos. Obviamente, todo dependerá del estado  de salud en el que te encuentres y qué te recomienda tu especialista.

8. Té de Ashwagandha

Este té es posible gracias a las hojas del Ashwagandha, un tipo de arbusto muy común en Asia y África. Su consumo puede mejorar tu patrón  de sueño y ayuda a reducir el estrés,  ya que reduce la producción de cortisol  (conocida como hormona del estrés).

Té de Ashwagandha
La Ashwagandha se cultiva en África y Asia | Getty Images

Además, se le considera un adaptogéno, una sustancia que, según la fitoterapia, mejoran nuestra resistencia física y mental ante el estrés y los cambios imprevistos.  

Recuerda que...

Antes de añadir cualquier planta a tu dieta o a tu rutina, es necesario comprobar cómo  afecta a nuestro cuerpo. Para ello, la mejor opción es recurrir a un especialista  que pueda guiarte teniendo en cuenta tu caso concreto.