Una anciana contando monedas.

Estas son las pensiones a las que la Seguridad Social no ingresará la extra de Navidad

Descubre los motivos por los que no ingresarán dicha paga

Algunos pensionistas no recibirán este año la paga extra de Navidad. Sin lugar a dudas supone todo un mazazo para ellos, que recibirían con agrado ese ingreso extra. Pero tendrán que conformarse con la mensualidad de siempre.

Todos los meses, la mayoría de los beneficiarios de una pensión cobran por parte de la Seguridad Social la prestación que les corresponde. Siempre es la misma cuantía excepto en junio y noviembre, que obtienen el doble. Esto se debe a las extras de verano y Navidad.

Estos verán como se les hace llegar este ingreso en cuestión de unos pocos días. No hará falta esperar mucho para cobrar la bonificación navideña. En concreto ya podrán disponer de ese dinero a partir del 25 de noviembre, aunque esa fecha puede variar según la entidad bancaria.

El importe que suelen cobrar mensualmente se duplicará. A la ordinaria se le sumará esta extra. Por lo tanto, el que cuente con una pensión de 1400 euros, en noviembre ingresará 2800.

Será un alivio para muchas familias, sobre todo pensando en las fechas navideñas y el encarecimiento de los precios. De alguna manera les permitirá amortiguar la elevada inflación.

Una mano sujetando billetes de 50 euros con fondo gris
La Seguridad Social suele abonar 14 pagas a la mayoría de pensionistas | Getty Images

¿Por qué algunos pensionistas no cobran la extra?

La mayor parte de los pensionistas tienen derecho a cobrar esas 14 pagas, que corresponden a 12 ordinarias y a 2 extraordinarias. Pero hay un grupo de ellos que tendrán que conformarse únicamente con 12 mensualidades. Es el caso de aquellos que tienen prorrateadas las extras.

Entre ellos se encuentran los beneficiarios de pensiones de incapacidad permanente. A ellos se les une los que cuenten con pensiones derivadas de accidente de trabajo y enfermedad profesional.

Desde la Seguridad Social señalan que "las pensiones derivadas de accidentes de trabajo y enfermedad profesional se abonan en 12 mensualidades". En el caso de estos, "las pagas extraordinarias están prorrateadas dentro de las mensualidades ordinarias". Esto es debido a que fueron "tenidas en cuenta para el cálculo de la base reguladora de la pensión".

Por lo tanto, no se puede afirmar con total rotundidad que no vayan a cobrar la extra de Navidad o la del verano. En realidad le reparten dichas cantidades a lo largo de los 12 meses, aunque no puedan disfrutarlas cuando los demás.

Hay que realizar también una aclaración en cuanto a la incapacidad permanente. Cuando la pensión obtenida proceda de una enfermedad común o accidente no laboral, sí que podría cobrar las dos extraordinarias. En cambio, cuando se trate de un accidente laboral o enfermedad profesional se pagará en 12 pagas.

Un hombre sacando billetes de euro de su cartera
Los jubilados podrán cobrar el doble de lo habitual este mes de noviembre | Getty Images

Los que no cobrarán la extra de Navidad

Otros que no podrán percibir la extra en su totalidad son los nuevos pensionistas. Principalmente porque se acaban de jubilar y se les descuenta los meses en los que hayan estado trabajando. Cobrarán la parte proporcional. Por lo tanto, la bonificación íntegra de Navidad deberá esperar hasta el próximo año.

En muchas ocasiones, para beneficiarse de estas pagas extras es importante saber elegir el momento oportuno para retirarse. Si concretamos nuestra jubilación a finales de diciembre, al siguiente ejercicio nos estaremos asegurando el ingreso total de las extraordinarias. Esta opción puede resultar muy interesante para algunos colectivos, como puede ser el caso de los autónomos.

Además, hasta la fecha era habitual que los pensionistas percibieran una pequeña ayuda en enero. Se la conocía como la 'paguilla'. Servía para compensar, en cierta medida, las subidas de la inflación y para no perder poder adquisitivo, pero a partir de ahora se suprimirá.

Las pensiones mejorarán según el IPC, por lo que ya no será necesario. Aunque todavía está pendiente de confirmación, lo más probable es que el incremento ronde el 8,5% en 2023.