Un hombre con polo azul cogiéndose la grasa de la barriga

Si quieres perder grasa abdominal, estas son las peores bebidas que puedes tomar

Un estudio ha determinado los efectos que provocan cada una de ellas

Beber ya no es solo un hábito, es una costumbre social muy arraigada en nuestro país. Cuando nos juntamos con familiares y amigos resulta casi inevitable no hacerlo con una copa en la mano, ¿verdad?

Sin embargo, parece que beber y mantener a raya nuestra figura resulta algo incompatible. Un estudio reciente ha concluido cuáles son las peores (y mejores) bebidas para perder grasa abdominal. ¡Atento!

¿El alcohol y la grasa abdominal guardan relación? Esto es lo que dice un estudio

Como cualquier cosa en esta vida, el exceso de determinadas bebidas puede acarrear grandes problemas para nuestro organismo. Y si algo está claro es que el alcohol no es el mejor aliado para nuestra salud.

Si bien es cierto que el consumo moderado u ocasional no atañe las mismas consecuencias, las bebidas alcohólicas (de forma general) se asocian a altos niveles de grasa visceral.

Tomando alcohol
El alcohol tiene muchos efectos negativos para la salud | Getty Images

Dicho de otra forma, la grasa visceral es la típica grasa que muchas veces determina el tamaño de nuestro abdomen. Aunque las cuestiones estéticas van aparte, un exceso de esta podría poner en riesgo nuestra salud.

Cabe mencionar que existen personas que, ante elevados niveles de grasa visceral,  tienen más posibilidades de padecer determinadas enfermedades. Las más habituales son diabetes, colesterol o hipertensión, y esto ocurre porque la grasa acaba situándose cerca de algunos órganos vitales.

✅ VER EL NUEVO EFECTO QUE TIENE EL ALCOHOL: PELIGROSO PARA LA SALUD ➡️

No obstante, también debemos tener presente que no todos los tipos de bebidas alcohólicas presentan el mismo efecto en nuestro organismo. De hecho, un estudio publicado en la revista Obesity Science and Practice así lo ha constatado.

No todas las bebidas alcohólicas son iguales

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Iowa, en Estados Unidos, realizó un estudio para analizar diferentes tipos de bebidas alcohólicas. El objetivo era determinar, de forma individual, que efecto producían cada una de ellas en nuestro cuerpo.

El equipo, coordinado por la doctora Brittany Larsen, consiguió obtener resultados verdaderamente interesantes. La hipótesis principal confirmó que no todas las bebidas alcohólicas afectaban de igual forma a la salud.

Un grupo de chicos bebiendo cerveza en un bar
El consumo de cervezas y licores mostró tener un efecto negativo sobre la grasa visceral | Getty Images

Para llegar a esta conclusión, el estudio contó con la participación de 1.869 personas del Reino Unido, todas de raza blanca y con edades que oscilaban entre los 40 y 80 años. De todas ellas, algo más de la mitad eran hombres.

Durante la investigación los participantes revelaron información a cerca de su estilo de vida, y evidentemente, del consumo que realizaban de bebidas alcohólicas. A partir de esta información y de otras variables, se procedió a extraer sangre a cada uno de ellos.

Los investigadores pudieron analizar la composición que presentaban todos los cuerpos, y también pudieron establecer la relación que guardaban con el consumo de alcohol.

Así pues, el consumo de cerveza y licores guardaba una estrecha relación con los niveles elevados de grasa visceral, pues está más asociado a la acumulación dañina de grasa.

Por otra parte, se comprobó que otras bebidas como el vino tinto no conducían a la misma acumulación. Otros tipos de vino, incluso, ofrecían resultados beneficiosos. Concretamente, el vino blanco estaba asociado a una mayor densidad de huesos.

Dos copas transparentes de vino blanco
El vino blanco no presentaba asociaciones negativas respecto a la salud de las personas | Getty Images

En cualquier caso, consumir bebidas alcohólicas implica una cierta responsabilidad con nuestra salud. Si una persona nunca ha consumido este tipo de bebidas, no existe razón para que ahora comience.

Sin embargo, aquellas que suelen beber de forma más habitual deben tener presente que, lo más indicado, es realizar un consumo moderado y responsable. Pero, ¿qué entendemos por un consumo moderado?

Pues bien, a grandes rasgos se trataría de consumir en ocasiones especiales como cenas o comidas con amigos, salidas, fiestas, etc. Lo ideal es no consumir más de una bebida al día, si eres mujer, o dos bebidas, si eres hombre.